De alburquerque a la eternidad
Entrevistas / Albert Pla

De alburquerque a la eternidad

Xibecal Brothers — 01-10-1997
Fotógrafo — Archivo

“Ho sento molt” (PDI, 89) fue toda una revolución en Cataluña.La capacidad de aquel joven de Sabadell de soltar las mayores barbaridades en el tono más ingenuo que imaginarse uno pueda, impactaron a unos atónitos espectadores de TV3 que no daban crédito a sus ojos ante ese engendro semi-hundido en un sofá y rodeado de música minimalista. “Al principio me quisieron vender como el joven, el nuevo valor de la nación catalana, estaban empeñados…” Pero a los linces del Departament, el joven les salió rana, “me parece que sí, no han acabado entendiendo muy bien.”

Después vino “Aquí s´acava el es donava”(PDI, 91), un trabajo mucho más discreto que su predecesor en el que su discográfica puso tanto interés en promocionarlo como él: ninguno. Albert, posiblemente desconcertado por lo inesperado de su éxito y la manipulación a la que estaba siendo sometida su figura, optó por pegar un giro de 180o.y encima estampó su decisión como título del álbum -“Se acabó lo que se daba”-. Se olvidó de su anterior personaje y decidió expresar su mundo a ritmo de rumbas (catalanas). “No solo de rumba vive el hombre” (BMG-Ariola, 1992) es ya un clásico de la música popular de este país donde Albert Pla muestra toda su capacidad para reinventarse musical y escénicamente. Y es que la vena artística que mueve al de Sabadell es la dramática, por eso la en principio sorpresiva y contundente declaración con que se abre este artículo,no lo es tanto. Antes de plantearse cualquier trabajo discográfico primero piensa el tipo de espectáculo que va a llevar “No losé, surge la idea, el concepto y luego todo va tomando forma. Primero tengo una idea de cómo montar el espectáculo antes de pensaren el disco. Luego tengo cuatro o cinco canciones, no sé cuántas,y conforme avanza el concepto del disco, entonces todo lo que se te va ocurriendo ya le vas intuitivamente metiendo ritmos, un arreglo, y así todo va cogiendo forma. Pero siempre hay una idea antes, porque canciones porque sí no acostumbro a hacer nunca. Las vas haciendo siempre en la cabeza,pero sin hacerlas, luego no tienes dónde meter algo y dices, bueno,por allí… lo podemos ir metiendo… más o menos”. Albert baja la cabeza, quizás piensa que se ha enrrollado demasiado. Nose siente cómodo “analizando su obra”, prefiere comentar anécdotas, hablar de cosas menos trascendentes, fumarse un porrito y echar unas risas.

Tras la encarnación en un rumbero, se imponía otra nuevo cambio de piel, y así nació “Veintegenarios”. Esta vez su personaje era un pobre desgraciado que intentaba montar un espectáculo él solito con su guitarra, música pregrabada en un casettey controlando hasta los focos. Pero esta vez surgió un problema:tras la grabación del disco la discográfica se negó a publicarlo argumentando “que las canciones no son buenas”. Curiosamente,“Veintegenarios” contenía un corte titulada “La dejo o no la dejo” donde Albert Pla se dedicaba a constatar una serie de verdades de pura aritmética pero que, ciertamente, pueden sonar algo fuertes a determinados oídos. De esta manera, “Veintegenarios”y su “canción de la terrorista” se quedaron sin ver la luz hasta el presente año y Albert tuvo que realizar la gira  sin disco en el mercado. Pasa un año y Albert se empieza a resignar con la negativa de la discográfica. No puede seguir parado, así que se prepara otra grabación, esta vez con textos ajenos. Los textos del poeta catalán J. M. Fonollosa -un perfecto desconocido- acaban siendo musicados por Albert Pla y Pep Bordas -su colaborador inseparable-en “Supone Fonollosa” (BMG-Ariola, 95). El disco es lo másanticomercial que se pueda imaginar, pero Albert Pla (o su personaje) es un ser ingenuo con más cara que espalda, así que, argumentando la relación con New York -temática de los versos de Fonollosa-se marca una versión apoteósica de “Walk on the wildside”. “El lado más bestia de la vida” se convierte en todo un éxito y su influencia aún se puede apreciar entre algunos de los comentaristas de Radio 3. De todas formas “Ho sento molt” y “No solo de rumba…” pesan demasiado y se ansía más Pla. Ese mismo año tenemos otra ración con una sorprendente colaboración con Roberto Iniesta. “El día de la bestia” canción perteneciente a la banda sonora de la película nos presentaba un dúo impagable entre Robe Extremoduro y Albert anticipo de “Agila” (Dro-East Weast, 96) en el que aparece cantando en otro magnífico tema: “¡Que sonrisa tan rara!”.1996 fue sin duda el año de Extremoduro y la simbiosis entre estas dos escatológicas sensibilidades fue perfecta. Albert manifestó su admiración por las letras de Robe, aún así piensa que el arranque de su popularidad no fue por su colaboración con los extremeños “Yo he notado la diferencia a partir de cantaren castellano. Cuando cantaba en catalán, más que cantante era como un personaje popular, venían niñatos intelectualillos,en cambio rulando por España venía gente más normal,que escucha el disco, que te conoce, gente más lógica, así como vosotros. Pero yo aquí en Cataluña alucinaba, te lo juro,porque pensaba: a ver si es que aquí no hay gente como yo, no sé,hay gente muy rara… cuidado, que en España también hay gente muy rara, pero a verme viene la gente que funciona en las ciudades universitarias,los típicos que van a la universidad pero con la botellita de whisky,los canutos… no sé, gente como más familiar… Además ese público que tiene el Robe ahora mismo, mañana puede desaparecer.El otro día fui al concierto en Madrid, en Las Ventas, y me quedé alucinado porque eran todos chavalines, me quedé flipado, eran todos chavales super jóvenes. Sí, está bien, pero no sé si entienden demasiado, son peña que el año que viene ya no está, entonces te montas toda esa vacilada y el año que viene no te comes una mierda. No es un público natural, es un público que se puede enrollar con Extremoduro, como se puede enrollar con AlbertPla, con Serrat o con la música maquinera…”. Sí, Albert,pero se supone que si se enrollan con Albert Pla es por lo que dices “bueno,eso espero… hombre, yo siempre tengo la sensación de que viene gente a verme, pero la gran mayoría viene por morbo, viene para oír cómo digo polla y todo eso… Es así, por eso te digo que el año que viene a Extremoduro esa clase de gente sabrás que no va a ir… cuidado,que tampoco es que yo le exija al público nada, pero soy consciente de eso. Hay que ir con mucho cuidado con estas cosas, porque sino te puedes hacer un lío en la picha que te cagas.Puede llegar un día que salgas al escenario y digas ¡Coño!¿Dónde está mi público?”

El espectáculo de “Supone Fonollosa” también se lo monta solo “Yo la pasta me la saco en los bolos, y más de la manera como me lo he montado desde que me hicieron la putada de dejarme sin disco, que me quedé sin banda, sin nada, me tuve que preparar yo sólo el Fonollosa, y claro, así se saca más pasta.Ahora no voy con nadie, voy solo y no tengo ningunas ganas de cambiar ahora…”.Una vez acabada la gira Albert recibe una tentadora oferta: le proponen representar como protagonista una obra de teatro junto a Marisol Galdón”No te creas que es tan fácil ser actor, joder, que tuve que currar, ir a clases…”. Caracuero es representada por casi toda la geografía y una de esas representaciones es contemplada por Juanma Bajo Ulloa, que rápidamente le ofrece colaborar en la esquizofrénica Airbag. “De hecho sólo me propuso cantar una canción,lo que pasa que luego se fue enrollando y mi papel fue creciendo… era todo improvisado. Claro que para mi de puta madre, un bombón, vaya,porque salgo un momentito en medio y luego en la traca final, mientras que los otros han estado currando toda la película.” Una traca final absolutamente desfasada “La escena final era muy peligrosa, a mi me sigue pareciendo horrible (risas). La escena se hizo en una sola toma y de manera muy precipitada porque Juanma es muy meticuloso pero hubo mogollón de marrones porque la producción de la película era muy compleja.Cuando acabó de ser rodada todos le decíamos, “pero tío¿esto vas a poner como escena final?” Se podía cargar toda la película… nadie pensaba que, de la manera en que fue el rodaje, todo acabase tan bien”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.