“’Cemento’ es un disco con vocación internacional, intercontinental e incluso interuniversal”
Entrevistas / Espanto

“’Cemento’ es un disco con vocación internacional, intercontinental e incluso interuniversal”

Andrés G. De La Riva — 23-04-2021
Fotógrafo — Emilio Blaxqui

El dúo logroñés Espanto está de vuelta con disco nuevo. “Cemento” (Austrohúngaro, AH058) es su quinto álbum de estudio, el reverso urbanita de Fruta y verdura (2016).

Teresa y Luis nos presentan una colección de canciones prepandémicas donde retratan, de una forma divertida, triste y misteriosa, la vida en una ciudad de provincia. Una docena de composiciones cargadas de humor negro y sensibilidad donde conviven guitarras, baterías y sintetizadores, y donde ambos se alternan al micro para facturar un disco conceptual y a la vez ligero. “Cemento” está cimentado sobre estribillos bailables, canción melódica italiana, momentos más intimistas y una llamada final al desparrame. Grabado en Logroño y Barcelona por Genís Segarra, Raúl Frayle ha grabado las baterías, mientras el resto de instrumentos, la producción y los arreglos han corrido a cargo de Luis y Teresa.

Volvéis a facturar, de alguna forma, un disco conceptual, en esta ocasión en torno a la vida en la ciudad, en una ciudad de provincia como Logroño. ¿Os lo planteasteis como el negativo de “Fruta y Verdura”, que era un trabajo conceptual que se iba a lo salvaje y la naturaleza?
En principio no lo planteamos así, pero fue saliendo un disco resignado a vivir en el cemento, en cualquier ciudad.

El hecho de que el disco gravite un poco en torno a lo urbano, a la ciudad, a Logroño, al cemento… ¿era algo premeditado, fue surgiendo así…?
Fue surgiendo, porque las canciones las hacemos sin un objetivo conceptual. El objetivo de cada canción es ser canción y sostenerse por sí misma. Vivimos en Logroño y el entorno te influye, claro. Diríamos que lo que más.

“El río está muy presente en nuestra vida y nos encanta que sea así”.

¿Cómo se os ocurrió lo de los grabados de los edificios de Logroño para la portada? ¿Fue idea de Carlos Ballesteros? Por cierto, qué detalle tan bonito llevarte una estampa original con el disco… ¿Se disfrutará más el disco si se conoce Logroño?
En principio Luis se había propuesto hacer un fanzine con unas estampaciones que iba haciendo de edificios de Logroño, hará unos tres o cuatro años, pero aquello se quedó sin terminar y algunas de estas estampas acabaron en la puerta del frigo sujetas con un imán de un amenazante Godzilla… La última vez que estuvieron en casa Carlos y Genís, Carlos las vio, le gustaron y se le ocurrió que podíamos tirar por ahí. No creemos que el disco se disfrute más por el hecho de conocer Logroño, si acaso quizá la portada… “Cemento” es un disco con vocación internacional, intercontinental e incluso interuniversal.

¿Cómo es el Logroño de Espanto?
Pues va por rachas, porque antes nos parecía horrible, pero ahora que por diversas circunstancias hemos tenido que pasar tiempo en Móstoles y Fuenlabrada, nos parece como si Logroño fuera París. El río está muy presente en nuestra vida y nos encanta que sea así. Nos gusta el casco antiguo, nos gusta el Parque del Ebro… Ese río lleva el rumor de Logroño a otros lugares, y a su vez nos trae ecos de otros.

¿Cómo estáis viviendo la pandemia? Imagino que, como músicos, os afecta en ver muchos menos conciertos o eventos culturales por ejemplo, pero quizás por vuestro ritmo de directos y grabaciones, y por tener como sustento económico la docencia, no os ha trastocado la vida tanto como a la media de la profesión…
No vivimos de nuestros conciertos, pero sí nos faltan las dinámicas culturales de las que hablas. Se da una paradoja curiosa: hay aforo restringido en conciertos y exposiciones y en nuestras aulas convivimos con 35 alumnos diferentes cada hora. La seguridad depende de cómo interesa contarla… No nos creemos ya nada. Pero pedimos respeto para los ragazzi y para los profesores y apoyo para la cultura, que es segura si se hace bien.

¿Cómo ha influido la pandemia en la composición, grabación… del disco?
“Cemento” estaba ya grabado antes de la pandemia. Algunas canciones tienen mucho tiempo. Quizá la pandemia ha hecho que su salida se retrasara un poco más de lo previsto.

“Todo en este disco es catastrófico, patético y exasperantemente verídico y cómico al mismo tiempo. Basado en hechos reales”

La composición de los temas suele ser un trabajo compartido. ¿Cómo la habéis desarrollado en esta ocasión? ¿Cómo decidís quién canta en cada canción?
Lo de quién canta cada canción es un poco por capricho. Normalmente la cantante es Teresa. En este caso a Luis le apetecía cantar “Todos de acuerdo” y a Teresa le apetecía que Luis cantara “La visita” y vimos que quedaba gracioso.

¿Cuánto hay de experiencias personales en estas canciones?
Todo en este disco es catastrófico, patético y exasperantemente verídico y cómico al mismo tiempo. Basado en hechos reales.

Algunas canciones dialogan entre ellas. ¿Cómo surgen esos dípticos?
Surge de manera natural, lo que grabas en un disco responde a lo que has estado escribiendo en un periodo acotado de tiempo en el que haces más o menos las mismas cosas, tienes las mismas obsesiones, lees unos libros, ves unas pelis… suponemos que todo eso va saliendo en la foto.

El disco es a la vez conceptual, ligero, realista, tiene humor negro… ¿responde a la música que escucháis, al momento que vivimos, a vuestro momento vital?
Responde a cómo hemos vivido ese periodo de tiempo que va más o menos entre 2017 y 2020. Hemos asistido a talas indiscriminadas, encementamientos masivos, verdaderos despropósitos urbanísticos en los últimos años… en nuestra ciudad y en todo el territorio nacional. Esas competiciones de aeropuertos desiertos desde el primer día, esas megaestaciones locas, esos centros comerciales inmensos, feos, abrumadores, invasivos… todo eso nos produce sentimientos muy encontrados: risa y lágrimas, hilaridad, enfado… no queremos vivir en lugares así.

Habéis vuelto a grabar con Genís Segarra y con Raúl Frayle. ¿Cómo ha sido en esta ocasión?
Parecido, aunque esta vez las canciones las hemos acabado un poco más en casa.

“Como tenemos los cacharros con los que nos hemos ido juntando en los discos anteriores, pues con eso se hacen las canciones”.

En “Fruta y verdura” incorporabais un instrumento como el mellotron, ¿qué instrumentos habéis utilizado en Cemento?
Los que teníamos. No hemos comprado nada nuevo. Sigue apareciendo el mellotron -hay que amortizarlo-, las guitarras, y los sintetizadores que había a mano…

Cuando hablamos por “Fruta y verdura”, me contabáis que en casa habían sonado mucho músicos como Paolo Conte, Robert Wyatt, Cole Porter, Dory Previn… ¿Qué ha sonado en este caso?
Chico Buarque muchísimo, el “Watertown” de Frank Sinatra, los clásicos de Fania -especialmente Rubén Blades-, Joni Mitchell y mucho, muchísimo jazz.

Recuperáis las guitarras de “Rock’n roll”, que conviven con los sintetizadorws de “Fruta y verdura”. Seguramente sea el disco más variado. ¿Ha sido algo premeditado?
Pues no ha sido premeditado en el sentido de “vamos a usar lo que tenemos por aquí”. Como tenemos los cacharros con los que nos hemos ido juntando en los discos anteriores, pues con eso se hacen las canciones.

Teresa, cantas fantástico en “Ragazzi”. ¿Cómo se os ocurrió componer este tema en italiano?
Muchas gracias. Nuestro propósito era homenajear esos discos de algunos artistas que tenían versiones de sus canciones en español y en italiano, algo que echamos mucho de menos en el pop de ahora. Nos encanta el idioma, pero no tenemos ni idea de italiano, es un italiano un poco a nuestro aire, el que sabe todo el mundo, el que hemos aprendido de oído.

¿Habéis pensado en alternar con más idiomas?
Quizá pronto en catalán, ahora que somos un grupo de Barcelona, de la onda laietana, jajaja…

¿Cómo llevaréis el disco al directo? ¿Hay planes concretados de conciertos?
No estamos ensayando y no tenemos previsto tocar en directo. Si ya tocábamos poco en la antigua normalidad… Estamos haciendo canciones nuevas y quizá el año que viene, según sean las circunstancias, volvamos a la carretera, a la vida del rock.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.