"A nosotros nos interesa reflejar nuestro sonido en directo"
Entrevistas / Cuello

"A nosotros nos interesa reflejar nuestro sonido en directo"

Anaïs López — 17-01-2022
Fotógrafo — Liberto Peiró

La banda valenciana Cuello publica "Venga" su nuevo y más definitorio álbum, que se podría traducir como ese impulso que precede a un salto al vacío.

Esa propulsión interna que, desde las entrañas, te empuja al movimiento cuando todo lo que te rodea es estático. No sorprende, por tanto, que bajo este vocablo se presente lo nuevo de Cuello quienes publican, tres años después de su último LP "Regalo Doble", su nuevo y quinto disco. Responde a las preguntas Óscar Mezquita, su batería.

Me pongo en marcha con “Venga”, vuestro nuevo (¡y quinto!) disco. Una vez escuchado lo que me digo a mi misma es: aquí está Cuello. Los mismos Cuello de siempre, pero sin ser iguales. Volvemos a las guitarras, la contundencia, la ligereza y la ambigüedad lírica y sin embargo, a mi, todo resulta mucho más compacto. ¿En algún momento habéis sentido que quizás esta receta tan vuestra podía llegar a agotarse?
Por supuesto que lo hemos pensado. Todo se acaba y esto no tiene porque ser distinto, pero algunas veces las cosas antes de terminarse, antes de llegar a su declive o a su fin, lo cual pese a la certeza de que todo se acaba esperemos que aun nos quede lejos, mutan o cambian y esto puede hacer que todo mejore o que se alargue en el tiempo. Quizás en nuestro caso no es un cambio radical, pero cuando empezamos a componer las canciones de este disco sí sentimos que había un seguir en el camino, pero hacia algo más directo, más sencillo, más al grano, sonando igual, pero quitándonos algunas cosas de encima. Después de cuatro discos quizás estábamos en un momento de: “a ver qué hacemos ahora”, “a ver si somos capaces de hacer algo que nos ilusione”. Ya que sin ningún tipo de pudor asumimos que estábamos haciendo lo que hacemos desde el principio, cosa que, por otra parte, han hecho montones de bandas a lo largo de la historia desde el principio hasta el final, lo puto mismo, o muy parecido, pero ¿y? ¿cuál es el problema? ¿a caso es necesario cambiar? ¿a caso hay que evolucionar? ¿quién lo dice? ¿se puede cambiar sin cambiar? ¿somos lo mismo sin serlo? Nosotros sí que sentimos que ha habido un algo, no se si la palabra es cambio, habrá quien ni lo note, pero al final ¿qué hay más importante en una banda que la propia banda?

En relación a ello, en una anterior entrevista José me comentaba que en cualquier composición siempre hay una intención inherente de no repetirse en exceso. ¿Cómo se equilibra la balanza?
Intentamos no repetir, sobre todo melodías, aunque podríamos decir que las melodías de Cuello son muy identificables por como cantamos y también asumimos que tenemos varios ramalazos identificables dentro de lo que hacemos, pero sí que se intenta, algunas veces quizás hayamos compensado con algunas salidas de tono, cosa que creemos que en este disco no se da tanto o al menos de forma tan acentuada -bueno en realidad hay una canción que sí lo hace-.  Quizás la balanza no esta compensada, quizás no hay equilibrio, pero, ni falta que nos hace.

“La experiencia que te proporciona un directo jamás puede ser la misma que escuchar una grabación, pero ojalá pudiese acercarse”

Resulta curioso ver como sobrevivís como grupo tanto al paso de los años como incluso a una pandemia, una que, en términos culturales, ha golpeado además bien fuerte a la música. Más allá de lo personal, ¿Cómo afectó a la llegada de este último disco?
La situación de la pandemia hizo que se diesen retrasos con algunas cosas que finalmente hicieron que decidiéramos lanzar el disco después de verano en físico ya que se nos echó el tiempo encima y la única posibilidad era sacarlo en pleno verano y no era buena idea. En verano todo el mundo esta por ahí y nadie se entera de nada y aunque subimos el disco completo hace bastante tiempo a plataformas de no ser por la pandemia el disco estaría en la calle hace bastante tiempo. Una de las cosas que más nos joden es no tocar en directo todo lo que nos gustaría y no poder presentar el nuevo disco tanto como querríamos y esto en parte es por las restricciones aunque parece que la cosa quizás mejore pronto.

¿Hay algo que diríais de este álbum que hoy es lo que es (para bien o mal) debido a lo acontecido el último año?
Pues el disco empezamos a componerlo tiempo antes de que pasara todo y ya estaba bastante avanzado cuando la pandemia llegó. Se podría decir que las canciones ya estaban casi hechas, también es verdad que al no tocar prácticamente nada en directo hemos tenido mucho mas tiempo en el local para hacerlo sonar todo mejor, mas contundente y preciso, así que en parte ese tiempo nos ha servido para conseguir que suene mejor.

Hablando de evolución y paso del tiempo… ¿Quiénes dirías que eran los Cuello de “Mi brazo que te sobre” y quiénes son los de “Venga”?
Pues somos los mismos pero más viejos, con más barriga o más calvos aún si cabe. Cuando empezamos con cuello ya no éramos unos chavalines precisamente y como a mi me gusta decir ahora tenemos ya un pie en la tumba, pero seguimos teniendo las mismas ganas si no más debido a este parón de mierda que estamos viviendo: más ganas de desfogarnos tocando, de sacar toda la contención que tenemos dentro y de desbocarla.

Si los cálculos no me fallan, es la primera vez que grabáis con Santi García, un nombre que ya bien nos suena a todos en cualquier circuito (tanto el más alternativo como el que no). Tanto en “Regalo Doble” como en “Venga” habéis optado por diferentes productores, suponiendo además un cambio de quien lo había sido previamente. Precisamente tú decías que Santi quizás haya sido quien más haya aproximado vuestro sonido a lo que sois en directo. ¿Por qué él y cómo ha sido el proceso?
Claramente con Santi hemos conseguido el sonido que más se acerca a lo que hacemos cuando tocamos en directo. El proceso ha sido probablemente de los más fáciles de todos, creo que no habíamos llevado las canciones tan preparadas jamás a un estudio y eso ha influido muchísimo. Yo personalmente odio grabar; me pongo histérico e incluso enfermo cuando voy a grabar, no soporto la idea de tener que hacer bien cada puto golpe que doy con la batería. Menos mal que a día de hoy existen herramientas a la hora de grabar que te ayudan a mejorar todo -¡¡¡¡¡viva la edición!!!!!-. Y con Santi hemos estado muy cómodos, él ha grabado montones de discos con los que coincidimos en cuanto a sonido, algunos de esos discos para nosotros son míticos así que estaba claro que algún día tenia que pasar.

"Estas canciones las hemos tocado y tocado hasta el infinito, como unos verdaderos psicópatas y eso se nota"

¿Por qué ese objetivo de sonar como lo hacéis en directo? Hay quien opta por diferenciar el sonido de sus discos del directo ¿Qué supone para vosotros?
A nosotros nos interesa reflejar nuestro sonido en directo porque es lo que más nos gusta hacer, tocar en un concierto para nosotros es la experiencia definitiva de una banda, lo otro, al menos para mi es un vehículo para poder hacer eso justamente, conciertos. A algunos de nosotros les gusta más grabar y de hecho Nick se dedica en parte a hacerlo.
Cuando tu forma de tocar y la música que haces es, digamos, todo el rato a tope, cuando lo que te gusta es tocar lo mas fuerte posible, suele pasar que lo que quieres es reflejar eso en el disco. Cuando haces algo más complejo, más delicado o más complicado sonoramente muchas veces intentas construir algo distinto a lo que haces en directo. Entiendo perfectamente que otras bandas busquen diferenciar grabación de directo, cada uno con su historia, cada banda es un mundo, pero desde luego en Cuello no es el caso.
La experiencia que te proporciona un directo jamás puede ser la misma que escuchar una grabación: la contundencia, la energía, la potencia, el volumen… pero ojalá pudiese acercarse. En este caso nos hemos acercado más que nunca.

Siempre se dice que el último disco es el mejor. Da la impresión de que en “Venga” hay mucha más precisión que en sus predecesores, sin embargo, ¿hablamos desde el cliché o desde lo que es una progresión natural?
El último se tiende a pensar que es el mejor por el convencimiento de estar trabajando lo mejor posible en lo que haces en el momento presente, pero tampoco es algo que pase siempre, desde luego en este caso y para mí definitivamente lo es.
Yo en este disco en concreto he sentido que me he liberado musicalmente, he tomado una serie de decisiones que han resultado ser, como ya he dicho y reitero, definitivamente liberadoras, yo no he tenido siempre esta sensación al hacer un disco de Cuello y esta vez si la tengo. Probablemente cada uno de nosotros tenga una sensación, esta solo es la mía.

Para mi Cuello es sinónimo de sacudida, de control desde el descontrol, de himnos a todo trapo. Casi como un homenaje a la vida que nos pasa. Siempre he creído que vuestros temas y composiciones respondían en su ambigüedad a lo positivo y negativo de nuestras vivencias, pero siempre desde un punto de vista más optimista (y no hablo del positivismo tóxico, sino más bien de vitalidad). Esta vez tengo la sensación de que aquí se respira más rabia y fuerza. ¿Es así o tiene más que ver con la percepción del que escucha?
Hablo por mi cuando digo que creo que aquí hay tres factores que hacen que eso sea así. El primero sería la decisión consciente de simplificar, como ya he dicho antes, y de ir más al grano, lo cual al menos a mí me permite estar menos pendiente de la técnica y centrarme en la potencia, así como estar menos preocupado de si voy a ser capaz de hacer algo bien y tocar casi de manera automática.  Aunque probablemente desde fuera no lo parezca, a veces mientras tocas piensas en lo que estas haciendo.
A mí no es que me pase tampoco constantemente, pero sí cada vez que tengo que hacer algo que me resulta más complicado. Tengo que anticiparme, me da tiempo hasta a montarme la película de si podré o no podré hacerlo, debido a como me encuentro, la fuerza que tengo en ese momento, las ganas que tengo de hacerlo bien, la batería con la que estoy tocando, el espacio en el que estoy, lo que me ha ido pasando esa época o ese día en concreto… en definitiva, un gran cumulo de circunstancias.
Pero como en este disco me he quitado de encima esas partes complicadas que requieren de más consciencia y de mas concentración, para mí desde luego hay una mejora sustancial. Especialmente al haber podido centrarme absolutamente en tocar sin pensar.
El segundo factor es que estas canciones las hemos tocado y tocado hasta el infinito, como unos verdaderos psicópatas y eso se nota.
El otro factor claramente es Santi García y sus Ultramarinos Costa Brava, que nos ha entendido, que sabe lo que hacemos y ha conseguido reflejarlo.
Probablemente haya otros muchos factores, de hecho, estoy seguro, pero estos tres, al menos para mi son los mas decisivos.

En ese sentido, si hablamos de cierto cambio o desvío, diría que de alguna manera también se marca con la portada (por Salva Maties). En las anteriores esa sensación de horror vacui tenia una presencia innegable. Ahora nos encontramos ante una imagen muchísimo más clara, directa y revertida que parece incitar al impulso, como también lo hace el título del disco.  ¿Es “Venga” una incitación al movimiento, a lo no estático?
Claro que sí, hemos estado demasiado tiempo encerrados, sin conciertos casi, sin rozarnos los unos con los otros, con restricciones, con miedo, con incertidumbre y queremos que se acabe esta mierda ya. Podría también ser: ¡Vamos! ¡Hostias ya!
Pero si escuchas el disco al principio de la ultima canción se escucha a Santi García diciendo esa palabra mágica y eso es lo que queríamos: transmitir fuerza, energía, ganas y todo esto en un momento de estar muy cansados de todo lo que pasa a nuestro alrededor.
En cuanto a Salva Maties es una persona que ha hecho cientos de diseños, sobre todo de carteles de conciertos y bastantes fanzines que nos gustan muchísimo y fue una gran idea pedirle que se encargara de la parte grafica en este disco.

Cada vez pasa se dilata más tiempo entre la salida de un disco y otro. Hace ya 3 años hablaba con vosotros sobre “Regalo Doble”. En su momento Jose me reconoció que, si bien estos tiempos no eran intencionados, ayudaban a que el resultado fuese mejor. De hecho, con “Regalo Doble” grabasteis una demo antes de pasar al estudio. ¿Habéis repetido fórmula en ese sentido?
En realidad, lo normal es lo que estamos haciendo últimamente, lo que no es normal en absoluto es sacar tres discos tres años consecutivos, pero es lo que hicimos, lo que nos salió, pero vamos que tres años entre un disco y otro no es algo tan extraño realmente y sí definitivamente esto te da más tiempo para pulirlo todo. He tenido que preguntar a mis compañeros si habíamos grabado una demo para este disco porque no lo tenia claro, tengo una memoria bastante desastrosa y sí, por lo visto sí la hicimos aunque yo no lo recuerde.

Presentasteis el disco con singles como “Nene”, “Léxico Cruel”, “El rumor sin destino” o “Y nació libre”. Evidentemente cada canción tiene su propia interpretación según quien la reproduzca, pero… aquí parece que se interponen ciertos mensajes. En algunos se parece evocar a la libertad, a la búsqueda de nuevos mundos (o percepciones) a través de las propias experiencias. Otros, como “Léxico Cruel” parecen interpelar más hacia la crueldad o crudeza en nuestras relaciones con los otros. ¿Sentís que esto podría definir el conjunto del disco?
Las letras son cosa de Jose, pero sí, creo que vas bastante bien encaminada.

Debo reconocer que le proceso un amor incondicional por La Resi -y no soy la única, para muestra la ayuda económica que recibieron el año pasado como apoyo a toda la situación crítica que se vivía-. ¿Qué os lleva a dedicarle un tema?
La Resi es nuestra casa, forma parte de nuestras vidas desde el minuto cero. Algunos de nosotros formamos parte de ella desde su creación, en su organización, y su gestión y el resto hemos estado allí desde el principio también, cientos de veces, organizando, colaborando asistiendo y tocando.
Es un sitio muy importante para la ciudad de Valencia, sus habitantes y sus bandas pero también para las bandas que vienen de fuera, muchas de estas bandas nos han dicho que es uno de los mejores sitios donde han tocado jamás y te hablo de bandas incluso que llevan siglos tocando, bandas con mucha experiencia y montones de conciertos a sus espaldas, por algo será.
La respuesta que tuvo la iniciativa solidara fue desbordante y muy significativa, ninguno esperábamos que fuera tan brutal y deja claro lo que es para la gente.
Este tema lo hicimos para un disco recopilatorio en apoyo a La Resi que nunca llegó a editarse pero en el que participamos un montón de bandas valencianas afines, es un tema que nos gustaba y nos daba un poco de rabia que se hubiera quedado así en el fondo de algún disco duro y decidimos recuperarlo.

Tocasteis este verano en el Música na Rúa, ahora, con el disco recién estrenado es inevitable preguntaros por alguna fecha que este al caer o gira que tengáis más o menos cerrada. ¿Dónde podremos degustar “Venga” en directo y qué se avecina con los conciertos?
El viernes 4 de febrero tocaremos en Madrid en Siroco, el sábado 5 de febrero en el Cerro Negro Brewing de Talavera de la Reina, el sábado 12 de febrero presentaremos el disco en Valencia en el 16 Toneladas, el sábado 14 de mayo en La Yeseria de Murcia el festival Microsonidos, esperemos que las restricciones para entonces hayan bajado, todo indica a que sí. Estamos deseando ir a presentar el disco por donde sea, pero claro, lo suyo es tocar con la gente de pie y que se pueda saltar y bailar, a ver si puede ser pronto.

¿Qué tiene Cuello que decir que no se haya dicho ya?
Probablemente nada, pero la verdad es que es algo que tampoco nos preocupa demasiado.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.