“Irlanda es un buen lugar ahora mismo musicalmente hablando”
Entrevistas / Girl Band

“Irlanda es un buen lugar ahora mismo musicalmente hablando”

Guillermo Chaparro Terleira — hace 2 semanas
Fotógrafo — Rich Gillian

En pleno dominio de la música urban, los sonidos de guitarra más urgentes han vuelto a tomar protagonismo en los últimos tiempos gracias a bandas como Idles, Fontaines D.C., Life o los protagonistas de esta entrevista: Girl Band.

De entre todos ellos, son Girl Band los que aportan el toque diferenciador; su concepción del rock está ligada a sonidos sucios y abstractos, cercanos al afterpunk con toques de industrial. Unas características que en 2015 les llevó a ganarse la etiqueta de inclasificables gracias a la publicación de “Holding Hands With Jamie“. Tras cuatro años de turbulencias (problemas de salud, cancelación de conciertos, noticias sobre su posible desaparición definitiva,…), los de Dublín vuelven con “The Talkies” (Rough Trade, 19).

Hace unos días tuvimos la oportunidad de charlar por teléfono con Daniel Fox (bajo) para que nos contara el proceso de grabación de este nuevo trabajo y los secretos que esconde.

Una de las características de vuestra música es la dificultad para etiquetarla, ¿vosotros cómo definiríais lo que hacéis?
(Risas) Me resulta muy difícil definir el tipo de música que hacemos porque tiene muchos elementos. Muchas veces nos han definido como una banda de rock experimental. Pero también hay otros elementos de otros géneros como el hip hop… es difícil encontrar una definición para nosotros mismos.

“La grabación fue un periodo largo de tiempo y escuchamos muchas cosas, pero de entre ellas, hubo dos artistas que fueron una fuerte influencia: Kendrick Lamar y Marvin Gaye”.

Entre este álbum y vuestro disco anterior han pasado cuatro años, ¿por qué tanto tiempo?

Somos bastantes lentos a la hora de escribir música, nos lleva mucho tiempo. Además, hubo algunos problemas de salud dentro de la banda por lo que decidimos tomarnos un descanso de más de un año e interrumpir la gira hasta que ya sentimos que podíamos volver a tocar juntos. Pero sobre todo, como te decía al principio, fue porque componemos de forma lenta.

Desde tu punto de vista, ¿cuáles son las diferencias principales entre “The Talkies” y “Holding Hannds With Jamie”?

El primer álbum fue como plasmar en formato físico lo que estábamos tocando en ese momento. Las canciones ya las habíamos tocado muchas veces. En cambio, de este nuevo trabajo tan solo habíamos tocado tres temas en directo antes, por lo que la mayoría fue creado en la sala de ensayo. Esto hizo que tuviéramos la sensación de trabajar con una obra completa y no simplemente con una colección de canciones. Esa ha sido la mayor diferencia.

¿Cuál fue la idea inicial a la hora de abordar este nuevo trabajo?
No hubo una idea inicial a la hora de abordarlo?
Simplemente fuimos probando cosas y lo que nos gustaba nos lo quedábamos. De esta forma, la idea se iba formulando sola y esto es algo que se puede comprobar al escuchar el disco. Hay varios sonidos y acordes que se repiten en varios temas, algunas canciones están tocadas en la misma clave,… ese tipo de cosas.

Todo este trabajo se llevó a cabo en un sitio muy peculiar, Ballintubbert House, una casa señorial irlandesa que está destinada hoy en día para banquetes y ceremonias, ¿por qué elegisteis este lugar? ¿Cómo fue el proceso de grabación allí?
Fue un experiencia agradable. Yo trabajé allí un día y vi que existía la posibilidad de usarlo para grabar el disco. Vinimos a chequear la sonoridad y nos gustó mucho, sonaba muy bien. Las numerosas habitaciones nos daban la oportunidad de probar diferentes tipos de acústicas y cosas así.

“De momento nos lo vamos a tomar con calma. Solo tenemos planificados un par de shows por Europa en noviembre”.

En relación al proceso de grabación, hay una cosa que me llamo la atención y es que Dara Kiely eliminó los pronombres a la hora de escribir las canciones, ¿por qué decidió usar ese método?
No puedo asegurarte 100% porque yo no soy Kiely, pero creo que lo hizo porque estaba pasando por unos problemas personales y de alguna manera pensó que si escribía un “yo” o un “tú” estaría como acusando a alguien. También creo que lo tomó como un desafío hacerlo así. Le hizo pensar desde un ángulo diferente y desde una visión más creativa.

Otra de las curiosidades que esconde el disco es la relación entre el tema “Aibophobia” y “Twin Peaks”.

Sí ¿recuerdas el capítulo del sueño en el que el protagonista empieza a hablar al revés? Pues eso mismo queríamos hacer con la canción. Primero grabamos la melodía en el orden correcto para luego invertirla y aprender a tocarla de forma inversa. Y para las palabras usamos palíndromos. Todo muy enrevesado. (risas)

Siguiendo con las curiosidades que esconden las canciones, “Salmon Of Knowledge” está inspirada en la mitología irlandesa, ¿no?

Es una vieja historia de Irlanda, la típica que todos aprendemos cuando eres niño. Ésta habla de un salmón que si te lo comes, adquieres todo el conocimiento del mundo. En concreto, el mito cuenta como un niño prueba el salmón sin querer mientras se lo cocinaba para su maestro y así acaba convirtiéndose en uno de los héroes de la mitología irlandesa. Aunque la canción no es sobre esta historia en concreto, sí que fue una referencia a la hora de componerla.

¿La mitología irlandesa es una influencia constante en vuestro trabajo?
No particularmente. Estas historias encajan más con la música tradicional y esas cosas.

En otro álbum lanzado este mismo año de otra banda irlandesa, Fontaines D.C., hay mucha influencia de la situación social actual en Dublin. ¿En vuestro álbum también hay una influencia social?
Diría que sí aunque de una forma más abstracta. Al fin y al cabo, nosotros somos parte de esa situación social, por lo que todo lo que digamos o hagamos está influenciado, quizás no directamente, pero sí inconscientemente.

¿Cuál es tu opinión sobre la escena musical irlandesa actual?

Creo que es bastante fuerte. Es bueno ver una gran cantidad de bandas que triunfan y pasan a ser más grandes que otras bandas de Reino Unido o América. Siempre hubo una mentalidad de isla pequeña donde la gente se quedaba y no tocaban más allá. Pero mi impresión es que cada vez hay más gente ambiciosa con ganas de salir y triunfar, lo cual es genial. En definitiva, creo que Irlanda es un buen lugar ahora mismo musicalmente hablando.

Durante la composición del disco, ¿qué artistas o grupos escuchasteis?
La grabación fue un periodo largo de tiempo y escuchamos muchas cosas, pero de entre ellas, hubo dos artistas que fueron una fuerte influencia: Kendrick Lamar y Marvin Gaye. Estuvimos escuchando mucho su álbum “What´s Going On”. Si recuerdas, ese álbum comienza y termina con una especie de ambiente de fiesta, algo similar a lo que hacemos en nuestro disco con esa respiración que se oye en la primera canción y vuelve a aparecer en la última.

En cuanto a los videoclips, habéis vuelto a confiar en Bob Gallagher como director. 

Sí, él es nuestro amigo y nos gusta lo que hace y dice. No fue una decisión que nos sentáramos a hablar sobre ello. Simplemente dije que deberíamos llamar a Bob y el resto de la banda dijo “ok”.

Su videoclip para “Shoulderblades” es muy abstracto, ¿qué significado tiene?

La idea para el videoclip fue de Bob. Lo único que nosotros le dijimos es que no queríamos narración, que fuera abstracto y sin historia. Con estos apuntes, Bob ideó el vídeo con la bailarina que aparece en él. Es una artista de Belfast que él ya había visto en algún espectáculo y le gustó mucho. A la bailarina, lo único que le dijo es que escuchase la canción y que la expresara a través del baile, lo cual tiene mérito porque dura casi siete minutos. Sin duda, es mi vídeo favorito de todas nuestras canciones. Me encanta.

¿Cuál es vuestro plan de retorno a los escenarios? ¿Muchos conciertos o preferís tomároslos con calma?
De momento nos lo vamos a tomar con calma. Solo tenemos planificados un par de shows por Europa en noviembre y continuaremos el año que viene.

¿Cómo estáis preparando estos conciertos?
Bueno, el álbum se grabó en directo, por lo que los conciertos va a ser lo mismo pero tocándolo 500 veces. (Risas)

Y para terminar, ¿cuáles son vuestros planes de futuro?
Cuando terminemos con los conciertos de noviembre volveremos a ensayar y escribir canciones. Y aunque seguramente daremos conciertos el próximo año, vamos a concentrarnos en crear nuevo material. Por lo tanto, para el próximo disco no va a haber una brecha de cuatro años.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies