“Es ingenuo fingir que somos la misma banda que fuimos hace veinte años”
Entrevistas / Rise Against

“Es ingenuo fingir que somos la misma banda que fuimos hace veinte años”

Víctor Naharro — 04-06-2021
Fotógrafo — Archivo

Han pasado más de veinte años desde su fundación, pero Rise Against siguen dando lo mejor de si mismos como el primer día. Tras “Ghost Note Symphonies, Vol.1” (18), un álbum recopilatorio acústico, vuelven a sus orígenes con un punk rock rápido y agresivo. “Nowhere Generation” (Spinefarm/Music As Usual, 21) es un disco sólido, potente, que nos remite a los mejores tiempos de la banda.

Hablamos con el cantante y líder Tim McIlrath sobre este álbum. Si por alguna cosa destaca Rise Against es por mezclar a la perfección la música con un activismo sin tapujos. “Nowhere Generation” se pone en la piel de una generación joven que teme por su futuro, que no encuentra su lugar en este mundo tan corrompido por los de siempre. Con unas letras más maduras y trabajadas, el nuevo álbum transmite a la perfección estas problemáticas tan vigentes, y aboga, muy emotivamente, por la unión y el despertar colectivo.

Después de dos décadas de música, este será ya vuestro noveno álbum. ¿Qué os motiva a seguir haciendo música, a seguir creando nuevos proyectos?
La motivación cambia prácticamente de un álbum a otro. Cuando éramos jóvenes, creo que solo existía la necesidad de crear, de sacar algo de dentro. En cambio, cuando te haces mayor y tienes cierto éxito ya hay una audiencia que reacciona a tu música. Hemos creado una gran comunidad de fans en todo el mundo, es algo realmente emocionante de lo que formar parte, pero también debemos ser más prudentes. Este álbum ha sido un gran desafío y lo hemos hecho porque podemos, porque queremos crear y transmitir un mensaje determinado, porque aún tenemos mucha gente que nos guía y que nos quiere escuchar. Además, creo que no sacar este álbum hubiera sido ir en contra de nuestra naturaleza, retener algo que, sin duda, debería salir.

“La música puede ser un gran vehículo para la transformación y la conciencia social”.

El tiempo es imparable y pasa para todos. ¿Qué ha cambiado en Rise Against a lo largo de estos veinte años?
Realmente es una locura que hayan pasado ya más de veinte años, que la gente que quizás nació el año en que publicamos nuestro primer álbum nos esté escuchando o venga a nuestros conciertos. Creo que hemos adquirido mucha sabiduría en términos de composición de canciones y de interpretación, y también sobre cómo comunicar nuestro mensaje a la gente. Con el tiempo aprendes a priorizar, a no perder el tiempo ni a molestarte por cosas que no valen la pena. La clave está en superar los obstáculos, en ser humilde y hacer tu trabajo. Cuando haces eso, encuentras un lugar donde simplemente puedes crear sin pensar o preocuparte demasiado sobre lo que la gente piensa o dice de ti.

El paso del tiempo también ha traído nuevos formatos y nuevas maneras de consumir música. ¿Por qué seguís apostando por el formato álbum?
Creo que quizás nos obstinamos demasiado en ser de la vieja escuela (risas). Nosotros seguiremos haciendo álbumes de la misma manera que siempre lo hemos hecho. Creo que Rise Against se disfruta mejor en este formato. Es como que Rise Against se disfruta mejor en directo y sonando bien fuerte, en un garito ruidoso o en un festival. Todo esto se relaciona con quiénes somos como banda, simplemente nos sentimos bien haciéndolo de esta forma.

Después de un álbum acústico (“Ghost Note Symphonies, Vol.1”), volvéis al punk rock y al hardcore, con un estilo que recuerda a anteriores discos como “Appeal To Reason” o “The Sufferer And The Witness”. ¿Habéis echado la vista atrás o aún tratáis de innovar y de buscar nuevos sonidos?
Siempre intentamos crear algo nuevo en lugar de volver a pasar por territorios antiguos. El verdadero desafío es crear algo que no hayas creado antes; una vez lo hayas hecho, puedes dar un paso atrás y ver dónde encaja todo esto. Para mí es simplemente ingenuo tratar de escribir canciones como lo hacíamos antes, o fingir que somos la misma banda que fuimos hace veinte años. Es como escribir canciones para la radio… No se debería hacer eso, uno tiene que escribir y sacar lo que lleva dentro, no fingir ser algo que no es. En lugar de eso, crea lo que eres más auténticamente tú en cada momento.

Parece que estos últimos años tu voz ha mejorado considerablemente. Hay muchos comentarios en YouTube que se refieren a este tema y que te felicitan por tu progreso. ¿Has trabajado con algún entrenador vocal?
Pues la verdad es que sí, eso es algo que descubrí estos últimos años. Realmente necesito cuidar y proteger bien mi voz. Nunca me he sometido a ninguna cirugía vocal, nunca he tenidos problemas serios, pero quería asegurarme de poder hacerlo lo máximo de bien que pueda. Es genial que la gente se haya dado cuenta. La verdad es que ahora soy una persona más feliz. Es algo de lo que debes ser consciente si es lo que amas, y mi voz, al final, es lo que me conecta con lo que quiero seguir haciendo durante mucho tiempo.

Cada disco de Rise Against tiene un mensaje y una reivindicación. ¿Cuál es el mensaje de “Nowhere Generation”? ¿De dónde vinieron las ideas?
“Nowhere Generation” nació de escuchar a nuestros fans, a una generación de gente más joven que nos sigue y que nos transmite su incertidumbre sobre el futuro del mundo en general. Hemos normalizado esta idea, especialmente aquí en Estados Unidos, de que se puede trabajar a tiempo completo y seguir siendo pobre, mientras el 1% de siempre se hace más y más rico, acaparándolo todo. Queríamos expresar todas estas ansiedades y miedos sobre cómo será el mañana. Creo que hay una generación ahora que está preocupada por su futuro, siento que están nadando contra la corriente, intentan seguir adelante, pero es tan difícil… Así que nos preguntamos: ¿Por qué? ¿Por qué sienten que el mañana será más difícil que ayer?

“Nuestra música trata de alentar a la gente a que use su voz”.

¿La gente escucha suficiente a los jóvenes?
No creo que la gente escuche lo suficiente a los jóvenes. Eso es lo que intenta hacer “Nowhere Generations”, tratar de prestar más atención a los jóvenes en el mundo de hoy. Ser más que un oído comprensivo. Se están enfrentando a muchos obstáculos y debemos reconocer que esos obstáculos tal vez sean diferentes hoy de lo que fueron ayer.

En el inicio del vídeo de “The Numbers”, aparece una frase del neomarxista Frantz Fanon: “La riqueza no es fruto del trabajo, sino de un robo protegido y organizado”. ¿Habéis tenido algún problema por vuestras ideas?
No creo que hayamos tenido serios problemas por nuestras ideas, aunque sí que es cierto que de vez en cuando hacemos que la gente se enoje por decir lo que decimos, en algunos festivales sobre todo. “The Numbers” le habla a la gente, a la clase trabajadora, y la anima a luchar, a reivindicar la igualdad de condiciones. Nuestra música trata de alentar a la gente a que use su voz. En el vídeo intentamos expresar esto, que ellos tienen el poder, pero nosotros somos más y podemos revertir la situación.

Las canciones fueron escritas y grabadas antes de la pandemia. ¿Toman ahora un nuevo significado? ¿Cómo creéis que ha afectado todo esto al mundo?
Hace poco escuché a alguien usar el concepto “acelerar las tendencias existentes”. Todas las cosas que ya estábamos haciendo se han acelerado y ahora las estamos haciendo con mucha más frecuencia. La pandemia ha demostrado cuán frágil es nuestra sociedad, y cómo las cosas que menos esperamos realmente pueden detenerlo todo. Espero que salgamos de esta reconociendo que para superar los obstáculos tenemos que trabajar más como una sociedad global. Porque no podemos ir país por país, tenemos que despertar y actuar como un mundo, como un planeta unido. Eso es lo importante, y espero que la pandemia arroje luz sobre esa idea.

¿Qué papel juega la música en estas reivindicaciones?
Creo que la música en general desempeña un papel muy importante para comunicar ciertos mensajes. De hecho, la música puede ser un gran vehículo para la transformación y la conciencia social… Es una manera especial y única de contar una historia, de expresar algo profundo y de conectar sinceramente con la gente. Al final, nosotros solo somos contadores de historias.

En este sentido, vuestra música apela mucho a las emociones y toca temas muy profundos con los que es fácil identificarse. ¿Cómo os sienta saber que vuestras canciones han ayudado a seguir adelante a gente de todo el mundo?
Esa es la parte más increíble de estar en una banda y de hacer música. Si solo una persona conectara de verdad con lo que hacemos ya validaría todo lo que hacemos. Pero esto es ya alucinante, es muy gratificante saber que tu música está ayudando a alguien de alguna manera, que le está haciendo sentir menos solo. Y cuando lo comparten, también nos hacen sentir menos solos a nosotros, porque también nos sentimos comprendidos.

¿Nos podéis avanzar alguna cosa sobre la gira de “Nowhere Generations”? ¿Tenéis pensado pasar por España?
Sí, absolutamente, en cuanto podamos vendremos a España, lo pasamos muy bien en el festival Download en Madrid, en 2018, que fue la última vez que vinimos. Este verano haremos una gira por Estados Unidos y luego esperamos estar en Europa tan pronto como nos dejen entrar. Pero cuenta con ello, sin duda el verano del año próximo pasaremos por Europa. Y puede que incluso antes.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.