MIEDO Y ASCO EN LAS VEGAS
Entrevistas / Cradle Of Filth

MIEDO Y ASCO EN LAS VEGAS

Sergi Sancho — 30-04-1999
Fotógrafo — Archivo

Quién se hubiera imaginado a principios de los noventa que bandas de black metal como Cradle Of Filth o Dimmu Borgir llegarían a vender miles de discos? Seguramente nadie. De todos modos, por muy puristas que sean algunos, hay que apechugar y ver cómo la prensa musical (no la especializada) citan como mayores exponentes del black metal a estas dos formaciones. Aunque mejor lo dejamos y nos centramos en la evolución de un género surgido principalmente de las frías tierras de Noruega. Lo cierto es que la filosofía del black metal puede ser observada desde el punto de vista estrictamente musical o, por el contrario, como si de una forma de vida se tratase, con sus creencias, su estética y, sobre todo, esa lucha sin cuartel contra todo lo que simbolice o represente al Dios cristiano, una lucha especialmente protagonizada por los escandinavos. Bueno, y ahora es cuando llegan las eternas preguntas de la gente que no se ha criado en el mundo del metal, esas preguntas necesarias. Cuestiones del tipo: ¿Qué es el black metal?¿De dónde surge?¿Cuál fue la primera banda? La cosa no es tan sencilla, así que intentemos centrarnos en lo más representativo de un género con mucho historial. Pese a lo que mucha gente pueda opinar, el black metal nació en los ochenta, por mucho que en aquellos tiempos la escena no era ni tan inmensa, ni tan polémica, como lo ha acabado siendo desde mediados de los noventa. De hecho, en los últimos años han surgido bandas hasta de las piedras. Algunas lo han vivido desde el principio, otras lo han descubierto con los años y algunas se han apuntado al carro sin ningún respeto. El black, ahora, vende y eso no se puede negar. Un logo ilegible, unas caras pintadas, sangre, Satanás, muñequeras y para adelante. Pero advenedizos aparte, siempre ha habido bandas reales, verdaderas, y en ellas nos centraremos. Los precursores del black metal en los ochenta fueron, sin duda, Bathory, con sus tres primeros discos –aunque muriesen con Quorton-, por mucho que «Blood & Ice», el engendro fruto de su reciente reunión no esté nada mal. El sonido desgarrado de Bathory influenció muchísimo al actual sonido nórdico, por lo menos mucho más que otras bandas de la época como Venom, los adorados, y quienes, pese a que su segundo álbum se titulase «Black Metal», se acercaban mucho más al punk o a la teoría de unos Motörhead que a cualquier otra cosa. Uno de los principales motivos por los que son tan adorados es que sus discos andan sobrados de simbologías satánicas y sus textos son de lo más profano. Composiciones como «In Nomine Satanas», «Seven Gates Of Hell», «Witching Hour» o «Schizo» lo dejan claro. Pero no pensemos mal, Venom fueron toda una institución, lástima que su reunión en 1998 se centrase exclusivamente en motivos monetarios y en la intención de extraer todo el jugo a un mito que ya no iba a dar nada bueno. Su mejor disco, por citar solamente uno, fue a la vez su debut discográfico, «Welcome To Hell». Hellhammer o Celtic Frost (que venía a ser casi lo mismo) también fueron uno de los grupos más influyentes para el género, especialmente en trabajos como «Apocaliptic Raids», «Morbid Tales» o «Emperor’s Return», aunque posteriormente cambiarían de orientación a la búsqueda de mayores posibilidades comerciales. Possessed, desde los Estados Unidos no se quedaron nada cortos con su visceral «Seven Churches» (otro mítico vinilo a rescatar), aunque el siguiente, «Beyond The Gates», no fue lo mismo. ¡Y pensar que ahora Larry Ladonde anda emulando a Robert Fripp en Primus! Otro nombre destacable sería el de Necronomicon (los antiguos claro), que pasaron sin pena ni gloria por el universo metálico pese a ser bastante buenos; o Exorcist con su «Black Mass», un disco legendario (al menos para un servidor). Mientras, en Noruega, surgirían Mayhem, con quienes casi podemos empezar a hablar del black metal de los noventa repasando a las bandas más importantes. MAYHEM ue el primer grupo de black allá por 1984, dando el pistoletazo de salida en Noruega a toda la nueva ola de grupos black después de lo que suposo Bathory. Con ellos nacería el black metal nórdico que tan popular ha acabado siendo en la actualidad y, por supuesto, toda su filosofía (de hecho, ellos crearon el Inner Circle y fueron la primera banda de black en pintarse la cara). Mayhem fueron el primer grupo que destacó del pelotón. Con Euronymous (Oystein Aarseth) como líder de la banda, junto con Manhein y Necrobutcher, Mayhem editarían su maqueta en el 86 («Pure Fucking Armageddon»). Euronymous montaría su propio sello discográfico Death Like Silence Productions, en el que se autoeditó la maqueta (también en Mcd) «Deathcrush». Mayhem han sido una banda maldita desde sus inicios, ya que en el 91 su vocalista Dead aparecería muerto de un disparo. Sigue hablándose de suicidio aunque el tema no quedó muy claro (en la portada del álbum pirata «Dawn Of The Blackhearts» uno puede encontrar una foto del vocalista con el cerebro desparramado por el suelo después del supuesto suicidio). Más tarde. Eronymous sería asesinado de un balazo por Varg Vikernes (Burzum, y por entonces bajista del grupo), consiguiendo convertirse en el primer mártir del black metal. Actualmente, Mayhem han vuelto a la carga. Su último trabajo es el Mcd «Wolfslair Abyss», con Maniac como vocalista. BURZUM partir del asesinato de Euronymous (Mayhem), el señor Vikernes se hizo más y más popular, especialmente cuando en Noruega se empezaron a suceder actos vandálicos como quema de iglesias, profanación de tumbas… Poco a poco y quizás fruto del asesinato, Vikernes consigue fichar como Burzum por el recién creado sello Misanthropy Records. Ellos le editarían «Hvis Lyset Tar Oss», además de reeditar más tarde dos anteriores trabajos que apenas habían conseguido repercusión en el momento de su edición y que pasarían a vender decenas de miles de copias. En el 95 el Cd reeditado fue «Burzum», que incluía el Mcd «Aske», en el que colaboraba Samoth de Emperor), y que en su época fueron editados en el sello de Euronymous. Actualmente, Vikernes cumple una condena por asesinato y delitos varios de veintiún años,de los que apenas lleva cinco y durante los que ha grabado varios compactos registrados en la misma cárcel. EMPEROR l igual que Vikernes, Faust estuvo en la cárcel por acuchillar a un homosexual y Samoth, su compañero, por quemar iglesias, o sea que pasaron varios meses e incluso años en la cárcel. Ello, además de hacerles más populares, les forzó a sufrir infinidad de cambios de formación. Por ello se vieron obligados a vivir un largo paréntesis entre su primer disco (el mítico compartido con Enslaved) y lo que más tarde sería «In The Nightside Eclipse». Más tarde publicarían «Anthems To The Welking At Dusk» y recientemente han publicado «IX Equilibrium», considerado desde ya uno de los grandes trabajos del género, y un split junto a Thorns, una banda semidesconocida procedente de Noruega. Ishan, cantante/guitarra rítmica del grupo, ha puesto en marcha recientemente un proyecto llamado Pecattum, en el que también están su mujer y su cuñado. Por otro lado, Mortiis, bajista del primer trabajo de Emperor y más conocido por sus devaneos ambient-industriales en Cold Meat Industry, acaba de fichar con Earache, desde donde volverá a sorprendernos con sus ambientes satánicos y oscuros. Mortiis también es responsable de Vond, otro proyecto del mismo género, algo más extraño pero igualmente interesante. IMMORTAL tros pioneros del black nórdico aunque en realidad se dediquen a seguir los pasos marcados por Mayhem. Lo demuestran discos ya clásicos del género como «Diabolical Fullmoon Mysticism», al que siguieron los aclamados y ya clásicos «Pure Holocaust» y «Battles In The North». En la actualidad, uno de sus dos miembros fundadores, Demonaz, se ha visto obligado a dejar de tocar la guitarra por una enfermedad en su muñeca. Recientemente acaban de publicar «At The Heart Of Winter» y se están preparando para actuar en varios fest

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.