Si hay una palabra que defina a North State es honestidad. Hablar con Laia Vehí, cincuenta por ciento del dúo de Figueres, es remarcar la importancia de la transparencia de la banda en cuanto a temáticas y manera de creer en la música. Ahora su creatividad se comprime en su primer larga duración, “Before The Silence” (Club Ruido, 19).

Hace apenas dos años desde que Laia y Pau Vehí decidieron dar el paso y experimentar juntos musicalmente bajo el nombre de North State. Desde entonces nos han descubierto las posibilidades de un universo artístico fascinante en el que todo fluye de la manera más natural. “Before The Silence”, su primer larga duración, es el ejemplo más claro. Un álbum con por lo menos la misma clase y elegancia que sus singles previos. “Hemos sido muy honestos con nuestro trabajo anterior, pero también nos hemos expandido mucho tanto en lo vocal como de géneros. Este nuevo disco tiene una continuidad sonora pero con muchos más matices”, dice Laia desde su casa en Barcelona.

“Hemos sido muy honestos con nuestro trabajo anterior, pero también nos hemos expandido mucho tanto en lo vocal como en géneros”

Un recorrido estilístico nada premeditado, de la electrónica más minimal al hip-hop, en el que se intuye un proceso de creación compartido abriéndose en canal y en el que, naturalmente, lo que escuchaban influyó en lo que acabaron creando. “Puede ser que en alguna canción se note las bandas que escuchamos, pero no es algo intencionado”, comenta Laia. Entre esas referencias se incluyen –e intuyen– FKA Twigs en Laia, y Thom Yorke o King Krule en Pau. Aunque compartan apellido, reunirse no es fácil: ella vive en Barcelona, él reside en Londres. ¿Les supone un problema? “El hecho de vivir en diferentes ciudades nos ha condicionado siempre el proceso creativo, pero a la vez nos gusta mucho porque los dos tenemos nuestro espacio para abrirnos y crear. Y esto se ve reflejado en las canciones con temáticas diferentes, aunque parezca que hablamos de lo mismo”, explica Laia. “Hablamos sobre el miedo, la inseguridad y no encajar ni entender a veces este 2019 tan superficial y fugaz, donde la identidad parece ser solo visual”.

“Before The Silence” suena especialmente milimetrado y cuidado hasta el último detalle. Grabado a caballo entre Barcelona, Londres y Madrid, fue en esta última ciudad en la que pudieron trabajar con Ed Is Dead, amigo de la banda y con quien tenían ganas de crear verdaderas sinergias. Del proceso de abrirse a alguien externo aunque próximo resultó un trabajo muy interesante. North State combinan distintos estilos en el suyo propio, evitando caer en tópicos, y lo hacen en un largo, lo cual ya es toda una sorpresa. “No habíamos pensado en hacer un disco largo como prioridad, pero desde Club Ruido nos lo propusieron. Pensaron que era un buen momento para hacer un largo y para experimentar. Eso nos permitiría ver hasta dónde podíamos llegar, por lo que nos pareció una buena idea”.

En “Before The Silence”, la estética visual y la música conviven y viajan en una única dirección. La idea del título encajó perfectamente al tener la propuesta de diseño de Marc Sans, amigo de la banda. “Queríamos poner el título de una novela de nuestro padre, y cuando vimos la propuesta de Marc, vimos un link conceptual entre las tres fotos, que son suyas, y la idea de todas las canciones del disco, que eran todas las historias que se podrían generar si las tres imágenes de la portada se quedaran vacías y en silencio”. De lo visual también participó la productora de videoclips Canada, responsables del videoclip de “Crowns”, que fue “un auténtico regalo caído del cielo gracias a Nur Casadevall”, también amiga de la banda. Con Barcelona y Malta como escenarios estéticos, en “Crowns” fue la primera vez que la banda apareció en un videoclip, algo que no ocurrió en los previos “I Know You” y “Can’t Forget You”.

Ahora queda enfrentarse al futuro y continuar creciendo. “Estamos teniendo bastante feedback. Había gente en el festival Paraíso que incluso se sabía las canciones, ¡y eso que el disco había salido el día anterior!”, dice Laia, y afirma que quieren continuar experimentando tanto juntos como en solitario mientras mueven este nuevo disco, la prueba tangible de este motor artístico con conexión genética.