“Ofrezco algo real y sincero para gente que en realidad quiere escuchar”
Entrevistas / Matt Horan

“Ofrezco algo real y sincero para gente que en realidad quiere escuchar”

Javier Corral "Jerry" — 09-09-2020
Fotógrafo — Rita Sainz

El alma de Dead Bronco, Matt Horan, debuta en solitario con un álbum de folk pionero, grabado en su furgo con el único acompañamiento de banjo y guitarra acústica, más órgano en una canción. Y su voz, claro está, una voz que parece llegada de los más altos picos de la montaña.

El inmenso caudal de la música norteamericana desde que el sonido se puede registrar y difundir por todo el planeta, tiene en el folk y sus diversos afluentes, una de sus más poderosas y ricas cadenas de transmisión, de igual forma que cada una de sus alteraciones no ha dejado de atraer y convocar generación tras generación. Matt Horan, músico vasco-americano que también lidera el destacado combo getxotarra Dead Bronco, se mimetiza en uno de aquellos supervivientes de hace una centuria, ebrio de toda esa naturaleza agreste y de toda esa épica de la desdicha que retrataron sus antepasados. Escuchar a Hank Williams con ocho años, pasar los veranos de la niñez en una granja de las montañas del norte de Carolina o aficionarse al bluegrass y el hillbilly le sirven hoy para recorrer un camino astral, de vuelta a aquellas raíces de vida, verdad y sentimiento. La vida, la verdad y el sentimiento que declama en este álbum excepcional llamado “Tears from the mountain”. Montado a lomos, casi literalmente, de un banjo que ha aprendido a desbravar, con las espuelas de una acústica y una voz genuinamente inherente a los ecos de esa montaña a la que se le escapan las lágrimas, tras la enésima depresión del ser humano, desamparado y también ahora aliviado por el canto.

-Creo que es obligado referirnos al período que estamos pasando porque además “Tears from the mountain” nace ahí con el proyecto  “Matt Horan- American Folk Singer”. Sin embargo poco antes, ya habías iniciado lo que llamabas “Matt Horan. Country As Fuck”, también tú solo. De alguna forma, se han juntado el hambre con las ganas de comer…
Tengo tanto material que con un solo proyecto no era suficiente. Matt Horan Country As Fuck es el sonido antiguo de Dead Bronco de los discos “Bedridden & Hellbound” y “Moanin’ The Blues”, ese sonido honky tonk que puedes bailar mezclando country, weastern swing, rockabilly, y blues. Estoy acompañado por una banda completa de musicazos con el contrabajo, guitarra electrica, pedal steel y la bateria. Empezamos a dar guerra este 17 de Septiembre en Getxo y ya nos metemos en el estudio a sacar nuestro primer trabajo en breve. American Folk Singer sí que soy yo completamente solo, haciendo musica de raices puro y duro dependiendo solo en estilo vocal y con el banjo y guitarra acústica. Es un proyecto que llevo queriendo hacer desde hace tiempo, ofreciendo algo real y sincero en un ambiente tipo ¨story telling¨ para gente que en realidad quiere escuchar y aprender de este estilo de musica y de mi vida. He lanzado una nueva página Matthoranmusic.com, con todos mis proyectos y su informacion.

-Entre una cosa y otra, en qué situación se encontraría ahora tu grupo Dead Bronco? Más teniendo en cuenta que Dead Bronco se había convertido en algo así como un grupo multifuncional con formaciones diferentes y complementarias, no?
Dead Bronco sigue como un tren sin parar. Nos acaban de fichar en un nuevo sello “Sun & Moon Records” de Transylvania y acaban de relanzar los dos ultimos discos ¨Driven by Frustration¨ y ¨The Annunciation¨ separando este nuevo sonido con el antiguo. Nos están metiendo en el circuito de metal y de folk oscuro, y los discos están recibiendo muy buenas criticas en este género. Estamos preparando el nuevo disco que basicamente está hecho ya, ahora sólo falta entrar en el estudio. También tenemos nuestra gira europea que se trasladó a Junio/Julio de 2021 y estabamos programando para hacer una gira por Canada y USA, pero eso sí que no se sabe cuando lo podremos aplazar ya que el tema ahí está muy grave, ojalá en 2021 pero seguramente esperamos el lanzamiento del nuevo disco e iremos en 2022.

-El álbum lo has grabado en tu furgoneta a modo de estudio móvil. De alguna forma se ponen en común las facilidades que otorga la tecnología actual con ese espíritu errante que conlleva esta música y tu propio carácter.
Si, lo grabé yo todo en la furgo con dos micros y a correr. Me editó y mezcló el disco mi gran amigo Tom Laveuf de California y se masterizó en Drive Division Studios en Santander con Alex Pis, con el que suelo trabajar en todo los discos. Creo que hicieron un gran trabajo y logramos un sonido antiguo pero a la vez moderno con mucha personalidad. Eso sí, este disco está hecho para escucharlo en vinilo, cambia totalmente la vibra y aura de mi trabajo si sólo lo escuchas en digital.

-La temática que prevalece en las historias que describes nos lleva a momentos de añoranza a la tierra que abandonaste, así como la pobreza y la muerte. Son las realidades de muchos seres humanos que forman parte del mito de los grandes narradores folk, acentuado quizá por este período de pandemia, tristeza e inquietud generalizada. ¿Cómo crees que te ha mediatizado lo que estamos viviendo en estos últimos meses?
Es eso mismo. Yo hice este disco con el mismo motivo que mis antepasados y otros artistas, al contar su historia y sus experiencias siendo imigrantes. En mi caso es al revés, he vuelto a las tierras de mis antepasados y ahora me toca a mi contar mi historia de cómo intento sobrevivir aquí siendo inmigrante y cantando canciones en un idioma que no es de este pais. Ahora más en estos tiempos, que es otra gran depresión como la de los años 20 en USA. Son tiempos dificiles, de sobrevivencia, pobreza y sin medios para seguir para adelante. Me siento como Rosco Holcomb por ejemplo, viviendo en la montaña intentando sobrevivir con la musica.

“Yo hice este disco con el mismo motivo que mis antepasados y otros artistas, al contar su historia y sus experiencias siendo inmigrantes. En mi caso es al revés, he vuelto a las tierras de mis antepasados y ahora me toca a mi contar mi historia de cómo intento sobrevivir aquí siendo inmigrante y cantando canciones en un idioma que no es de este pais”

-Musicalmente todo el disco se basa en tu voz, que remite fielmente a los grandes pioneros, junto al banjo y la guitarra acústica. No sé si hay alguna aportación más. Me gustaría saber si fue una grabación rápida y fluida, o si por el contrario necesitaste muchas tomas para encontrar el tono buscado?
Hubo una portacion de Alex Atienza (guitarra de Dead Bronco) en ¨The Funeral¨ donde toca el órgano. La grabacion fue fluida, Intentaba grabar dos canciones al dia pero cada una tenia su cosa y al final, ya terminando el disco decidi regrabar todas otra vez ya que como dices es pura voz, y queria que todo sonase como pretendía y no tener un disco donde paso a la siguiente canción porque odio como canté la anterior. Eso es horrible, tengo varios discos míos que me pasa. Pero en general todo fue bastante bien y pude grabar a mi ritmo. Lo pasé genial y echo de menos estar currando así todo el dia y noche, me sentia como un buen musico que conoce su arma.

-Para cualquier artista de aquí sería todo un reto zambullirse en las raíces más tradicionales del folk y el country americano de hace un siglo o más, sin embargo en tu caso parece algo natural, casi consustancial a tu origen y a tu vida. Dirías que es así, o también te supone un esfuerzo situarte en una época donde los referentes son escasos y lejanos?
Es algo que llevo dentro. Aunque para mi, de niño, empezó como un chiste haciendo los ¨yodels¨ (canto a la tirolesa) y me inventaba mis propias canciones absurdas burlándome de los ¨rednecks¨ y al final me dedico a ello ahora. Yo escuché a Hank Williams por primera vez con ocho años viendo ¨Los Beverly Hillbillies¨ una seria mitica de allá y pusieron ¨I´m so lonesome I could cry¨ y me quedé flipado.

-“Lágrimas desde la montaña”, cómo explicas el título? Tu montaña está en los Apalaches, en el Norte de Carolina donde creciste, o también nuestras montañas rodeadas de mar, o incluso puede ser algo simbólico?
Yo pasaba veranos en la granja de un tío mío que era dueño de una montaña entera. Ahi se fabricó su casa, granja, iglesia y casas para otra gente que pensándolo ahora era algo bastante secta. Pero yo lo pasaba bomba ahi con los animales y trabajando la tierra. En las noches hacian ¨Ho downs¨ tipo fiestas donde la musica es toda tradicional y ahi es donde me enamoré del banjo y la musica bluegrass. Pero sí es algo simbólico. Como he dicho antes, estoy en la situacion de mis antepasados pero al revés y mi montaña está en el norte de España, pero sigo tocando mi banjo y cantando sobre los tiempos duros que nos enfrentamos. American hillbilly en España.

-Utilizas como logotipo junto a tu nombre, la figura de un oso en pie y quizá hasta enfurecido, tiene algún significado?
Si, va en homenaje a los osos negros de los Appalachia’s que estaban en peligro pero ahora parece que sus números están más estables. Es un animal poderoso y hermoso aunque da mucho respecto y no es raro encontrarse con uno de ellos en tu dia a dia ahi. Yo tuve varios encuentros con ellos y menos mal que no me pasó nada.

-Qué crees has aprendido en estos últimos meses, has encontrado nuevos sentimientos en el confinamiento?
He aprendido como usar mis herramientas, como aprender a tocar un instrumento nuevo como el banjo, mejorar con la guitarra y conocer más mi voz, me siento mejor músico ahora. También he aprendido como pensar fuera de la caja, algo parecido a esta situación pasará de nuevo y hay que estar preparados para poder seguir adelante. La música y el espectáculo es algo muy importante en nuestra sociedad para tener un balance de felicidad en nuestras vidas.

-Qué deseos tienes esperando a cuando todo esto acabe, en qué condiciones te gustaría que regresara la actividad musical?
Yo solo quiero volver a la carretera y poder hacer las giras que tenia planeado hacer. Gracias a la pandemia aprecio mucho más lo que tenía y que yo he nacido para esto y lo haré hasta el dia que me muera. Se que la ¨normalidad¨ va tardar en venir; ya hize un par de fechas en Asturias con todo el público sentado, separados y con máscaras. La sensación es muy fría y no sé si se reían de mis chistes o no. Pero por lo menos nos están dejando hacer conciertos y la gente que va a estos eventos va para escuchar y para hablar. Espero poder ver a todos de nuevo en algun concierto!

Próximas actuaciones:

  • 17 septiembre – Escuela de Música Andrés Isasi (Las Arenas)

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.