PESOS PESADOS
Entrevistas / Monster Magnet

PESOS PESADOS

Don Disturbios — 05-07-1999
Fotógrafo — Archivo

Monster Magnet dejaron de ser unos desconocidos hace tres años cuando su anterior disco, el excepcional «Dopes To Infinity», noqueaba a buena parte de la crítica rockera especializada. Aquel disco era especial. El discurso no era ni mucho menos nuevo, pero sí la furia, la intensidad, el sonido y las composiciones con que nos encontrábamos. «Powertrip», el álbum que nos presentarán en directo próximamente, ha sido una continuación de lujo a lo expuesto anteriormente. Por una vez en la vida no te pierdas a los teloneros.

Nos habían prometido que la cita telefónica sería con Dave, líder y máximo responsable de Monster Magnet, pero una pequeña afección en las cuerdas vocales le ha dejado sin voz y si quiere continuar la gira europea acompañando a Metallica debe reposar y utilizarla lo menos posible. En su lugar, un simpático y atento Phil Cavano (guitarrista recientemente incorporado a la banda) atiende a un cuestionario que se ha ido mayoritariamente al traste, debido a que dicho cambio se ha realizado sin previo aviso. Anteponiendo mi profesionalidad al desaguisado, decido tirar las putas preguntas a la basura y enfrentarme con toda la naturalidad, de la que suelo hacer gala habitualmente, a una persona que puede desvelarnos pequeños secretos de Dave. No en vano ambos se criaron juntos en su Nueva Jersey natal y montaron una banda de punk-rock cuando eran unos tiernos adolescentes alumbrados por el sucio, directo y jodidamente crudo sonido de los Dictators. (Phil) «Oh, esos años fueron grandes, quiero decir que los dos éramos muy muy jóvenes, teníamos catorce o quince años e íbamos a Nueva York a ver a grupos como Ramones, Dictators, Heartbreakers, The Cramps… eso era a finales de los setenta y esas bandas no paraban de tocar en el CBGB’s y en el Max Kansas City. En ese momento Nueva York era algo realmente vivo, probablemente lo más vivo que nunca he visto o en lo que he estado involucrado, porque esa música tenía que hacerse, tenía que ocurrir y parecía como si se estuviera haciendo allí y no en cualquier otro sitio». Cierto, Nueva York era la cuna de una serie de artistas multidisciplinares que sin ningún tipo de complejo, regla o pauta se pusieron a hacer, pensar y chillar lo que les salía por el forro. En aquel momento no era importante si tenías mayor o menor habilidad con tus instrumentos… (Phil) «Los Ramones eran como el grupo pop, los Dictators el grupo rock, The Cramps eran algo así como raros y Thunders acababa de dejar a los New York Dolls y era como si intentara ser un poco más duro, era el típico punk, estaba jodido, era cool, nunca sabías lo que Johnny iba a hacer. Ya sabes, fue un momento increíble de mi vida, fue sorprendente. Dave y yo teníamos un grupo e íbamos allí desde Nueva Jersey a tocar y teloneábamos a todos. Fue realmente fabuloso, incluso teníamos nuestros propios seguidores y hacíamos pequeñas giras en la furgoneta. No teníamos dinero ni para comer… ¡era una pasada!». ueno, sin saberlo, Phil ya nos ha dado una de las claves para diferenciar a Monster Magnet del resto de bandas de pacotilla que corren por ahí. Lo suyo viene de largo y su pasión por el rock, la carretera, las drogas y en definitiva por el estilo de vida más outsider no es ninguna pose. Es algo tan real como esas dos décadas de dedicación, pero puestos a comparar, ¿qué diferencias ve entre la escena actual y la de la época, una persona que las ha vivido ambas? (Phil) «Creo que la música era mucho más honesta en ese momento. Existían diferentes escenas por todo el mundo, de las que estaban surgiendo un montón de cosas cool que hacían que la gente estuviera alerta, espabilada, y de alguna manera era una patada en el culo al movimiento clásico de rock… Ahora parece que hay más gente que está en esto simplemente por dinero. El pop se ha convertido realmente en un montón de mierda. No hay mucha honestidad en la música. No parece que haya mucha gente que quiera estar haciendo música porque sienten en su interior que la tienen que hacer. Ahora parecen hacerlo porque quieren conseguir un millón de dólares.En eso está la diferencia, antes era algo inocente, divertido. Ahora parece que hay mucha mierda allí fuera. Yo dudo que tenga nada en común con ellos, no tengo nada en común con Korn y cosas así porque no hay ningún «beat», no hay canciones, todo se reduce a agresión. En el fondo todos son niños ricos haciendo música porque su mamá y su papá les han comprado material. No son gente que busque, que hayan tenido que cogerse a algo». Pues que quieres que te diga, estoy de acuerdo contigo en casi todo. También yo estoy hasta los cojones de tanto niño pijo lleno de tatuajes, piercings, pelos de colores y ropa de marca que mi paupérrimo bolsillo jamás podrá (ni ganas) comprar. A hostias tendríamos que desenmascararlos a todos y a más de uno meterle la puta tabla de snow por el culo. Pese a todo aún quedan vestigios de autenticidad ¿o no? (Phil) «Creo que la puedes encontrar. Siempre hay cosas buenas que salen de Nueva York, también salen cosas buenas de Suecia, como los Hellacopters y gente así que parecen ir en la buena dirección y es que los europeos siempre parecen estar mejor enfocados, parecen ser mucho más abiertos que la gente en América. Mi país todavía es algo así como una gran máquina del negocio de la música y frente a esa máquina creo que nosotros, como banda, somos realmente sinceros con nuestras raíces manteniendo por ejemplo nuestra influencia de grupos como Hawkwind y todo eso. Es muy importante para nosotros tener todo esto claro y si podemos transmitir esto a la gente y Monster Magnet puede ser una influencia mucho mejor». Bueno, pues ya que hablamos de influencias porque no nos comentas qué banda de la mítica escena neoyorquina de mediados de los setenta os ha influenciado más. (Phil) «Yo diría que el grupo que más nos ha influenciado, sobre todo a Dave y a mí, son probablemente Los Ramones, porque antes de que ellos aparecieran, todos los que tocábamos instrumentos, veíamos que nunca seríamos capaces de tocar la guitarra como Jimmy Page o Ritchie Blackmore, pero viendo a Johnny Ramone tocando… eso si que podías hacerlo, de repente la música se hizo muy real y Johnny Thunders también. Johnny Thunders era la actitud y los Ramones eran como ¡yo también puedo hacer eso! No quiero decir que no supieran tocar, pero es que todo era tan sencillo y tan potente. Nosotros nos relacionábamos mucho con The Dictators, eran como la banda fundadora, Dick Manitoba era como alguien con quien queríamos estar, era grande y era fantástico. Éramos unos adolescentes y estábamos todo el rato por allí. Dick Manitoba todavía es uno de mis mejores amigos. En realidad era una red muy cerrada de gente, todo el mundo se conocía, todo el mundo iba a los conciertos de los demás, todo el mundo estaba siempre dando vueltas porque nunca sabías lo que podía pasar…». Jóvenes que pululaban por la gran manzana en busca de algo, ya fueran anfetas, caballo o simplemente diversión, sin ser conscientes de que estaban creando una escena que iba a cambiar el devenir de la música popular de las próximas décadas. Así de simple, así de fácil. Por eso me gustaría preguntarle a Phil si siente que en la actualidad Monster Magnet están conectados a alguna escena musical concreta. (Phil) «Es una pregunta difícil de contestar porque últimamente parecemos encajar en cualquier sitio al que vamos. Este año hemos teloneado a un montón de grandes grupos, ya sean Aerosmith, Metallica, Van Halen… y parecemos encajar en un montón de sitios, porque hay un montón de modas que van y vienen, pero el hard rock siempre está allí. Todo lo que se hace ahora como speed metal, death metal y todos estos diferentes términos, en el fondo están todos influenciados por el rock y por el beat y parecemos ser uno de los pocos grupos que podemos juntar todo esto. No somos un grupo blando, no somos un grupo de punk, no somos esto o lo otro, somos un grupo de rock clásico realmente en la línea de MC5. Tocamos guitarras y no ocurre nada más en el escenario mientras estamos tocando y eso es lo realmente importante. ¿Dónde encajamos? No lo sé. No es algo en lo que pensemos muy a menudo, no creo que sea realmente importante. Lo que es importante para mí es hacer un buen concierto esta noche. Eso es lo mejor». ¡Bien por Phil! Ya está bien de tanto circo, ya está bien de tanta pirotecnia, muñequitos y mariconadas. Hay que volver al sonido. Hay que regresar a la esencia y Monster Magnet junto con Masters O

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.