Folk modesto
Entrevistas / Ray Lamontagne

Folk modesto

Cristina V. Miranda — 20-07-2009
Fotógrafo — Archivo

Resulta difícil decidir qué preguntarle a alguien que odia las entrevistas, la autopromoción y, básicamente, hablar de sí mismo. Por suerte, cuando se trata de un disco de las posibilidades de “Gossip In The Grain” (RCA, 09) y su autor decide esforzarse, a kilómetros de distancia, por resolver nuestras dudas se facilita la tarea.

Recordemos que Lamontage ya nos había sorprendido en 2004 con “Trouble”, un disco que le catapultó como la enésima revelación folk y le dotó de esa aura de artista místico y bohemio de la que todavía no ha conseguido desprenderse. Lógico, si tenemos en cuenta la leyenda que dice que fue el álbum que realizó tras esa mañana en la que, al escuchar una canción de Steve Stills, decidió abandonar su trabajo en una fábrica de zapatos y reconvertirse en músico. Una historia de la que “ya no apetece hablar”. Y razón no le falta, cuando entre las manos tenemos un disco tan apetitoso como “Gossip In The Grain”, su tercer álbum tras “Till The Sun Turns Black” y el más variado hasta el momento, con sonidos que van del soul luminoso de “You Are The Best Thing” a ritmos más contagiosos y alegres como “Hey Me, Hey Mama”, pasando por las melodías tiernas y desconcertantes de “Meg White”, dedicada a la mitad femenina de The White Stripes. En “Gossip In The Grain” repite con Ethan Johns, su productor de confianza “y gran amigo”, y en él descubrimos a un Ray LaMontagne menos oscuro pero más emocional, si cabe, a pesar de sus esfuerzos por evitar cualquier epíteto de este tipo en relación a sus canciones. “No puedo pensar en mi música en esos términos porque simplemente me dedico a componer y eso es lo que me lleva de un álbum a otro”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.