“Regalo Doblees el cuarto larga duración de los valencianos Cuello, un disco en el que mantienen una muy notable efervescencia vital a base de esas eficaces melodías a las que nos tienen acostumbrados. Jose Guerrero responde a algunas cuestiones al respecto.

Arrancamos con el tiempo y una pregunta que, me parece, se os formulará en más de una ocasión, aunque es inevitable planteárselo. De 2013 a 2015, Cuello lanzó trabajo por año, tradición (por decirlo de alguna manera) que rompéis con “Regalo Doble“. ¿Ha sido algo intencionado? ¿Cuestión de tiempo y disponibilidad? ¿Razones desconocidas?
El que los primeros tres discos salieran a disco por año fue pura casualidad, al igual que ha sido casualidad que el cuarto haya roto esa “tradición”. No era nuestra intención que todos los años tuviésemos disco nuevo aunque ocurriera con los tres primeros. Las cosas han salido así simplemente y no hay ninguna razón en especial la verdad.

No obstante, y nos consta por declaraciones anteriores, cuando nace “Trae tu cara” ya os encontráis trabajando con nuevas canciones.
Siempre nos ponemos a trabajar en canciones nuevas en cuanto acabamos la grabación de un disco. Y ahora en breve nos pondremos a trabajar en las siguientes nuevas canciones para el quinto disco. ¡Que no pare la maquinaria!

“Sobre todo en el arte, creo que lo que te agrada no tiene a veces explicación, y si la tiene no me interesa, con poder disfrutar de las cosas ya tienes lo esencial”.

En este sentido, ¿cómo ha influido en vuestro cuarto álbum disponer de un año más para la creación y consolidación del disco?
No creo que ese año extra haya influido en la creación del disco, pero el no tener prisas por grabar siempre viene bien en el fondo. Puedes pulir mejor las canciones, ver cosas que no encajan, pensar en mejores arreglos….  Fue con este disco con el grabamos por primera vez una demo antes de entrar a grabarlo al estudio. Así pudimos ver todo eso que digo para intentar hacer mejorar las canciones.

¿Puede implicar esto una nueva forma de trabajo de cara a siguientes discos o seguiréis dejándoos llevar por el devenir de las cosas tal y como comentas al principio de esta entrevista?
Siempre es buena idea hacer las cosas con calma, y la verdad es que también lo fue grabar una demo antes para escuchar las canciones un poco desde fuera y ver posibles cosas que mejorar, así que, si podemos volver a hacerlo así, lo volveremos a hacer. Pero realmente al final ya veremos como van viniendo las cosas… Planear está muy bien, pero lo que hay que hacer es seguir trabajando y ver por qué caminos nos llevan las cosas.

A nivel de contenido, habéis reconocido que Cuello va hacia la energía y el optimismo, al menos en cuanto a sonido. Sin embargo -teniendo en cuenta la vertiente subjetiva del asunto- las letras, tienen a mi parecer, ciertos toques introspectivos. ¿Cómo se crea esta fórmula y qué aporta?
Es difícil hablar de cómo se crean las letras, es algo bastante personal que sale así y supongo que así es como debe ser, porque uno tiene que escribir de lo que le sale de dentro de manera natural, sin forzar los sentimientos o los planteamientos, y solo así creo que podrás escribir de manera sincera y tener tu propio lenguaje.

Siguiendo la estela optimista… ¿Es posible mantener ese entusiasmo cuando el escenario general hacia la música -valoración del músico como profesional, barreras para según qué circuitos…- no es del todo favorable?
 Si prestas demasiado atención a cosas externas a lo que es hacer o tocar música, por supuesto que hay cosas que cambiarías o que te pueden quitar las ganas de seguir con esto. Hay cosas muy complicadas, muy viciadas, que no ayudan nada a los músicos y te pueden quitar mucha energía. Pero creo que no es buena idea estar pensando solo en las barreras que tienes o lo desfavorable que es el entorno o la industria. En mi caso hago música porque me encanta, es una necesidad vital, y eso es lo que me importa, el poder seguir haciéndola, todo lo demás es algo que no puedo controlar.

Continuando con el tema de composición en letras, seguís esa línea de decir sin decir, jugando con la ambigüedad, la interpretación y empleando más la opción de sugerir e insinuar qué hacer declaraciones firmes y directas. También es sabido que en Cuello, es la letra quien se complementa a la melodía y no al revé ¿Es esto lo que condiciona que el mensaje sea más metafórico?
Cuando se juega con la ambigüedad, con lo sugerente, se abren muchas posibilidades en una misma frase y en mi opinión hay un encanto intrínseco en esa ambigüedad. La vida en sí mismo es muy ambigua, todo se puede ver de muchos modos según cómo y quien lo mire. Pero no creo que el hecho de que la letra se complemente a una melodía influya en si son metafóricas o no. Si fuese al revés y primero hiciese la letra creo que seguiría escribiendo del mismo modo, es la forma de escribir que me gusta. Sí que es cierto que a veces una melodía me sugiere una palabra o frase y me viene bien porque puedo jugar alrededor de eso, teniendo un posible camino que seguir para la letra en general de esa canción.

“Cuando se juega con la ambigüedad, con lo sugerente, se abren muchas posibilidades en una misma frase y en mi opinión hay un encanto intrínseco en esa ambigüedad”.

¿Es por tanto la música un reflejo de la vida?
 Según lo veo yo sí. Puedes encontrar muchas sensaciones o sentimientos diferentes en muchos tipos de música. Y no hace falta que tenga una letra que te hable de ello, las propias melodías o ritmos te hablan. Y no hablo de solo las cosas buenas, incluso existe el engaño y la falsedad en la música: solo tienes que ver las millones de “bandas” que suenan todas iguales y te cantan “mi corazón dulce te ama de verdad” mientras que en la realidad le están siendo infieles a sus parejas. Aunque no solo están siendo falsos en sus letras, la propia banda es un falso producto musical creado con el único propósito de la fama, el dinero y lo que ello conlleva. Sea idea de la propia banda o de la discográfica que les ha obligado a hacer eso, la hipocresía también está muy presente en la música. Cualquier cosa de la vida la puedes encontrar en la música…

Hasta ahora, eras tú el compositor total de las canciones (letras, melodías, estructuras). ¿Ha cambiado esto en este nuevo trabajo?
 No ha cambiado, sigue siendo igual que al principio. Yo compongo la base principal de la canción, estructura, melodías y letra, se la muestro a ellos y ellos añaden con sus instrumentos lo que creen conveniente. Algunas veces pues puedo recomendar algo sobre alguna idea de sus instrumentos, o puede haber algo que no encaje, pero normalmente prefiero que cada uno haga con sus instrumentos algo propio, porque así puede salir algo en conjunto más particular, aunque tenga que estar dentro del contexto de la base principal. Aportan mucho con sus instrumentos, y eso hace que las canciones se enriquezcan más y tengan algo de la personalidad de cada músico, no solo la base que he compuesto yo. Me encanta lo que aportan a las canciones.

¿Por qué se opta por esa estructura de trabajo? ¿necesidad o comodidad de la banda?
 Más que una necesidad, la banda se planteó así desde el principio, y estamos cómodos con esta forma de trabajar. Yo tenía unas canciones que componía en casa y quería probar a tener una banda en la que se trabajara de la manera que lo hacemos. Toco en otras bandas en las que el método de trabajo es totalmente diferente y también lo veo buena idea. No es mejor ni peor, es diferente. Y mi idea es poder estar involucrado en la música de diferentes modos, trabajarla de todas las maneras que me sea posible.

Volvamos a “Regalo Doble”. Os estrenáis con “Juego Dominante”, un tema que, de entrada, parece apelar al hedonismo, al placer, al dejarse llevar. ¿Prima esta tendencia en la identidad de Cuello?
Dejarse llevar creo que es algo muy importante que lamentablemente no siempre podemos hacer. Y es un asunto que ronda mucho mi cabeza y que a veces se plasma en las letras. Es muy típico decir lo de que “la vida solo hay una y hay que vivirla”, pero es que realmente ese pensamiento deberíamos tenerlo muy presente, y no lo digo por vivir la vida a lo loco sin frenos, si no por intentar no perder el tiempo con auténticas tonterías que normalmente nos amargan la existencia. Evidentemente esto para nada es fácil llevarlo a cabo, pero por lo menos hay que intentarlo. Las ganas de vivir, las ganas de querer vivir, es algo que está presente en la música de Cuello. En “Juego dominante” también se habla de otro tema que me fascina que es la influencia que tienen los demás o el entorno en ti, algo que está fuera de tu control y que mezclado con el “dejarse llevar” pueden desembocar en extraños caminos en tu vida a los que no sabes cómo coño has llegado, pero eso es la vida.

¿De qué manera se ha dejado llevar Cuello durante estos años?
 Uff, jaja, la biografía de cada miembro durante estos años da para muchas páginas….

Nos mantenemos con “Juego Dominante”: desde su presentación en diciembre hasta ahora, el público ha recibido con ganas y admiración este nuevo tema. De hecho, ha llegado a incluirse en algunas listas de Top Nacional para 2017 e incluirse en listas de  los temas más  virales de España. A nivel de banda, ¿cómo repercute en vuestra visión de lo que viene por delante?
 Bueno, yo creo que es una motivación más que otra cosa. Como he dicho antes, para mi hacer música es algo vital, me hace muy feliz, y si la gente lo recibe bien es genial. Pero si no lo recibieran bien, pues qué le vamos a hacer, seguiría haciendo música. Además, siendo realistas, puede que haya algo de público nuevo que no te conocía que te hayan descubierto ahora con ese tema, pero evidentemente no va a hacer que el mes que viene estés tocando en Japón delante de 80.000 personas jeje, porque entonces sí que tendría sentido hablar de presión.

Y por otro lado, a nivel de público, ¿hasta qué punto hemos de guiarnos por estas selecciones?
Estas cosas pueden dar una idea de como está funcionando una canción o una banda, pero bueno, creo que es mejor no obsesionarse con ello y seguir trabajando, al menos como grupo. Quizá a las discográficas si que le sirva para mirar futuras estrategias o planear cosas, pero los músicos, mejor que se dediquen a hacer música.

En alguna ocasión, has reconocido que con Cuello no hay tanto interés por la experimentación, y en este nuevo trabajo, se mantiene esa linea, como comentábamos antes, enérgica, melódica ¿está todo inventado?
Bueno, en el “rock” hay poco ya que inventar, eso está claro. Pero eso no quiere decir que puedan seguir apareciendo canciones que te encanten aunque apliquen la misma fórmula de siempre, ya sea por estructura, por sonido, o por la limitación de los instrumentos con los que tocas. Decir lo contrario sería como decir que un cocido madrileño no está bueno porque ya lo has probado antes. Si está bueno está bueno. Sin inventar demasiado siguen apareciendo bandas dentro del “rock” que te dicen mucho, a veces simplemente por la energía que trasmiten, y si encima ves en su música su toque personal, algo que no podría copiar otra banda, pues mejor que mejor, según mi opinión.

¿Tenemos, así generalizando, la errónea idea de que cada nuevo trabajo debe apuntar a algo distinto?
Es inevitable no querer repetirte en exceso e intentar buscar cosas nuevas, si no la banda moriría de aburrimiento -al final se convertiría en una copia de sí mismo- pero es un proceso natural que normalmente no hace falta ni buscarlo. De todos modos no creo que algo sea mejor o no según su evolución, algunas bandas evolucionan más que otras pero eso no quiere decir que vayan a hacer mejores o peores canciones. Si un disco es muy parecido al anterior, pero tiene buenas canciones, pues tómatelo si quieres como la segunda parte del anterior disco, o como si fuese un todo, un solo disco con las canciones de los dos discos. En fin, que cada uno haga lo que le apetezca con su música.

Siguiendo con este tema, se podría decir que vuestro sello o marca de diferenciación en la apuesta por lo sencillo (que no por ello fácil) y directo (en cuanto a melodías). ¿Olvidamos a veces la eficacia de lo sencillo?
A veces lo sencillo si es bueno, dos veces bueno. Pero también es cuestión de gustos, no le podemos decir a Autechre que lo que hace es malo por ser complicado. En Cuello en particular nos apetece que la música sea directa y sencilla, la banda se ha planteado de ese modo, pero en otros proyectos donde estamos metidos nos puede apetecer hacer otras cosas.

¿Regaláis por pares o el disco es un álbum que vale por dos?
Regalo doble, para que sobre.

De Sountess a Paco Loco. ¿Cómo y por qué?
Simplemente por cambiar y nos apetecía probar con Paco. Estamos muy contentos con el resultado.

Pasemos a lo esté Una de las primeras presentaciones de “Regalo Doble” fue su portada. De entrada, puede apelar a un cambio de registro, sin embargo, siguen teniendo protagonismo elementos repetitivos y cierta tendencia al “horror vacui”. ¿Qué se esconde tras ella?
Es una portada que nos gustó a todos  -que no es fácil en un grupo de cuatro personas cada una con sus gustos- y que como dices sí que tiene una continuidad con respecto a las otras portadas por ser imágenes con muchas cosas. A lo que se suma cierto toque intenso y “a tope”, que es como suelen ser nuestros conciertos, algo caótico también pero no oscuro. Es obra de Nando Hervido.

¿Buscamos demasiado el porqué a las cosas?
Bueno, hay que pensar menos y vivir más. Ya lo hemos hablado antes. Si una portada te gusta, no hay por qué analizar el porqué te gusta, simplemente te gusta y ya está. Sobre todo en el arte, creo que lo que te agrada no tiene a veces explicación, y si la tiene no me interesa, con poder disfrutar de las cosas ya tienes lo esencial.

Un clásico en las entrevistas: vuestro último bolo fue en octubre en Santander, ¿para cuando (y dónde) disfrutaremos de este nuevo LP en directo?
Lo presentaremos el 14 en el Backstage de Valladolid, el 15 en El Pueblo de Ourense, el 16 en el bar Embora de Santiago de Compostela y el 17 en el Liceo Mutante de Pontevedra, el 27 de abril en el 16 Toneladas de Valencia y en mayo, el 10, en Siroco de Madrid, el 11 en The New de Santander, el 12 en la la plaza Beltza de Sopela, el 13 en el Dabadaba de San Sebastián, y tras una gira europea por Francia, Bélgica y Alemania, el 25 en La Piscian de Vidreres (Girona) y el 26 en el Begood de Barcelona.

Agenda
FechaCiudadRecintoHoraPrecio
jueves 15/03/18OurenseEl Pueblo Café Cultural21:00
sábado 17/03/18PontevedraLiceo Mutante21:00
domingo 18/03/18Oviedo (Asturias)Lata de Zinc21:00
viernes 27/04/18Valencia16 toneladas21:00
jueves 10/05/18MadridSiroco21:0012€
sábado 26/05/18BarcelonaBegood / Barcelona21:00