“Buscamos la reconexión con la esencia galaica y rural”
Entrevistas / Moura

“Buscamos la reconexión con la esencia galaica y rural”

Miguel Valiña Blanco — 30-03-2020

Las “mouras” son seres mitológicos gallegos, bellas mujeres que moran cerca de los ríos, lagos o castros galegos, algo muy similar a las hadas del bosque. Moura también es el nombre de una de las nuevas esperanzas de la escena gallega. Moura son de A Coruña,  y sus miembros proceden de otras bandas como Guerrera, Lüger, Holywater o Saharah.

Su música “nos convoca a formar parte del aquelarre, a disolverte en su niebla de psicodelia progresiva con raíces folk y mitología galaica con la lengua gallega como voz ritual comunal que persigue el trance colectivo”. Toda una experiencia que se materializa en un primer trabajo “Moura”(Spinda Records 2020), que verá la luz el próximo 1 de Abril.

Charlamos con Diego Veiga, uno de los druidas de Moura, además de guitarra y cantante de la banda, sobre lo que significa este primer largo.

-¿Cómo “nace” Moura?

La banda surge en el entorno de la Casa Tomada, luego Nave1839 (centro cultural autogestionado de A Coruña). Nos conocíamos de proyectos anteriores y comenzaron a surgir sinergias e intereses comunes. Vislumbramos la vía galaica y trabajamos para alcanzar esa mezcla de progresivo, psicodelia, folk y kraut gallego.

-¿De dónde viene ese interés/conexión con la magia y el misterio de la tierra “meiga”?

Ese interés siempre ha existido desde niño, de hecho me hubiese encantado ser arqueólogo o algo similar. La infancia en la aldea donde mi familia me hablaba de la rica tradición galega llena de magia, conxuros y paisajes. Con Moura buscamos la reconexión con toda esa esencia galaica y rural.

-¿Resulta curioso qué una banda gallega que canta en gallego fiche por un sello de Algeciras, cómo nace esa conexión Norte-Sur con el sello Spinda Records?

Previamente a nuestra actuación en el Monkey Week, contacté con Berto (dueño del sello Spinda Records) para que nos ayudase a completar la gira con algunas fechas. Berto desde el minuto uno se interesó al 200% por Moura. Nos da total libertad, hay un contacto directo y permanente con él. Es un tío apasionado y la implicación es total.

-¿Vuestro directo es un punto fuerte, cuéntanos como son esos aquelarres?

Nuestro directo busca una experiencia que te lleve al trance. Aunque visualmente nos puedan encasillar en ese okkult-chic, nuestro camino es otro: documentales etnográficos del rural gallego de la II República, corriente folk británica de los 70, cine nórdico… Pero sobretodo tiramos por lo de nuestra tierra que nos ofrece un amplio abanico de posibilidades para todo ese concepto visual. En la gira nos acompañamos de lo que denominamos A Irmandade Ártabra. Seremos entre siete y ocho músicos en escena con colaboraciones de percusiones, vientos y voces. Hemos querido elegir personalmente las propuestas que nos acompañen en esta gira, bandas y proyectos como Caldo, Comando Psicográfico o Peña.

-Habladnos de vuestras influencias musicales y no musicales

Ahí están Pink Floyd, King Crimson, Black Sabbath… Y haciendo arqueología musical, descubres a gente como Bibiano (del colectivo setentero Voces Ceibes), NHU, el folk británico de los 70. Nombrar a gente como Xose Lois Romero e Aliboria, Margarida Mariño, Belem Tajes… Y reivindicar a nuestros Kozmic Muffin, una banda que me impactó y me sigue impactando. Respecto a las “no musicales” hacía mención al cine nórdico, filmes de folk-horror, y defender y reinventar la cultura y tradición propia

-Defendiendo con vuestra música esas raíces tradicionales, qué opinas  de  esa tendencia actual de unión entre tradición (flamenco, canción castellana, muiñeiras, txalapartas) con corrientes actuales?

Se ha perdido el miedo a mezclar la tradición (algunas parecían intocables) con nuevas tendencias. Yo lo veo más como una forma de rememorar todo aquello. En los 70 esto ya existía: Smash, Triana o bandas “prog” catalanas de los 70. Y hoy en día propuestas que nos encantan: Derby Motoreta´s Burrito Kachimba, Rodrigo Cuevas, Xose Lois Romero e Aliboria, Caldo…

-¿Resulta contradictorio en un mundo sin fronteras y superconectado la reivindicación de las raíces propias?

 Defender la cultura propia y la tradición es algo necesario para preservarla. En un mundo global hay cosas que se pierden porque, al final, lo masivo es lo que prevalece. A veces buscamos lo exótico fuera cuando lo tenemos en casa.

Comentando sobre el papel, a veces, contradictorio y engañoso de las redes sociales, Diego puntualiza que “Las mentiras y el “humo” no son nada nuevo, estrategias de marketing encubiertas (que le pregunten a Brian Epstein con The Beatles, por ejemplo)”. Y refiriéndonos también al hermetismo o sectarismo de algunas “escenas”, Diego afirma que “ese hermetismo sí existe… pero las barreras están para romperlas, y Moura está por la labor.”

“Moura” va a ser uno de los discos más sorprendentes de este 2020. Editado por Spinda Records,  fue grabado en La Cortina Roja Estudios (A Coruña) en compañía de amigos en la producción: José Gutiérrez (producción, grabación, mezclas); Fernando Mejuto (masterización); Leo López (fotografía); y el propio Hugo Santeiro, guitarra de la banda (artwork).

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.