“Te da la sensación de que arañas la superficie de la industria musical”
Entrevistas / Kelly Kapøwsky

“Te da la sensación de que arañas la superficie de la industria musical”

Berta Pladevall/Carme Garau — 21-03-2020
Fotógrafo — Eva Carasol

Kelly Kapøwsky, el quinteto barcelonés formado por Eva (teclados), Núria (batería), Laia (guitarra), Maite (bajo) y Madeva (voz) publicaron su primer largo, “The Dazzling Colours”, hace unos meses. Ahora recuperamos esta entrevista en la que hablamos con Núria, Eva y Madeva sobre su crecimiento creativo, la autogestión y las oportunidades que les ha ofrecido la música.

¿Cuándo supisteis que Kelly Kapøwsky era un proyecto sólido y querías seguir adelante con él?
(Núria) Una vez ya estuvimos todas en la banda. Empezamos Eva y yo en el 2014 con la ocurrencia de que queríamos tocar un instrumento, pero pensamos que sería mucho mejor hacerlo en compañía. Yo empecé con la batería y Eva con los teclados y después buscamos una bajista. Luego vino Madeva, porqué al hacer pruebas de cantante nos enamoramos de su voz. La última incorporación fue la guitarrista, un año más tarde. Ahí fue cuando nos lo empezamos a tomar en serio.

(Eva) El día en que pensé que molaría que este proyecto funcionara y siguiéramos trabajando juntas fue al tocar en el concurso Bala Perduda en 2015. Fue nuestro primer concierto.

(Madeva) Ganamos la semifinal y fue un subidón. Hasta ese momento teníamos una maqueta con cuatro temas que habíamos gravado en casa de manera casera y después de eso ya empezamos con la grabación del primer EP “Phantøm City”.

“The Dazzling Colours” es vuestro primer álbum. ¿Como ha sido el proceso creativo y de composición?
(Eva) No tenemos como un proceso fijo. Las canciones, dependiendo del momento, han salido de una forma distinta. Una de nosotras trae una idea que le ha gustado y a partir de ahí intentamos desarrollar algo que nos motive con esa idea. No siempre tiene que ser un fragmento de música, nos podemos inspirar con alguna cosa que vemos, con otros elementos artísticos…

(Núria) Tendemos a construir entre todas a partir de una idea. Nuestra manera de construir las canciones es un poco particular, solemos partir de un elemento y después este, como un árbol, va creciendo.

¿Y el proceso de grabación de este?
(Madeva) Este disco en concreto empezamos a grabarlo a finales de octubre o principios de noviembre del año pasado, pero ya llevamos un año trabajando en él. Así que en realidad, ya tiene unos dos años. Estuvimos preparando las canciones para entrar al estudio y luego estuvimos dos semanas en el Estudio Caballo Grande con Christian y Ferran intentando ver qué sonido queríamos de cara a este nuevo trabajo, como transición del EP con el que empezamos. Queríamos aprender de esa grabación y buscar un crecimiento en el sonido.

(Núria) Veníamos de un EP en el que queríamos sonar muy limpias, muy puras. En “The Dazzling Colours” intentamos trabajar un poco más el sonido con Ferran para crecer en ese sentido. Queríamos añadir más capas, más guitarras y efectos. Producirlo más para crear una atmósfera etérea.

(Eva) El proceso creativo del disco realmente se acabó cuando estábamos grabando, en el estudio. Cuando tu ya llevas tanto tiempo trabajando en unas canciones, no sabes verlas con los mismos ojos que la primera vez. Ellos tenían una imagen limpia de nuestro trabajo, era algo nuevo. Así nos pudieron hacer algunos arreglos y crear capas para que el sonido del disco creciera, fuera más rico.

“Queríamos que sea un disco que sonase muy bien para escucharlo desde casa. Luego ya nos apañamos para llevarlo a la práctica”

¿Fue muy diferente a la grabación de vuestro EP “Phantøm City”?
(Núria) El EP también lo grabamos en estudio, en el Estudio La Atlántida con Edgar Beltri. Fueron muy diferentes los dos pero fue muy bien. También ha supuesto un proceso de crecimiento que era necesario. También había canciones que no estaban del todo acabadas y la ayuda de Ferran y de Christian ha sido maravillosa porqué tienen muchos conocimientos y han sabido captar el sonido que queríamos.

(Eva) En el EP nosotras estábamos empezando y no queríamos sonar muy diferente a lo que podías ver en un concierto y en este disco nos ha dado un poco igual.

(Núria) Queríamos que sea un disco que sonase muy bien para escucharlo desde casa. Luego ya nos apañamos para llevarlo a la práctica.

(Eva) Sí, por eso ha habido un trabajo post grabación para que las canciones pudieran sonar bien en directo. Para nosotras ha sido otra fase del trabajo creativo del LP. Hemos trabajado como adaptar la sonoridad y los efectos añadidos a los instrumentos para que el directo pueda seguir siendo fiel al disco.

¿Qué podemos encontrar en “The Dazzling Colours”? ¿De qué nos hablan las canciones?
(Madeva) Es difícil intentar explicarlo cuando estas dentro, en el proceso. Creo que las canciones me empiezan a cobrar significado cuando pasa el tiempo y pienso “¿qué quería decir allí?”. No hay una temática fija en el disco, pero el título ya te habla un poco de lo que vas a encontrar. Al final es una amalgama de muchos colores, de muchas emociones y sensaciones diferentes. Para mi, a nivel lírico, ha sido un poco una exploración desde donde partíamos, que quizá eran un tipo de canciones más “poperas” a poder encontrar un significado más profundo, marcado por el observar, los colores, la naturaleza… En general no son canciones románticas, sino que nos hablan un poco del ser y de las cosas que nos pasan a todos.

(Núria) En las canciones encontramos muchos matices, hay algunas más movidas que otras. A lo largo del disco, los temas reflejan una transición de los diferentes estados de ánimo en que uno puede encontrarse. Yo lo ligaría mucho con como nos afectan los elementos de la naturaleza, la luna o la tierra al ser humano. Hemos ligado esa parte natural y los colores que la representan con nuestras emociones.

(Eva) A mí me pasa en algunos discos que escucho una canción y ya me parece que he escuchado todo el disco. Esto no me pasa con este álbum y creo que lo interesante es que cada canción tiene algo especial y te habla de un estado diferente. Por ejemplo “Head To Head” tiene unos colores como más brillantes, tonos cálidos, y por ejemplo “Soundtrack Of Shades” tendría un tono más azul oscuro. Por eso también decidimos poner ese título. De hecho, lo hablábamos mientras gravamos el disco, hay gente que cuando escucha música la relaciona automáticamente con un color.

(Núria) Sería muy bonito hacer una encuesta entre la gente para que nos digan de que color es cada canción y luego hacer un vídeo con eso.

¿Qué canción de “The Dazzling Colours” creéis que define mejor a Kelly Kapøwsky a día de hoy?
(Madeva) “Temper” es mi favorita y creo que también representa a Kelly Kapøwsky muy bien porqué siempre que la tocamos la disfrutamos mucho. Por eso nos la guardamos para el final del set list.

(Núria) La mía creo que es “Soda” porqué es una canción muy atrevida para lo que veníamos haciendo y creo que es muy representativa del crecimiento que hemos experimentado, desde que empezamos de cero hasta ahora.

(Eva) Han mencionado las dos últimas composiciones, que suelen ser las que más te motivan. A mí me gustan también estas dos canciones. “Temper” es la que me gusta más tocar y es con la que disfruto pero creo que la que representa más como esta Kelly Kapøwsky es “Soda”, que refleja nuestra evolución. ¡Ahora tenemos que componer una nueva!

A nivel sonoro, ¿que ha cambiado desde la composición de vuestra primera canción “Red Hat” y vuestro anterior EP “Phantøm City”?
(Eva) “Red Hat” fue la primerísima canción que pudimos tocar sin equivocarnos y no la compusimos nosotras solas. En esa época teníamos un profesor, Stefan Häublein, que compuso esta canción y nosotras escribimos la letra. Una vez supimos tocar esta canción nos dijo que estábamos preparadas para buscar una cantante, ya que antes habría sido imposible que cantara. ¡Habría sido la muerte para ella! Desde ese momento, a medida que iban pasando las canciones, nos íbamos independizando de Stephen y ya solo nos ayudaba en los arreglos. Luego nos independizamos totalmente, fue un momento duro. A medida que vas aprendiendo te vas motivando. A lo largo de los años hemos ido aprendiendo y la parte creativa se ha ido haciendo más compleja. Es como cuando aprendes a ir en bici. Te montas, aprendes y ya quieres ir todo el rato en la bici, pues así.

(Madeva) Esa motivación va haciendo que cada una con su instrumento pueda ir aportando más ideas y de repente cosas que no nos habíamos planteado surgen. Cada una con su instrumento ha tenido un proceso propio de evolucionar y desarrollarse y cada una ha ido encontrando su voz con el instrumento.

Publicasteis vuestro último trabajo en 2016. ¿Qué ha sido de Kelly Kapøwsky durante este tiempo?
(Núria) ¡Una de nosotras ha sido madre! (risas). Hemos recorrido -para no tener sello- una buena cantidad de sitios y festivales. Hemos ido a tocar fuera de España, por ejemplo, en el Maifeld Derby (Alemania), tocando en el mismo espacio de Metronomy. Estas han sido experiencias muy enriquecedoras a nivel de grupo que nos gustaría que se dieran más a menudo. También hemos crecido como grupo, porque empezar a componer sin una base musical muy solida era complicado, ahora nos conocemos mejor y sabemos como trabajar juntas en el sentido musical.

¿Como es ser una banda sin sello en la actualidad?
(Eva) Moverte para hacer conciertos o ir a algún festival es muy complicado. Nosotras tuvimos mucha suerte y en 2017 nos escribieron los de Jägermusic. A partir de ahí tocamos en el Vida, en el Monkey Week y en el Kutxa Kultur. Luego Louise Sansom (Anímic) nos ayudó con la promoción. Al final te das cuenta que necesitas apoyos, aunque nosotras nos autogestionemos. Nos lo hemos pasado muy bien tocando en estos espacios, aunque somos muy tímidas sobre el escenario y siempre nos lo dicen. Me hace gracia esto porqué jamás se juzga a un grupo de hombre sobre si son tímidas o no.

(Madeva) Sí, es bastante complicado. Estamos en un momento en que las bandas emergentes en la industria musical están un poco relegadas a los archivos llenos de polvo. Al final si no tienes un contrato o alguien que pueda moverte no eres nadie. Nosotras podemos mover nuestra energía para que el proyecto funcione, pero si eso no nos llega de vuelta, si por ejemplo en las redacciones están colapsados, no eres capaz de llegar a un público más allá del que ya tenemos. También es cierto que los medios priorizan a veces los grupos que vienen de un sello, es como que son más privilegiados y vienen recomendados de otra persona.

(Núria) Tu acabas tu jornada y luego tienes que ir a ensayar y lo haces porque te encanta, pero la parte de gestionar todas estas cosas es un esfuerzo. Para llegar a la profundidad de la industria necesitas ese empujón. Te da la sensación de que arañas la superficie, pero nunca llegas a entrar. Aún así hay amor por la música y se hace.

(Eva) En la escena musical han aparecido sellos pequeños pero es muy difícil incluso estar en una de ellos. Hay momentos en que hay un boom para ciertas bandas que se exprimen al máximo y después se quedan un poco en el aire y es una lastima.

“Los grupos y las personas tienen su carácter y yo creo que el nuestro es bastante retraído, en general. Y la música que hacemos no da para empezar a bailar como un loco en el escenario”

Después de unos años de trayectoria, ¿Os sentís más maduras a la hora de componer? ¿Y sobre el escenario?
(Núria) Los grupos y las personas tienen su carácter y yo creo que el nuestro es bastante retraído, en general. Y la música que hacemos no da para empezar a bailar como un loco en el escenario. Creo que entre nosotras sí que hemos ganado confianza y hay química. Lo importante es poder trasladarlo al público. Cuando ves que la gente se contagia de tu música y sabe tus canciones, te hace querer más. Es como un regalo para ellos y a la vez el público es un regalo para ti.

(Madeva) Por mi parte nunca me imaginé tener que estar de frontwoman en un escenario y preferiría muchas veces estar en el sofá tranquilamente, pero hay algo mas allá que me llama a estar ahí arriba. Cuando llega el momento, pero, todo se desvanece. Para mí ha sido un viaje muy importante a nivel vital, poder crecer y confiar en ellas, que me permitan tener un espacio donde puedo desarrollarme creativamente. No somos una banda que vamos a ponernos a bailar en el escenario, pero para mí realmente son más importantes la profundidad o los detalles, el poder crear atmósferas envolventes. Pero sí que hemos llegado a un punto en que podemos mirarnos encima del escenario y leernos las miradas y disfrutarlo.

Núria es ilustradora y Eva fotógrafa. ¿Como han interferido estas otras disciplinas artísticas en el proyecto de Kelly Kapøwsky? ¿Os ha ayudado a la hora de darle identidad?
(Núria) Se refleja por ejemplo en la portada de nuestro disco. Eva fue la fotógrafa y escogimos una montaña muy mágica, que es Montserrat, en ese atardecer…

(Eva) Dicen que hay extraterrestres el día 11 de cada mes… Elegimos Montserrat porque es una imagen muy representativa de la naturaleza de Barcelona pero también muy mágica. Para hacerla también usamos cada una de nosotras un espejo, que reflejan el blanco del cielo que es a la vez la unión de todos los colores. Es como toda la gama de colores que te puedes encontrar en el disco.

(Núria) Al ser personas creativas, la banda ha sido otra herramienta para desarrollarnos. En tu vida diaria, aunque tengas una faena artística estás más ligada y en el caso de Kelly, como es un proyecto personal, tienes más libertad y puedes expresar más tu personalidad.

(Eva) Siempre hemos trabajado en una comunidad, como en una hermandad, todas apoyándonos en todo y consultando las ideas. Seguramente esto hace que nuestro proceso creativo sea mucho más lento que en otras bandas donde alguien lleva la batuta y decide que hacer en cada momento, pero nosotras siempre lo hemos consensuado.

Tuvisteis la oportunidad de tocar en el Primavera Sound, ¿cómo fue la experiencia? ¿Qué supuso para vosotras?
(Eva) Tocamos abriendo el festival y siendo teloneras de Deerhunter, que jamás me lo hubiera imaginado.

(Madeva) Empezamos tocando el Bala Perduda, cuya recompensa si ganabas era tocar en el Primavera Sound, pero quedamos finalistas y era una espinita que teníamos clavada. Sí que tocamos en Primavera als Bars pero nos apetecía mucho tocar en el Primavera, además no nos esperábamos para nada poder telonear a Deerhunter. Fue una experiencia única para todas, la sala estaba llena y las energías eran muy fuerte. Teníamos muchas ganas de tocar canciones del disco que no habíamos estrenado y mostrar todo el trabajo que habíamos hecho.

(Eva) Esos días fueron muy emocionantes porque unas semanas antes habíamos gravado con la radio del Primavera Sound una entrevista, después tocamos en el Primavera y a parte nos fuimos a la radio del Primavera Sound dentro del festival. Fue como una montaña rusa de emociones, en que estas en algo que es genial y para ti es muy importante pero luego vuelves a la realidad y ves que tienes que seguir trabajando para auto gestionarte. ¡Aún así hemos conseguido tocar en el Primavera Sound y estamos muy muy felices!

Después de la publicación de vuestro primer largo, ¿Cuáles son los planes de futuro para Kelly Kapøwsky?
(Núria) Nos encantaría que alguna discográfica nos ayudara a salir un poco fuera de la escena barcelonesa donde nos movemos. El hecho de que alguien te de un toque de promoción y puedas tener oportunidades de salir es importante. Sabemos como funciona la industria y no es que vayan a invertir un montón de pasta en ti, pero al final es un poco un quid pro quo, nosotras tocamos y viene gente y ellas nos apoyan un poco. También nos gustaría poder gravar un vídeo, que una persona externa aporte la mirada que tiene de nosotras y plasmarla en un vídeo.

(Eva) El futuro es tocar en más sitios dentro de Barcelona y poder mover este disco hasta que nos cansemos o nuestras fuerzas se agoten. La idea es seguir hasta que podamos, resistir.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.