“Definitivamente hay más ira en este disco”
Entrevistas / Daughter

“Definitivamente hay más ira en este disco”

Álex Jerez — 10-02-2016
Fotógrafo — Archivo

Elena Tonra e Igor Haefeli tienen mucho que hablar de “Not To Dissapear” (4AD/Popstock!, 16). Con el álbum en la calle, los componentes de Daughter nos reciben encantados para debatir sobre el sucesor que tendrá la difícil tarea de consolidar el legado que logró “If You Leave” (4AD/Popstock!, 13).

Han pasado unos cuantos años… ¿Cuándo surge la idea de volver con nuevo material?
(Elena Tonra)
Grabamos el álbum en verano de este año. Fuimos a Nueva York al comenzar mayo. Los temas los habíamos escrito entre 2014 y 2015. Y pensamos que era el momento perfecto para entrar en el estudio. Ya sabes, el plan es que cuando tienes buen material, buscas el mejor estudio para grabarlos.

Es un disco más directo que el anterior, se podría decir que el sonido está más definido y las letras más claras. ¿Cómo lo definiríais vosotros?
(Igor Haefeli) Directo, poderoso… (risas) No sé, es similar al primer álbum. Y sí, definitivamente es más directo que el anterior. Siendo sinceros hemos podido tener mucho más control sobre este disco que en el primero. Hemos tenido más tiempo para trabajar en él.
(Elena Tonra) Pienso que este álbum está mejor focalizado que el anterior. Además, las letras son más pesadas, las guitarras son más pesadas. Definitivamente hay más ira en este disco que en le primero.

¿Habéis tenido en cuenta el éxito del anterior álbum para crear este?
(Igor Haefeli) No, la verdad es que no. Teníamos interés en grabar nuevos temas, pero no había ningún motivo para que fueran semánticamente iguales que el primer álbum. Es algo mucho más instintivo. Sin embargo, acabaron surgiendo ideas muy parecidas al primer álbum durante el proceso de creación de éste y terminó sonando así. Cuando grabamos, siempre nos olvidamos de lo que hicimos en el anterior álbum e intentamos hacer lo que nos apasiona. Si te gusta está genial, pero no estamos pensando en qué crear para gustar al público.

Elena vuelve a ser la encargada de las letras del álbum. ¿Alguna diferencia creativa con el primero?
(Elena Tonra) Las letras son muy personales, como siempre (risas). Pero, esta vez son menos poéticas. He conseguido ser más directa a la hora de expresarme. Y con respecto a las temáticas está enfocado de nuevo a la soledad, el perdón. Pero, como decíamos antes hay mucha más ira en la forma de contarlo.

Son temáticas bastantes generales… ¿Creéis que vuestro éxito puede estar ligado a que la gente se identifique con las historias de las canciones?
(Elena Tonra) Creo que no hay una política exacta a la hora de definir cómo le pueden llegar a la gente nuestras canciones. Los temas afectan a las personas de muchas formas distintas. Es verdad que los temas son personales, pero también universales. Hablo de emociones y estoy muy contenta sabiendo que cada uno es capaz de encontrar sus propias sensaciones en cada una de las canciones. Para mi componer es una forma de mostrar mis conflictos. Así que sí, creo que puede llegar a sentir otra persona algo parecido. Todo el mundo puede identificarse con la tristeza o la soledad alguna vez en la vida.

También está muy presente la maternidad en este disco…
(Elena Tonra) A la hora de componer los temas las figuras de mi madre y de mi abuela me han inspirado mucho. Pero, creo que hay puntos de vista muy diversos a la hora de tratar la maternidad en el disco. Desde la visión de un niño, hasta el amor incondicional de una madre. He jugado con la idea de la maternidad en mi cabeza y cómo viviría yo esa situación. Sé que suena un poco extraño, pero para mi tiene mucho sentido (risas)

¿Se puede hablar de la música como una forma de terapia?
(Elena Tonra) Sí, yo creo que sí. Para mí es una terapia y es intensa. Yo suelo escuchar música con una gran carga emocional, cuando la melancolía se ha apoderado completamente de mí. De esta forma consigo sentirme mucho mejor. Y bueno, en parte hago canciones para esto. Escribo letras con mucha frecuencia porque soy un individuo bastante tristón (risas).

Siempre se ha hablado de vosotros como una banda perfeccionista. ¿Es esto cierto?
(Igor Haefeli) Sí, somos muy perfeccionistas y no sé como describírtelo. Simplemente me gusta que el trabajo esté bien hecho. Supongo que está relacionado con que ame lo que hago y quiera hacerlo lo mejor posible. Y, además, con darle a la gente lo que se merece por creer en nosotros, pagar un concierto o comprar el disco. Es una gran responsabilidad.

¿Y qué es lo que hace que una canción sea digna de vuestro repertorio?
(Elena Tonra) Bueno, depende de la canción. Pero, probablemente los sentimientos que transmita. Para mí, si no es una buena canción nunca te llegará de verdad. Y hay muchos motivos para que esto pase: que la música no esté bien trabajada, que las letras sean irrelevantes… Cuando me gusta un tema es porque conecto con él. Y al componer me pasa algo parecido, cuando un tema me llega es lo que más me gusta.
(Igor Haefeli) Yo también creo que los sentimientos sean importantes. Pero, para mí las letras no son tan imprescindibles y además una canción puede tardar entrarte. No tiene que ser a la primera. El público internacional, por ejemplo, no tiene que saber inglés necesariamente y eso puede llevarles a que no conecten del todo. Pero, hay tantas formas de escuchar música y marcar algo como bueno. Si me quedo con algo diría que la fuerza siempre está en la melodía y en la forma de interpretarla.

“Suelo escuchar música con una gran carga emocional. De esta forma consigo sentirme mucho mejor”

Y bueno, ¿cuándo va a crear Daughter un álbum más positivo?
(Igor Haefeli) Cuando terminemos con este (risas) Bueno, nunca digas nunca. Pero, yo creo que Daughter es una ventana, una gran oportunidad para expulsar todo lo negativo. Así que de una forma abstracta podríamos decir que nuestra música es positiva. El proyecto es una forma de expresarnos y es difícil que se genere un cambio tan brusco. Pero bueno, nunca se sabe.
(Elena Tonra) Yo creo que este disco es más up-tempo que el anterior. Así que, cuando tengamos setenta años puede que seamos mucho más felices a la hora de componer (risas)

¿Cómo ha afectado el tour, el cambiar de aire, a este disco?
(Elena Tonra) Creo que mucho. Ver otros lugares, sentir el sol, estar encerrada en hoteles muy diversos y hasta arriba de trabajo mientras la lluvia no para de caer… El primer álbum estaba más oscurecido con la grabación del disco en una iglesia en mitad de Noruega. Era un álbum donde predominaba la naturaleza.

¿Hay influencias de otras bandas en “Not To Dissapear”?
(Elena Tonra) No sé, yo dejo de escuchar música cuando me meto a escribir. Aunque, siempre me afecta y me influyen mis discos favoritos.
(Igor Haefeli) Yo creo que es importante para mantener tu identidad vivir un poco en una burbuja. Sobre todo cuando vas a crear nuevo material. Y clara, eso nos lleva a vivir momentos jodidamente intensos cuando nos aislamos.
(Elena Tonra) Sinceramente se pueden hacer comparaciones con todo tipo de cosas. Desde Pink Floyd hasta el pop de los ochentas. Yo lo que sí creo que es importante es ver a otros grupos tocar en directo. Sobre todo ver lo que hacen en festivales. Eso sí que puede llegar a ser una gran inspiración.

¿Seríais capaces de crear música solo para generar ventas?
(Igor Haefeli) No, yo creo que creamos música justo para todo lo contrario. Para no solo vender, que no sean simplemente ganancias. Esta ha sido la pregunta más fácil de responder de toda la entrevista (risas).

Y para cerrar… ¿Os veremos de nuevo de gira por España?
(Elena Tonra) Sí, tenemos planes de pasarnos por algunos festivales. Queríamos volver con el otro álbum pero no teníamos tiempo para ampliar el tour. Teníamos dos discográficas diferentes y el tour europeo llegó demasiado tarde. Pero, esta vez vamos a hacerlo a la vez. Haremos conciertos por todos lados. Y volveremos, porque el público es encantador.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.