“Nos gusta la inmediatez y la frescura”
Entrevistas / Me And The Bees

“Nos gusta la inmediatez y la frescura”

Luis Benavides — 07-04-2017
Fotógrafo — Txema Yeste

Los barceloneses Me and the Bees regresan transformados en unas simpáticas abejas alienígenas de cartón piedra para obsequiarnos con otra colección de picotazos y zumbidos power pop bajo el título “Menos mal” (La Castanya, 2017). Pero que no cunda el pánico. Sus aguijones solo inyectan felicidad y buen rollo, como el título del disco. “Es un título positivo. Menos mal que seguimos con las mismas ganas que con el primero. Menos mal que el disco interesa a alguien como para hacernos una entrevista. Y así hasta el infinito”.

En esta ocasión los Bees han contado con la ayuda de dos auténticos genios, a los mandos de Cal Pau Recordings, una suerte de estudio de grabación y casa rural. “Tener a los colegas Mau (Boada) y Joan (Colomo) en los controles es flipante. Llevan muy bien lo de grabar, porque es algo que hacen muy a menudo, y siempre están buscando maneras diferentes de hacer sonar las cosas. A parte de su buen hacer en lo musical, te echas unas buenas risas y eso queda reflejado en el disco”. En esta especie de casa de colonias para músicos adultos estuvieron cinco días, muy poco tiempo a priori para grabar 15 canciones. “Fue intenso, pero a la vez relajado. No teníamos horarios y podíamos grabar casi en cualquier momento”.

El resultado final es delicioso. Esther, Vero y Carlos tienen la mano rota haciendo canciones inmediatas y directas, de esas que cautivan en los primeros compases como auténticos flechazos o, en este caso, picotazos. “No son partos con demasiadas complicaciones. Un par de empujones y fuera. Nos gusta la inmediatez y la frescura. Si un tema no fluye demasiado lo descartamos rápidamente. Para este disco la mayoría de temas se han escrito en casa guitarra en mano. Se rematan luego en el local con las ideas y el toque personal de cada uno”. Los tres miembros de Me and the Bees escuchan música de todas las épocas, y eso al final se refleja en este disco, tan deudor de las melodías sesenteras de los Beach Boys y The Kinks como de las distorsiones noventeras de Sonic Youth y The Breeders.

Con sus dos primeros discos viajaron y compartieron grandes momentos, y de “Menos mal” solo esperan seguir disfrutando. Puestos a pedir, les gustaría tocar fuera de nuestras fronteras. “En el pasado hemos hecho alguna incursión. Tocamos en el festival The Great Escape en Brighton, Reino Unido, y en el South By Southwest de Austin, Texas. Nos encantaría poder ir a tocar más en el extranjero con este disco. A ver si los astros se alinea y podemos hacerlo”.

El viernes 7 de abril presentan el disco junto con Yumi Yumi Hip Hop y Negro en la sala BeGood de Barcelona, y el 5 de mayo lo hacen en Madrid (dentro del Sound Isidro) con junto a Pablo Prisma y Las Pirámides. Entradas para el primero aquí y para el segundo aquí.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.