“Tyler The Creator me hizo creer que, si él podía, yo también”
Entrevistas / Curtis Waters

“Tyler The Creator me hizo creer que, si él podía, yo también”

Carlos Pérez de Ziriza — 09-11-2020
Fotógrafo — Archivo

Su historia es fascinante. Abhinav Bastakoki (nombre real de Curtis Waters) es un joven nepalí, residente en Cary (Carolina del Norte, EEUU), de solo 20 años, que encaró la pandemia siendo un absoluto desconocido, y salió del confinamiento como una nueva celebridad.

Y todo gracias a los millones de reproducciones que su single “Stunnin’”, junto al rapero Harm Franklin, empezó a acumular en Tik Tok, y que luego se trasladaron también (por millones) a plataformas como Spotify. Y aunque su nombre merece figurar ya en ese nutrido club de músicos que han impulsado su popularidad gracias a la red social de moda en 2020 (Gus Dapperton, Doja Cat, Curtis Roach), su álbum de debut, Pity Party (BMG, 2020), ya publicado en una multinacional, tiene argumentos de sobra para justificar esta entrevista, que mantuvimos con él vía zoom.

¿Te debería llamar Curtis o Abhinav?
No, mejor Curtis, que además es más fácil.

Cuéntame algo sobre tu carrera anterior al éxito de “Stunnin’”. Supongo que serías el primer sorprendido por los millones de reproducciones que obtuvo la canción en Tik Tok y también en Spotify, donde ya anda por los 142 millones.
Totalmente, sorprendido al cien por cien. Durante meses he sentido ansiedad y un poco de estrés, porque pasé de que solo unas pocas personas se interesasen por mi material a que el mundo entero estuviera pendiente. Es positivo, claro, no lo voy a negar, pero me estresó. Me dio un poco de miedo, sí.

“Tengo influencias muy diferentes, y formas distintas de inspirarme. Cuando enciendo el ordenador nunca sé lo que voy a hacer a priori”.

Antes de este “Pity Party” (2020), tenías ya un álbum que solo subiste a soundcloud, llamado Prom Night (2018). ¿Es cierto que todo lo que has aprendido sobre producción y composición lo has hecho desde tu casa, a través de tutoriales de youtube?
Sí, nunca fui a clases, todo lo aprendí a través de videos de youtube, descargando programas de sofwtare… Así es como me las he ingeniado hasta ahora.

Naciste en Nepal, luego viviste en India, de ahí pasaste a Canadá y finalmente vives, desde hace un par de años, en Carolina del Norte (EEUU)…
No, de India fui a Alemania, y de ahí ya a Canadá y luego a los EEUU…

Ah, ¿también viviste en Alemania?
Sí, entre los cuatro y los seis años.

Vaya, has vivido en cinco países en los solo veinte años que tienes. ¿Por qué has cambiado tanto? ¿Por el trabajo de tus padres?
Sí, mis padres se iban sacando masters, y les han ido dando becas en diferentes países, por eso hemos viajado tanto.

Y ¿cómo lo llevas? Debe crear un cierto desarraigo, son culturas muy distintas entre sí.
Lo acepto. Incluso lo agradezco, si te soy sincero. Cada dos o tres años me pregunto a mí mismo: “Ok, ¿dónde vamos ahora?”. ¿Sabes lo que quiero decir? Soy un chico al que le encanta cambiar. Me gusta moverme, hacer amigos nuevos, y es algo que llevo haciendo toda mi vida. Estoy acostumbrado.

¿Tienes amistad con otros músicos de tu zona, en Carolina del Norte?
Sí, pero la mayoría de ellos son de mi círculo de amigos, gente a la que he conocido en la Universidad, de la misma ciudad, con quienes sales por ahí. Anoche mismo estuve aquí con algunos de ellos, en esta habitación, grabando algo.

¿Quiénes son los músicos a quienes has admirado estos años, tus referentes?
Tyler The Creator, Kanye West, una banda que se llama Modern Baseball… todo ese material. Aunque, sin duda, fue Tyler The Creator el tipo que me hizo decirme “oh, si él puede hacerlo, yo puedo”.

De todos modos, escuchando tu álbum, sería difícil etiquetarlo en un estilo determinado. Porque se puede decir que hay hip hop, r’n’n, trap, funk… muy ecléctico para ser un primer trabajo.
Sí, pero no es algo que haya elegido. Tengo influencias muy diferentes, y formas distintas de inspirarme. Cuando enciendo el ordenador nunca sé lo que voy a hacer a priori. Acabo haciendo algo y es luego cuando me pregunto: Oh, ¿es esto r’n’b? ¿Es rap? ¿Es hip hop? No lo sé. Simplemente lo disfruto. Aprecio que lo notes. Estoy muy orgulloso de mi producción en este álbum, porque hice todos los beats, y creo que conseguí mostrar diferentes géneros.

Tenías compuesto todo el material del disco antes del bombazo de “Stunnin’”, ¿no?
Sí, mucho antes. Lo hice todo antes de tener dinero, ni fama, ni nada por el estilo.

“Me siento un poco desconectado, porque me encantaría poder hablar en persona con gente a la que le gusta mi disco, y es un poco cabreante no poder hacerlo”.

¿Y por qué colocaste “Stunnin’” justo al final del disco? ¿Es porque pensabas que no era representativa del disco en su globalidad? ¿Como una forma de demostrar que hay mucho más detrás de ella?
Sí, “Stunnin’” ni siquiera iba a estar en el álbum, la puse ahí más por los fans. “Stunnin’” tiene una narrativa, pero en “Pity Party” hay una temática común. Y tanto “Stunnin’” como “System”, que me encantan, fueron hechas después de ese capítulo que es Pity Party. Las incluí en él, pero no encajan necesariamente con lo que el álbum representa. En una escucha casual, la gente puede disfrutarlas así, pero si atiendes a la unidad temática del disco, hay inconsistencias.

¿Cómo surgió el fichaje por una multinacional como BMG?
“Stunnin’” empezaba a petarlo no solo en Tik Tok, también en Spotify y en Apple Music… y lo que ocurrió es que, tras unas semanas de recibir llamadas de sellos que querían que firmara por ellos, BMG era el mejor equipo, los que entendían mejor mi visión, y me ofrecieron un buen contrato.

He leído que hasta hace poco tenías algunos trabajos que compaginabas con la música y los estudios. ¿Puedes vivir ahora ya solo de la música?
Oh, tengo mucha suerte, tío, ahora estoy viviendo de la música. Componiendo, llevando mi propia línea de ropa… estoy viviendo mi sueño. Es increíble.

Ya puedes sentirte afortunado, con solo 20 años has logrado algo que a muchos les cuesta toda una vida, si es que llegan a ello.
Sí, me siento muy afortunado. Y orgulloso. Es una bendición poder levantarte por la mañana y dedicarte a la música.

¿Cómo valoras la acogida de la crítica a su disco?
Agradecido, pero también ruborizado. Esa sensación de “oh, Dios, todo el mundo está escuchando mi álbum”. La recepción ha sido muy positiva, no he leído nada negativo. Tampoco me molesto en buscar los comentarios negativos, no estoy todo el día buceando en internet para ver lo que la gente dice de mí, como solía hacer antes. Intento hacerlo lo mejor posible, ir grabando videos, grabando canciones… intento no estar demasiado preocupado por el feedback con el público, porque no creo que sea sano. No creo que sea necesario para un artista. Escuchar los comentarios de la gente no va a hacer que mi música sea mejor. Una vez pongo en circulación mi material, ya estoy pensado en lo siguiente.

¿De qué se alimentan tus letras? ¿De lo que vives en el día a día?
Sí, especialmente las de “Pity Party“. Casi todo es autobiográfico. Quería que fuera un álbum de coming of age, la idea de que si me muero ahora mismo y alguien lo escucha, entendiera quién fui a la edad de 20. O quien he sido en los últimos años.

La gran paradoja es que te has hecho famoso justo en una época en las que estamos más tiempo encerrados en casa que nunca.
Me siento un poco desconectado, porque me encantaría poder hablar en persona con gente a la que le gusta mi disco, y es un poco cabreante no poder hacerlo. Pero sobre el hecho de estar en casa, he estado en ella toda mi vida, haciendo música en mi habitación durante años, dedicando doce horas al día a hacer canciones, todos los días de la semana, no es algo nuevo para mí. Pero sí que me gustaría poder conocer en persona a mis fans.

¿Tienes intención de llevar las canciones de este disco al directo?
Sí, totalmente. Estoy ensayando ahora mismo. En cuanto la pandemia lo permita, saldré de gira. Seguro que será divertido.

¿Conoces algún festival de cuyo cartel te gustaría formar parte?
Nunca he estado en ninguno, en parte también porque no tenía dinero. El único que conozco por su nombre es Coachella. Pero nunca he estado en ninguno.

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.