“La nueva normalidad obliga a cambiar planes e improvisar sobre la marcha, ahora sí que no hay futuro”
Entrevistas / Radiocrimen

“La nueva normalidad obliga a cambiar planes e improvisar sobre la marcha, ahora sí que no hay futuro”

Jesus Casañas — 25-05-2020

El grupo nació a finales de 2012 con la unión de miembros de otras bandas punk bilbaínas de primera línea como Los Carniceros del Norte, Rat-Zinger, Punk Guerrilla o Disturbio 77. Desde entonces Radiocrimen ha ido como una bala, y ya van por su quinto disco. Su título no puede ser más lapidario: “Las peores cosas imaginables están sucediendo ahora mismo”.

¿Estaba ya elegido el título de vuestro nuevo disco desde antes de la crisis sanitaria o se escogió por las circunstancias?
Luis: El título del disco estaba decidido mucho antes de que sucediera esto del virus, en verdad el disco iba a salir en diciembre del 2019. No solo ahora están sucediendo las peores cosas imaginables, esto es el pan de cada día. Si te paras a pensar en estos mismos momentos que lees esto, está habiendo: asesinatos, violaciones, etcétera, etcétera. Pero bueno, también hay gente bebiendo y follando, pero en sus casas metiditos.
Txarly: Una de las ideas era el concepto de la Darknet, vivir conscientes de que bajo la superficie están pasando cosas y muchas de ellas terribles.

Se ha lanzado en pleno estado de alarma. ¿Ha retrasado su salida?
Luis: En diciembre decidimos sacarlo en abril, ya que ando jodido con tinnitus y les pedí un descanso.
Txarly: Aun así no hemos dejado de trabajar, lanzar singles, vídeos… Afortunadamente nos rodeamos de un equipo de criaturas magníficas cargadas de paciencia.

Lo tenemos en formato digital, ¿habrá también formato físico?
Luis: Esperamos que sí, y que además sea con Fernando de Potencial Hardcore. Es un viejo amigo y nos mola mucho la idea de que lo saque él.
Txarly: Quién sabe, la nueva normalidad obliga a cambiar planes e improvisar sobre la marcha, ahora sí que no hay futuro.

“Vivimos encerrados en 1984, pronto seremos vaporizados”. ¿Se ha cumplido la letra de “Autocrítica”?
Luis: Curioso, resulta que en estos últimos días, la escoria de Abascal y Casado han tenido los santos cojones de citar frases de George Orwell. Describe perfectamente en qué clase de mundo vivimos, con las fake news, etc. Y se llama “Autocrítica” porque que pasen estas mierdas al final las permitimos todos. En mayor o menor medida todos somos culpables, aunque mola mucho eso de poner frases guays en el Facebook y parecer que todos somos Durruti o el Che.
Txarly: Ese estribillo precisamente tenía dos años y no acababa de encontrar melodía a su altura, se estaba haciendo rogar para salir en su momento justo.

“Mola mucho eso de poner frases guays en el Facebook y parecer que todos somos Durruti o el Che”

“No hay paz, solo hay monstruos en mi soledad”. Lo cierto es que muchas de las frases toman un nuevo significado ahora, ¿no creéis?
Luis: Esta habla de los abusos sexuales de los que ellos mismos se denominan “ministros de la iglesia” hacia miles de niños y niñas en todo el mundo. Este mundo apesta y está dirigido por locos psicópatas y violadores. Han convertido la tierra en el patio de juego de sus diablos.
Txarly: A la hora de enfocar el tema intenté meterme en la piel de cualquiera que haya sufrido abusos sexuales, entiendo que la angustia interior tiene que ser tan profundamente dolorosa que se podrá trasladar a otros terribles sufrimientos individuales como los que muchos estarán sufriendo en estos tiempos.

Con respecto a “Nuestras miserias”, ¿creéis que seremos capaces de cambiar los hábitos de consumo nocivos que teníamos antes de la crisis?
Luis: Lo veo jodido, muy jodido. Otra cosa es que no podamos por tema económico. No aprendemos nada.
Txarly: Pienso como Luis. Aun en confinamiento hemos seguido consumiendo sin sentido a través de Amazon y cargando carros de supermercado como si lo regalasen. Somos depredadores por naturaleza y solo esta podrá ponernos en nuestro sitio.

Le dedicáis una canción a vuestra ciudad en “Bilbao”. ¿Cómo se está viviendo allí el confinamiento?
Luis: Pues creo que igual que en todos los sitios. Nadie tiene ni puta idea de lo que va a pasar aunque son muchos los que hablan. Así que hay cierto miedo y sobre todo mucha incertidumbre.
Txarly: Vivo a las afueras, no me dejan acercarme a la ciudad, solo puedes ir si eres un/a currela. Han antepuesto picadora a salud, en cambio valoran tanto la música que a nosotros no nos dejan seguir trabajando en nuestros locales, para preservar nuestro talento.

“Aun en confinamiento hemos seguido consumiendo sin sentido”

Contáis con la colaboración de GBH en “All you do”. ¿Se ha creado un buen vínculo tras tocar con ellos el año pasado?
Luis: Ya nos conocíamos de antes, son una peña de puta madre. Le mandamos la música a Colín, y al día siguiente de un bolo en Madrid de GBH, se nos vino a Bilbo con Jesús, su manager. Grabó del tirón, sin parar en los estribillos ni hostias, nos dejó flipando. Luego fuimos a comer a San Mamés y así fue todo. Muy natural entre colegas, eso para nosotros que somos seguidores de la banda es muy chulo.
Txarly: Compartir escenarios, giras y amistad con GBH es el sueño para cualquier viejo punk, tan grandes como cercanos, superclase.

El grupo se montó en 2012 como un proyecto paralelo a las otras bandas de sus miembros (Los Carniceros del Norte, Rat-Zinger, Punk Guerrilla, Disturbio 77…) y ya va por su quinto disco. ¿Se creó Radiocrimen con intención de permanencia o ha ido sucediendo así?
Luis: Bueno, empezamos a tocar en 2013 y la banda la montamos como siempre, con la idea de tocar grabar y luego ya veremos lo que pasa. Vamos, que no teníamos pensado nada…
Txarly: Radiocrimen despegó como un cohete, y lejos de explotarnos en las manos nos agarramos con fuerza y aquí seguimos, dando vueltas por nuestra galaxia particular.

“No tocar y sobre todo pensar que tienen que pasar meses hasta hacerlo genera un síndrome de abstinencia brutal”

En circunstancias normales, ¿cómo compagináis agendas para cuadrar ensayos y conciertos con vuestros otros grupos?
Luis: Si solo fuera eso… Los trabajos, las vidas personales de cada uno… Todo es difícil, no somos un grupo de chavales que quedan después del insti para ensayar y beber unos litros en el local. Eso quedó muy lejos guste o no. Bueno, en mi caso nunca fue así, no he ido a ningún insti, pero se me entiende (risas).
Txarly: Radiocrimen es nuestra prioridad musical, es como la vida, todo es tan sencillo como establecer prioridades. Lógicamente familia y trabajos para subsistir van primero, pero a nivel bandas Radiocrimen es ahora nuestro buque insignia.

¿Cómo veis ahora mismo lo de volver a dar un concierto? ¿Para después del verano tal vez?
Luis: Ojalá, sobre eso estamos trabajando. Hace un rato en el wasap que tenemos en Radiocrimen, Txarly ha mandado una noticia, la idea de unos tipos que han hecho como una escafandra o un traje rollo para ir a la Luna, se supone que para ir de copas y de bolos… No sé, así de primeras y si no hay más opciones, yo me quedo en casa, porque madre del amor hermoso, ¡vaya puto percal!
Txarly: No lo veo, y eso me revuelve las tripas, no tocar y sobre todo pensar que tienen que pasar meses hasta hacerlo genera un síndrome de abstinencia brutal. Vivimos en la incertidumbre, tampoco quiero acostumbrarme a pensar a un año vista porque corremos peligro de acomodarnos en ilusiones, habrá que volver a desobedecer.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.