“Pensamos en hacerlo un poco en plan ‘los Pogues a la catalana'”
Entrevistas / Fetus

“Pensamos en hacerlo un poco en plan ‘los Pogues a la catalana'”

Eduardo Izquierdo — 04-03-2021
Fotógrafo — Archivo

El tercer disco de Fetus ya está en la calle, con el título de “Sota, Cavall i Rei” (Bankrobber) . Un álbum sorprendente, en el que la banda de l’Empordà se mete en el cancionero del maestro Jaume Arnella, fundador del mítico Grup de Folk, para llevarlo a su terreno y convertir romances y canciones populares en tratados de garage, punk y rock enérgico.

Adrià Cortadellas, Telm Terradas y Adrià Jiménez reivindican así la figura de uno de los grandes de la canción catalana y, de paso, oxigenan un proyecto en el que necesitaban no quedarse estancados. Aunque mejor nos lo explica el mismo Cortadellas, voz y guitarra de la banda.

El título parece ideal para los tiempos que corren ¿no? Esto es lo que hay y fuera.
Sí, de alguna manera sí, aunque ese no fue el objetivo. Es una frase que está incluida en la canción “La Timba de les Cartes” y nos pareció un buen resumen de todo, aunque luego es verdad que se adecua a la perfección a todo lo que está pasando.

Hablando de eso, grabasteis el disco en plena pandemia y confinamiento ¿no?
Bueno, más o menos. Aprovechamos ese impase que se produjo en verano, en el que todo se suavizó, entre junio y agosto, y ahí grabamos todo el grueso del disco. Evidentemente veníamos trabajándolo anteriormente, pero fue ahí cuando lo hicimos realidad.

“Es evidente que cuando tú escribes las canciones estás haciendo más trabajo, pero adaptar un cancionero tampoco es fácil”.

¿Cómo se os ocurre meteros en el cancionero de alguien como el mestre Arnella?
Es una idea que hace tiempo llevábamos en la cabeza. Creo que no ha sido reconocido como otros en cuanto a su aportación a la música popular. Yo llevaba tiempo obsesionado con eso. Hace dos años que me sale como lo que más escucho en Spotify. Pero es que sus canciones son perfectamente actuales. Si escuchas las letras son totalmente contemporáneas. Podrían ser letras de cualquier grupo punk o garage. Y su actitud también siempre ha sido muy punk, haciendo en todo momento lo que le daba la gana.

Meterse en el cancionero de otro es ¿vagancia o un trabajo necesario?
A ver, es evidente que cuando tú escribes las canciones estás haciendo más trabajo, pero adaptar un cancionero tampoco es fácil. Hay temas que hacemos que ni siquiera están grabados en discos, sino que los hemos sacado de algún directo, muchos descartes que no nos encajaban, y cosas así. Yo creo que es un ejercicio enriquecedor y muy necesario, porque te hace crecer como músico el ver como otro hace las cosas, como afronta las letras. Creo que es un trabajo que todo músico debería hacer una vez en su vida.

Y esa adaptación de canciones que tiene medio siglo algunas, y otras provienen incluso de la tradición medieval ¿cómo se hace? ¿Te planteas sonar de una determinada manera?
En nuestro caso sí, fue así. Hay un tema que quisimos hacerlo en plan Black Lips y hacia ahí nos dirigimos. En otro nos dijimos “vamos a sonar más Allah-Las”. También The Jam ha sido una influencia. Y los Pogues. Pensamos en hacerlo un poco en plan “los Pogues a la catalana”.

Te iba a preguntar por eso. Porque metéis muchos instrumentos poco habituales en vuestro estilo. Clarinete, saxos, flauta…Eso lo hace transcender los géneros.
Sí, por eso te decía lo de los Pogues. Porque lo suyo es música tradicional pero hecha muy actual. Además, yo acababa de ver el documental “Crock Of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan” y creo que eso también me influyó bastante. Pensé ¿por qué no?

¿Ha oído el mestre Arnella el resultado?
Sí, primero le consultamos y le dijimos que lo íbamos a hacer y luego, aprovechando un reportaje de TV3, le llevamos el vinilo a su casa. Desde el primer momento estuvo encantado con el proyecto y también con el resultado. Ha sido muy amable siempre, quizá porque ha visto nuestro respeto hacia su obra, pero también esa irreverencia que él siempre ha llevado por bandera.

Presentarlo será complicado, y creo que ya estás trabajando en otro disco de temas propios ¿puede eso matar el álbum antes de tiempo?
Espero que no. Por un lado, el hecho de ser el cancionero del mestre Arnella nos ha abierto las puertas a teatros y sitios como el Tradicionarius donde probablemente nunca hubiéramos tocado. Eso hará, y toco madera, que podamos tener un verano con conciertos en lugares poco habituales. Está claro que no haremos fiestas mayores y cosas así, pero se compensarán con otras cosas. Sí que es verdad que ya tengo quince canciones para un nuevo disco, y yo no soy de los que saben aguantar un año con eso guardado. Necesito sacarlo, pero ya veremos. En estos tiempos nadie sabe qué va a pasar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.