Cambio de forma
Entrevistas / Jack Peñate

Cambio de forma

Enrique Peñas — 01-08-2009
Fotógrafo — Archivo

Quizá sea exagerado decir que Jack Peñate es un hombre nuevo, pero no lo es en absoluto asegurar que, en “Everything Is New” (XL/Popstock!), su música ha experimentado un cambio más que notable, convirtiéndose en un motivo de descarada celebración. Suyo es un segundo disco sorprendente como pocos este año. Una reinvención en toda regla que debemos recibir con los brazos abiertos.

Después de escuchar “Everything Is New”, queda claro que Jack Peñate ya no es el debutante del tibio “Matinée”, cuando fue etiquetado en el Reino Unido como una suerte de versión masculina de Lily Allen. Una operación bastante artificial que nunca llegó a cuajar. “Oh, eso… Bah, para mí no tuvo ninguna importancia. Son cosas de la prensa, nada más”, señala este londinense de apenas veinticuatro años, que acaba de dar todo un giro de ciento ochenta grados con este segundo álbum en el que el ritmo se convierte en el eje fundamental. “Me encanta la idea de hacer que la gente se mueva, que baile. Es el poder de la música, y el hecho de acercarme a ese objetivo es realmente increíble. Quería que tanto la batería como el bajo jugasen un papel muy importante, no hacer sólo el clásico disco de guitarras”. De acuerdo: el cambio estaba en su mente, pero ¿hasta el punto de darle una completa vuelta a su sonido? “Sé que para mucha gente es sorprendente, incluso dentro de mi propia discográfica no sé si se esperaban algo así; en el single ‘Tonight’s Today’ ya se podía escuchar esta nueva línea, aunque hay quien pensaba que era sólo un amago y que luego no habría una diferencia tan grande, pero las canciones son las que mandan, y al trabajar con ellas fuimos observando que funcionaba y que el cambio estaba siendo positivo, con una energía muy fuerte”.

En ese plural que utiliza Jack Peñate hay que incluir al productor Paul Epworth (conocido por sus trabajos para The Rakes, Mäximo Park, Bloc Party o Kate Nash, entre otros muchos, y una de las figuras clave en la renovación de la escena británica), con el que ha trabajado mano a mano para dar forma a estos nueve temas. “Sobre todo me ha hecho ser mucho más abierto, no cerrarme de antemano a cosas que al final encajan y han salido muy bien. He aprendido mucho de él”, afirma Jack PeñateAdemás, poco antes de entrar en el estudio también se dejó aconsejar por Norman Cook (Fatboy Slim), y, casualidad o no, éste es un trabajo decididamente exultante, en las antípodas de la melancolía que recorría su debut. “He disfrutado mucho con este disco. No es que en ‘Matinée’ no lo hiciera, pero fue completamente distinto; desde luego que fue un álbum muy importante en mi vida, porque me enseñó a crecer, pero ahora no quería seguir otra vez ese camino, sino intentar sorprender no sólo a los demás, sino también a mí mismo. En cierto modo, supongo que estas ideas siempre han estado dentro de mí, pero antes no me atrevía con ellas y ahora sí lo he hecho”.

Como consecuencia, aquí aparece este “Everything Is New”, cuyo título hace justicia a su contenido. “Es casual, porque en realidad no quería hablar exactamente de la música, sino de algo más personal: alguien entra en tu vida, te enamoras y cambia la percepción de todo lo que está a tu alrededor”. Tan simple como el amor, aunque tras un par de segundos de silencio admite que, efectivamente, se trata también de volver a empezar. En ese proceso, el pop se ha visto envuelto de sonidos latinos, aires tropicales y afrobeat, influencias que reconoce sin necesidad de dar mayores rodeos. “He escuchado mucho a Fela Kuti, Os Mutantes o Dr. John; son geniales. Me han contagiado su amor por el ritmo”. Tampoco estaría de más hablar de Talking Heads, ni tampoco de Vampire Weekend, aunque en el caso de esta comparación más contemporánea el protagonista de estas líneas no lo tenga tan claro. “Respeto mucho lo que hacen, pero no creo que nuestro sonido sea parecido; quizá podamos compartir algunas referencias de manera puntual, pero el resultado es muy diferente”.

De lo que no cabe duda es de que estamos ante el disco con más vocación nocturna y festiva de Jack Peñate, por momentos casi carnavalesca (“Let’s All Die”), una invitación al desenfreno que lleva la rúbrica de este inglés con ascendencia española, como certifica su propio apellido. “En Reino Unido lo pronuncian de cualquier manera: peniate, penate, penyate… Es un auténtico lío, no te puedes hacer a la idea”. Está claro: la eñe, esta vez sí, marca la diferencia.

Un comentario
  1. Jack CyrulMay 19, 2011LaraWave 1 blue and wave 5 blue if you ended wave 5 blue at your wave 1 green are the same length with wave 1 being 27 days and wave 5 being 33 days?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.