Black Label Society, con el veteranísimo Zakk Wylde al frente, visitan este mes de la mano de Resurrection Fest Vitoria (Jimmy Jazz, sábado 10), Santiago (Capitol, domingo 11), Madrid (La Riviera, martes 13) y Barcelona (Razzmatazz, miércoles 14) para presentar su décimo trabajo, Grimmest Hits y llenar las salas de riffs apoteósicos y headbanding. El propio Zakk Wylde nos responde a este cuestionario sobre la vida en la carretera


Llevas girando más de treinta años. ¿No se te hace en algunas ocasiones repetitivo y monótono?
Sinceramente, me pasa lo mismo que con mi mujer: con ella también llevo casado más de treinta años ¡y cada vez que se desnuda me sigue excitando igual que el primer día! (risas). Con la música me pasa lo mismo: hacer este disco me ha hecho la misma ilusión que el primero que hice con Black Label, o con Ozzy… Mira a Keith Richards o a Lemmy… Me siento un poco igual y no me imagino dejando de girar y siendo una persona “normal” con un trabajo normal. Aún me encanta salir de gira y me encanta mi vida tal como es.

¿Cuál es tu canción favorita de Grimmest Hits para tocar en directo?
Stairway To Heaven, Free Bird,… no, ahora en serio, ojalá fueran mías (risas). Creo que Room Of Nightmares.

¿Ves diferencias en girar con Ozzy, Black Label y Zakk Sabbath, tu banda tributo a Black Sabbath?
La verdad es que no hay muchas, lo único que tienes que hacer con las tres bandas es aparecer donde sea que vas a tocar esa noche, a tiempo si puede ser (risas) y, sobre todo, disfrutar.

Girando tanto como tú haces ¿no te sientes a veces con ganas de estar en casa cuando estás en la carretera, y añoras esa vida cuando vuelves con tu familia?
Disfruto al máximo estar de gira y estar con la gente con la que compartes esos momentos. Cuando vuelvo a casa y vivo con los ritmos de una persona normal, paso tiempo con mi mujer, los niños y los perros, es cuando realmente me siento de vacaciones. Todo el mundo está esperando que lleguen sus días libres para largarse de casa y conmigo es totalmente al revés.

¿Cuál es la canción que más veces has tocado en directo?
Paranoid de Black Sabbath, que incluimos siempre en los setlists de Ozz, y con Black Label Society seguramente sea Stillborn.

¿Cuál es tu solo favorito para tocar en directo?
Cualquiera que sea capaz de tocar (risas). Probablemente cualquiera que haya compuesto Jimmy Page.

¿Y tu favorito de todos los tiempos?
Es jodido decir solo uno, pero me quedo con el de Stairway to Heaven y el de Hotel California.

¿Cómo actualizáis el setlist a la hora de salir de gira con un nuevo disco?
Tienes que meter alguna canción de cada disco, pero entonces estaríamos tocando durante cinco horas y la gente te tiraría cosas por pesados. Así que escoges las mejores del nuevo e intentas hacer un set con un poco de lógica y equilibrio.

¿Cuántas guitarras te llevas cuando sales de gira?
No muchas… unas doce.

¿Festival o sala?
Cualquiera en la que aparezca alguien a vernos (risas). Mola tocar una noche para doscientas personas y que al día siguiente te toque un festival al que acuden noventa mil. Todos son divertidos, lo importante es sentirte en casa donde quiera que te toque esa noche.

¿Con qué musico has disfrutando más tocando?
JD (John Di Servio, bajista en BLS), además es como un hermano. No sé qué habré hecho bien en la vida pero soy un tío muy afortunado, llevo toda la vida tocando junto a gente a la que admiro.

¿Hay algún músico de alguna banda actual al que admires?
Suelo fijarme en bandas que no tienen nada que ver con el rock o el metal. Siempre me ha gustado mucho Keane, algunos cantautores que están fuera de lo que yo hago. Si te metes en Instagram verás que hay muchísimos chavales que tocan la guitarra increíblemente bien, y al final esos son los que formarán bandas más adelante así, que creo que es una buena señal.

BLS ha tenido bastantes cambios en su formación durante los años. ¿Qué debe tener el elegido para ganarse un puesto en la banda?
Nunca he estado en una banda con tipos con los que no pudiera echarme unas risas después del concierto. Siempre he concebido mis bandas como una gran familia, por lo que tengo aprecio a todos los miembros que actualmente son parte de ellas, y también a aquellos que ya no están. Aunque ya no compartamos escenario sigo considerándoles grandes amigos. No quiero incluir a un músico que toque increíble pero que fuera del escenario me parezca un gilipollas integral.

Qué porcentaje hay de cierto en aquello de “sexo, drogas y rock’n’roll”?
¡Todo en la vida, absolutamente todo, es sexo, drogas y rock’n’roll! 

¿Qué recuerdo tienes de tus anteriores pasos por España?
Siempre me ha llamado la atención la pasión con la que los españoles hacéis todo, claramente se nota vuestra sangre latina. Y a veces esa intensidad puede resultar un poco abrumadora.

¿Cuál es tu comida favorita española?
La verdad es que no estoy muy al día de la gastronomía española… ¿Tenéis algún plato que tenga pollo y al que pueda añadírsele cualquier tipo de salsa? ¡Pues ese!