El rock del futuro será lo que a Carolina Durante les dé la gana. Son el innegable grupo revelación del 2018, los veremos en prácticamente todos los festivales, han firmado algunas de las canciones del año y son el estandarte de una nueva Movida capitaneada por ellos. No es un mal currículum para una banda que lleva apenas un año de vida. Con motivo de la publicación de su segundo single, Examiga (Sonido Muchacho, 18). Hablamos con Diego y Martín, vocalista y bajista, respectivamente, de la banda que está en boca de todos. El jueves 12 estarán tocando en Escenario MondoSonoro de Mad Cool Festival.


Ya lo dijiste varias veces: decidisteis formar el grupo después de un concierto que dieron Perro, Belako y Sierra en Madrid. ¿Qué visteis en ese concierto que os encendió tanto? ¿No habíais tocado antes en grupos? ¿No había proyectos-tráiler de lo que acabó siendo Carolina Durante?
(Martín) No. De la primera formación, ninguno habíamos tocado antes. Solo Juan, que se incorporó después, que toca en Axolotes Mexicanos y había tocado en algún que otro grupo más en Asturias. Pero yo no estuve en ese concierto, a mí me dijeron si quería tocar el bajo y listo (risas).
(Diego) De hecho, cuando lo llamamos Mario y yo, él había venido al primer ensayo sin saber lo que iba a tocar. Él creía que venía a hacer coros o alguna tontería así. Yo sabía que había tocado el bajo alguna vez y se lo propuse. Pero lo que vimos en ese concierto es a peña de más o menos nuestra edad haciendo algo que nos molaba mucho. Salimos y dijimos: “Mira a esta gente, que tiene nuestra edad, haciendo esto; y nosotros aquí, en la puerta de su concierto bebiendo unas latas de cerveza”. Fue un poco por envidia.

¿Pero visteis un hueco vacío en la escena? ¿Veíais que faltaba un grupo como Carolina Durante?
(Diego) No, joder. Pensar eso sería ir muy de flipado.
(Martín) Nunca nos hemos planteado hacer ninguna canción pensando que falta que algo suene de determinada manera. Ninguno tenemos el suficiente conocimiento musical como para proponernos tal cosa, siquiera. Conocemos muchas bandas y hemos escuchado música a patadas, pero nuestros conocimientos técnicos no nos dan para eso. Mario es muy de buscar pedaleras y ver cómo hace cada guitarrista para sonar como suena, pero nada más.

Dijisteis en una entrevista que no os veis viviendo de la música, que os parece un trabajo muy inestable. ¿Cómo manejáis la ambición? El discurso siempre suele ser el de “la música es mi vida, quiero vivir de esto”. ¿Vosotros no?
(Diego) Somos un poco reacios a la profesionalización dentro de lo que es el grupo. Cada uno tiene sus movidas, y no creo que en ningún momento nos vayamos a plantear ser músicos profesionales, a menos que ganemos cinco millones en un año (risas)… Pero yo no me lo planteo, si te soy sincero.

No lo vivís como vuestra vocación.
(Martín) Ninguno de nosotros se ha planteado nunca ser músico; excepto Juan, que le molan cosas de producción y cosas así, pero el resto no: tocamos para pasar el rato, pasarlo bien. Dimos un concierto, nos moló y seguimos en ello. No quiere decir que no tengamos ambición de querer que el grupo vaya bien: nosotros estamos comprometidos con Carolina Durante, pero no con la profesión de músicos.
(Diego) De momento, han salido bien seis canciones o estos meses de conciertos, pero… ¿cuánto puede durar el éxito de un grupo?

Casi como que estáis esperando el fracaso.
(Diego) Yo prefiero esperar el fracaso al éxito, así no hay lloros.

¿Confías en que vas a fracasar?
(Diego) Por supuesto. Si en algo confío es en que voy a fracasar.
(Martín) Bueno, tampoco es eso. Yo creo que es más ser realista. Hemos sacado seis temas, los seis han gustado y se está creando expectación fuera de nosotros. No es elegir entre éxito o fracaso, pero hay que ir poco a poco: quizás sacamos un disco largo y es una mierda. Ahora mismo estamos con ganas y hacemos lo que nos mola, pero no queremos subirnos a la parra. Hay que buscar un equilibrio.

Pero sí que la expectación que estáis generando casi que os permite que os flipéis. Muchos medios y gente de la industria habla de vosotros como una de las bandas del futuro. Habéis sobrepasado el hype del primer mes. ¿Cómo estáis trabajando con esa presión?
(
Martín) Pero la presión viene de fuera. Todas las expectativas que se generan en torno a Carolina Durante no es por parte nuestra. De hecho, hay comentarios en YouTube y Facebook que decían algo así como: “No le digáis a estos chavales lo buenos que son para que sigan currando y no se flipen”.
(Diego) Pero que no se preocupen, que seguimos currando lo mismo: prácticamente nada (risas). Seguimos ensayando dos horas a la semana; nos hemos tenido que ir del local de ensayo que teníamos porque palmábamos pasta; ensayamos en locales por horas; componemos a un ritmo bastante lento… La presión no nos está influyendo.
(Martín) No buscábamos esto para subirnos a ninguna ola ni nada: ha dado la casualidad de que tenemos algo que a la gente le atrae, que eso sí es una realidad.

Hay una frase de una canción que escuché en el bolo de San Isidro en la que decís: “No sonamos mal, sonamos mejor que ayer”, cantáis en una canción. Casi la filosofía del “partido a partido” del Cholo Simeone.
(Diego) (Risas) De hecho, el otro día iba a poner eso en una publicación que hice en Instagram, lo de “partido a partido”, pero me pareció muy de influencer de bote. Pero sí que nos gusta ir poco a poco.
(Martín) Nosotros estas seis canciones, por más que sean dos EPs o dos singles de tres canciones, yo lo veo como un trabajo más o menos unitario: seis canciones que grabamos en nuestros primeros meses de vida, y que responden a la primera etapa de la banda. La gente cuando se mete en YouTube o Spotify las escucha del tirón. Ahora estamos tocando mucho, y ya encontraremos tiempo para pensar cómo serán las canciones que vengan.

Hay una comparación que es omnipresente y que hasta incluso os va a perseguir durante mucho tiempo, y es la de Los Nikis. ¿Os empieza a preocupar?
(Martín) Es más lo que se dice que nos parecemos a lo que somos en realidad. No creo que sonemos tan parecidos a Los Nikis.
(Diego) Excepto la de Cayetano o alguna que pueda conectar con esa especie de ironía política que tenían Los Nikis, no veo que tengamos tantas cosas en común con ellos. Y el sonido, menos. No creo ni que el veinticinco por ciento de lo que somos se parece a Los Nikis. De hecho, a mí me vienen otras cosas a la cabeza…

¿Por ejemplo?
(Diego) En el aspecto ruidoso y tal quizás veo similitudes con… ¿Triángulo de Amor Bizarro?
(Martín) No, yo no veo que nos parezcamos mucho a TAB. Pero es un buen síntoma que nos cueste encontrar grupos a los que nos veamos parecidos: ves comentarios de todo tipo, gente que le suena más a Los Punsetes, gente que ven puntos comunes con The Vaccines. Pero sí que es cierto lo que dices, y hay algunos medios que han dicho cosas como: “Carolina Durante, que se autodenominan los nuevos Nikis”. ¡En la puta vida nos hemos autodenominado así! La tergiversación absoluta. Nosotros encantados de que nos comparen porque es un grupo que nos flipa y hay cosas en común, pero nada más.

“Ni el veinticinco por ciento de lo que somos se parece a Los Nikis”

En las letras hay mucho de paisaje madrileño. ¿Cuánto de Madrid (o de Malsaña) hay en vuestra propuesta? ¿Sería lo mismo Carolina Durante si en vez de salir cada fin de semana por el Tempo II y el Lucy In The Sky y salierais por Usera?
(Diego) Yo escribo sobre lo que hay a mi alrededor y sobre las cosas que me pasan a mí, y tal vez por eso mismo sale lo que sale. Si hay gente que le resulta cercano a lo que es la idiosincrasia de Malasaña o Madrid me alegro: a mí me flipa Madrid, soy de aquí…
(Martín) Yo sí siento que se respira mucho Madrid en nuestras canciones. Soy muy de Madrid (risas) aunque sea de sangre muy mestiza: nací aquí y siempre ha sido mi ‘casa’.

El otro día os juntasteis dos generaciones de rock madrileño, separadas por casi cuarenta años en el concierto en las fiestas de San Isidro: Burning y vosotros.
(Diego) Sí, y moló mucho. Yo no soy muy de Burning, pero es innegable que son un icono del rock de aquí.

¿Os sentís más cerca de la Movida Madrileña de los años ochenta o de lo que se ha llamado la Nueva Ola Garagera” de grupos que surgieron unos años antes que vosotros? Me refiero a gente como Hinds, The Parrots, Los Nastys…
(Martín) Creo que con ninguna de las dos.
(Diego) A mí me gusta más el Madrid de los ochenta.
(Martín) Había muchas caras en el Madrid de los ochenta, de todos modos…
(Diego) Sí, pero nos han influido mucho más los grupos de aquella época que los de esta generación que mencionas.
(Martín) Ya, eso sí: nosotros no hemos entrado nada en la ola garagera, ni hemos consumido ninguno de esos grupos. Hemos salido por los mismos sitios, pero nunca nos hemos sentido parte de ese círculo.
(Diego) Ni por contactos ni por amigos, siquiera. De hecho yo he empezado a coincidir con ellos ahora.

Estuve viendo que estáis en listas de Spotify con mucho protagonismo, pero algunas no son de indie o rock alternativo: os mezclan más con el rock kalimotxero, el del ViñaRock, etc. en la de “Rock y Birras”. ¿Os veis afines a toda esa movida, creéis que hay cosas en común?
(Diego) A mí me parece un descojone, la verdad, pero también me parece la hostia que no terminen de encasillarnos en ningún entorno musical en concreto: ni en el indie, ni en el rollo de Taburete y esas bandas, ni en el rollo rockero del ViñaRock. A mí me hace mucha gracia.
(Martín) Hay gente que nos dice que somos el grupo más raro que han visto en su vida: que un día salimos en la Vanity Fair y otro día en una lista de “Rock y Birras” (risas).
(Diego) Mira, voy a sacar la lista para que veas los nueve grupos que van después de nosotros en esa lista: Carolina Durante, Marea, Extremoduro, Platero y Tú, Los Suaves, La Fuga, Fito & Fitipaldis, Reincidentes, Barricada y Rosendo. ¡Y nosotros de portada! ¿Cómo no me voy a reír?

¿Os gustaría más estar liderando una lista en la que los otros grupos que la completen fuesen Los Planetas, Vetusta Morla, Love Of Lesbian, Lori Meyers, Supersubmarina…?
(Martín) Si fuesen Los Planetas, guay. Yo creo que cabemos en ambas.
(Diego) A mí todo este barullo que hay me mola mucho. Yo siempre voy a apreciar más que me relacionen con grupos con los que he crecido, o con los que tengo un entorno e influencias comunes, pero no te voy a negar que me hace gracia también que nos metan a liderar y a ser portada de una lista de rock urbano.

¿Habéis pensado que algo estáis haciendo mal, que no están entendiendo el discurso de la banda?
(Diego) No, de hecho, yo he pensado que algo estamos haciendo bien.
(Martín) Que te pongan en una lista con grupos consagradísimos y que tienen millones de escuchas y llevan décadas de historia es flipante. Siempre tenemos la coña con Mario, que él es muy de ViñaRock, y le echamos un poco la culpa a él (risas).

Habéis sacado un par de 7’’, estáis preparando un disco, pero no sé si generacionalmente os sentís cómodos teniendo que trabajar en estos formatos. ¿Sentís que estáis tratando de acoplaros a una industria con automatismos viejunos, de otra generación?
(Diego) Si por mí fuese, yo seguiría sacando EPs o singles porque creo que es la manera de consumir de ahora. Si sacamos un disco es más por romanticismo que por otra cosa.
(Martín) Tener un 12’’, tocar un disco y tal nos hace ilusión, también. Te curras el arte y le da más empaque al proyecto, tiene un rollo que mola y nos apetece. Pero sí que el formato es evidente que tiene que ver más con otras generaciones que con la nuestra.

¿Cómo os veis en carteles de festivales en donde prácticamente los más jóvenes después de vosotros tienen diez, quince o veinte años más que vosotros? ¿Creéis que los festivales deberían premiar más a grupos de vuestra generación?
(Diego) Si te digo la verdad, no veo ahora mismo en España a alguien de nuestra edad que pueda estar arriba en un cartel. Posiblemente de nuestra generación el grupo más importante es Hinds, y no las veo por encima de los cabezas de cartel nacionales tipo Izal, Love of Lesbian, Vetusta Morla… Bueno, he dicho Hinds, pero quizá de nuestra generación el grupo que más se merecería encabezar festivales por alcance y cantidad de público es Taburete. Por méritos de gente que les escucha y cantidad de gente que asiste a sus conciertos sin duda Taburete se lo merecerían, aunque no me guste lo que hacen.

Parece que el lenguaje de esta generación se la ha apropiado el trap, y los mensajes que se asocian a este movimiento o escena. ¿Creéis que hay una manera de reapropiarse del lenguaje millennial a través del rock?
(Diego) No sé, yo creo que la música urbana es lo que está pegando ahora mismo en el mundo, y no es fácil de parar. Igual que en su momento fueron las guitarras, ahora es el momento de la música urbana, el trap y el reggaetón.
(Martín) No creo que haga falta cambiarlo. Está guay. Yo no voy a conciertos de trap, pero en casa sí que hay cosas que escucho y que me molan.
(Diego) Es verdad que las letras tienen un contenido cuestionable, pero quizás es lo que le pide su público.
(Martín) Ellos hacen esto y está claro que funciona, y a lo mejor lo que hay que hacer es un análisis no cultural y musical, sino sociológico: si los traperos dicen las cosas que dicen y la gente lo consume, por algo será.

“No hay un objetivo moralizante ni político en el grupo”

Vosotros utilizáis mucho el sarcasmo y la ironía. ¿Hasta qué punto creéis que es necesario tomarse las cosas más a la ligera, bajarle un punto de solemnidad a la manera de comunicarse con el público?
(Diego) El humor es necesario. Y se está perdiendo mucho sentido del humor y se va a machete cada vez que alguien dice algo que se sale de la norma o de lo políticamente correcto.
(Martín) La verdad es que nosotros lo usamos mucho, pero también desde la exageración: no solo en Cayetano, sino también en canciones como En verano tratamos de potenciar esa ironía desde la exageración. Pero tampoco hay frases que nos vayan a acarrear problemas, yo creo. Ahora con el rollo de los límites del humor parece que hay que andar analizando cada cosa.

No vais a ir presos, de momento.
(Diego) Y si alguna vez nos denuncian por alguna letra, creo que responderíamos con más ironía y más humor.

Quizás si las próximas elecciones las gana Ciudadanos la cosa se os complique…
(Diego) (Risas) Hostia, macho, cierto.
(Martín) De todos modos no somos un grupo que busque hacer política.

Pero Cayetano sí que tiene una connotación política bastante evidente. ¿Hasta qué punto es importante el discurso político en Carolina Durante?
(Diego) Cero.

¿Cero?
(Diego) Bueno, no, cero no. Algo hay…

Habéis adelantado por la derecha (o por la izquierda, mejor dicho) a Nacho Vegas, incluso.
(Martín) (Risas) No hay un objetivo moralizante ni político en el grupo. Pero hemos visto una realidad que nos parece ridícula y nos hace gracia y hemos decidido hacer una canción sobre eso. Vemos actitudes, fotos y tal y hemos decidido ir a machete. Ha sido motivo de coña entre nosotros, incluso. Pero no hay un objetivo de canción protesta. Hay gente que ya nos pide que hagamos la segunda parte de Cayetano, o que hagamos otras canciones que radiografíen a otras tribus urbanas o estratos sociales, pero ni de coña queremos hacer eso.

¿Os gustaría que os respondiera el beef Morat o Taburete en alguna de sus canciones?
(Diego) (Risas) Hostia, yo me partiría la polla. Sería divertido.
(Martín) El otro día les preguntaron a Taburete en una entrevista por nuestra canción, y dijeron: “No nos sentimos representados por lo que dice la canción” (risas).
(Diego) ¡LOOOOOL!

Se han apropiado hasta del lema del 15-M: “No nos representan.
(Martín) Es que, hostia… yo no sé cómo es su vida, pero creo que van por ahí los tiros.
(Diego) Otra cosa es que no represente al total de su público, porque a Taburete lo escuchan muchísimas decenas de miles de personas, y estoy seguro de que, aunque se diga que todo su público es así, estoy casi seguro de que ni el sesenta por cierto es así.

¿A vosotros os escuchan tabureters?
(Diego) Yo sé que sí.
(Martín) Yo también sé que sí: la prima de mi cuñada es cayetana y escucha a Morat, a Taburete y a Carolina Durante. Vino a la presentación del EP y todo. Pero según ella Morat no es música de pijos.
(Diego) He recibido mensajes de gente que va a universidades privadas diciéndome que han publicado la canción en sus redes y tal diciendo que había gente que se había ofendido, pero también muchos otros se lo tomaron a coña y les hizo gracia, y eso me parece lo más: que haya gente de ese palo que consiga entender el sarcasmo me parece que es un buen camino. Si a través de Cayetano conseguimos que tanto los que escuchan pop pijo como bandas indies se mezclen, sería un triunfo para todos.

Muchos de los haters, o incluso algunos que no lo son, dijeron que cuando salió esa canción era un rollo “pijos hablando de pijos”. ¿Cómo os lo tomáis?
(Martín) El tema es que con la entrevista de Vanity Fair, y a raíz de esa las que nos hicieron de Antena 3 y La Sexta, se han dado por hecho ciertas cosas que no son verdad…
(Diego) Vanity Fair nos hizo una entrevista preguntándonos tres mierdas y yo la contesté casi como quitándomela de encima, contestando tres mierdas también.
(Martín) Además, hemos hecho un vídeo como el de Cayetano, interpretando el papel de que Carolina Durante es eso, y del mismo modo que sale la mansión, la bandera de España o un póster de Inés Arrimadas firmado, también salen Los Nikis o la portada del Psychocandy de Jesus & Mary Chain… Hay gente que lo entendió a medias. Y la entrevista ha apoyado la idea de que somos un grupo de pijos para pijos haciendo mofa de los pijos: triple salto mortal. La entrevista de Antena 3 y La Sexta ya estaban direccionadas, rollo: “Sois de la Moraleja y lo lleváis por bandera”.
(Diego) Textualmente nos preguntaron: “Cayetano se ha convertido en un fenómeno viral. ¿Os lo esperabais? Sois de La Moraleja y lo lleváis por bandera, ¿existe un orgullo de clase alta representado en bandas como la vuestra o Taburete?”. Yo leo esto y digo: otra entrevista en la que vamos a responder tres mierdas. No han entendido nada. Entiendo que haya gente que todavía no lo haya pillado: eso significa que lo hemos hecho bien.

Si Morat y Taburete representa a esa especie de tribu de cayetanos, ¿a qué tipo de persona representa la música de Carolina Durante?
(Diego) No lo sé, sobre todo porque estamos tanto en festivales de indie como gente que nos asocia al círculo de Taburete, Spotify nos mete en listas de rock y punk… La riqueza de Carolina Durante es que no nos terminan de encasillar a nosotros ni a nuestros fans.

Sois el partido centrista de la música alternativa.
(Martín) Ni pop ni rock, ¡igualdad! (risas) Tampoco tenemos un público objetivo: nos gusta mucho que nos escuchen, pero no queremos sonar para nadie, no hay un target concreto al que apuntemos. Mientras nuestro público no haga alarde de cosas con las que nosotros no simpaticemos, guay.

Más de 100.000 reproducciones en YouTube, 200.000 en Spotify… ¿Tenéis miedo de que os convirtáis en unos posibles one hit wonders por Cayetano?
(Martín) No somos unos one hit wonders.
(Diego) Yo entiendo que Cayetano despunte bastante, incluso más de lo que ya ha despuntado. Sé que es una canción que va a atraer a la gente y que gracias a ella se van a fijar en otros temas nuestros. Creo que no es nuestro mejor tema: tenemos canciones mejores. Esto es algo que suelen decir los grupos que solo tienen un tema bueno, la diferencia es que lo nuestro es verdad, ¿vale? (risas)
(Martín) Hay medios como JNSP que dijeron que todos los temas son buenos. Hay uno que decía: “Lo mejor: las tres. Pero si me tengo que quedar con una elijo Niña de hielo”. Y eso nos hizo muchísima ilusión.
(Diego) No puedes hablar de JNSP en MondoSonoro (risas).

¿Qué me podéis contar del disco que tenéis previsto sacar?
(Diego) Creo que estamos muy a gusto con Bernardo, el productor, y nos apetece grabarlo con él.
(Martín) Después de haber grabado los dos EPs con él, ya no es por cuestión de justicia o no, sino que ya nos conocemos, hemos invertido mucho tiempo en que él sepa llevarnos, conozca lo que hacemos, y queremos hacerlo con él.
(Diego) Seguro que después de verano nos metemos a grabarlo. No creo que salga en 2018, tendríamos que darnos mucha prisa. Sé que nuestro manager quiere, pero a menos que saque la grabadora en los conciertos lo veo complicado.


Así ven a Carolina Durante…

 

Guillermo Barcenas
(Taburete) 

¿Cuál es tu opinión sobre Carolina Durante?
He escuchado las cinco canciones que tienen en Spotify y creo que no está mal. La canción de Cayetano puede ser una digna sucesora de Pijo él y pija ella de El Chivi. Pueden funcionar muy bien en festivales.

¿Crees que Carolina Durante podrían llegar a salir del entorno independiente y jugar en las grandes ligas como Taburete hicisteis en vuestro momento? ¿Por qué? 
Nunca se sabe pero tampoco creo que vaya a ser un grupo que acapare tanto público como nosotros. Pueden llegar a ser como una especie de Un Pingüino En Mi Ascensor pero más rockeros.

¿Encuentras algún tipo de conexión o similitud entre el tipo de música que practican ellos y la que practica Taburete?
En el estilo no encuentro muchas similitudes. Suenan bastante a grupos de los 80 que no se sabía muy bien si eran de punk o eran de pop. Seguro que sus conciertos son divertidos.


Joaquín Rodriguez
(Los Nikis)

¿Cuál es tu opinión sobre Carolina Durante?
Que molan mucho. Son jóvenes (¡por fin!), cantan en español con mucha ironía y fino sentido del humor en las letras. La guitarra está distorsionada y las canciones son sencillas ¿qué más se puede pedir?

¿A qué crees que se debe el súbito interés por el grupo, teniendo en cuenta que no tienen ni siquiera el primer disco publicado?
La canción de Cayetano es un cañón y el videoclip también. La rima de “Cayetano” con “Ciudadanos” es lo mejor que se ha oído en mucho tiempo.

¿Entiendes las comparaciones entre Carolina Durante y Los Nikis?
Nosotros éramos jóvenes, cantábamos en español con mucha ironía y fino sentido del humor en las letras. La guitarra estaba distorsionada y las canciones eran sencillas. Igual es todo esto por lo que nos comparan.
Además me consta que Martin, el bajista, se leyó mi increíble y profundo best-seller (NPI de música) y eso le empujó a formar un grupo.


Marcos Fairweather
(
Universal España)

¿Cuál es tu opinión sobre Carolina Durante?
Al ser medio inglés no he estado tan expuesto al pop rock español de los años ochenta por lo que la propuesta de Carolina Durante me parece realmente fresca. Entiendo que se tracen ciertos paralelismos a bandas como Los Nikis o Hombres G, pero imagino que estas bandas tampoco surgieron en el vacío y que también recibieron influencias británicas y americanas. Para mí son un grupo que documenta a la perfección lo vibrante de ser joven en la España post-crisis del 2018.

¿A qué crees que se debe el súbito interés por el grupo, teniendo en cuenta que no tienen ni siquiera el primer disco publicado?
Mi percepción es que el modelo de consumo de música mayoritario en este momento, el streaming, favorece la escucha de canciones sueltas. Sorprende que artistas que llevan tiempo trabajando como Kali Uchis o, aquí, The Parrots acaben de editar su primer álbum. Hoy en día se puede conseguir una visibilidad impresionante a partir de un tema, ya sea Despacito o Cayetano.

¿Crees que el grupo tiene potencial para trascender fuera del circuito independiente?
Nadie tiene una bola de cristal para estas cosas. Son una banda muy ruidosa y su música no se parece en nada al top 50 de Spotify España. Aun así, creo que hay hambre por propuestas diferentes y Carolina Durante lo son.


Luis Fernandez
(Sonido Muchacho / Los Punsetes / Juventud Juché)

¿Qué fue lo que viste en Carolina Durante en el momento de ficharlos?
Pues con ellos me pasó algo curioso: primero escuché una demo que no me llamó demasiado la atención, pero dos días después un buen amigo (David de La Estrella de David y La Bien Querida) me mandó un vídeo de directo diciéndome que lo iban a petar. Ahí ya cambió la cosa y pocas veces lo he visto tan claro: actitud y canciones impresionantes, tienen todo lo que hace falta en un grupo. No necesitan más.

¿Cómo explicas el súbito interés por el grupo, teniendo en cuenta que no tienen ni siquiera su primer disco publicado?
Pues ese interés viene del mismo sitio que hizo que los cogiéramos para el sello, de las canciones y de la actitud de la banda en directo. Tienen algo muy raro, difícil de ver: canciones buenísimas y un directo acojonante. Han conseguido que el boca oreja salga tanto de los que lo escuchan como de los que los ven en concierto, y la verdad, no hay tantos grupos que tenga esto.

¿Dónde crees que está el techo de Carolina Durante?
No lo veo. Si tengo que ser totalmente sincero tengo que contestar eso, no se hasta donde puede llegar Carolina Durante ahora mismo. Es cierto que ahora es el boom, el pelotazo y el hype. Nosotros tenemos que saber mantener eso en el tiempo, porque puede deshincharse, pero es cierto que Carolina Durante tiene lo más importante, las canciones. Tenemos grupo para años.