“El hipster es en su mayoría una casta pequeño burguesa”
Entrevistas / Birkins

“El hipster es en su mayoría una casta pequeño burguesa”

Carlos Pérez de Ziriza — 02-05-2018
Fotógrafo — Archivo

Cuarto disco ya en la carrera de una banda que siempre aunó – sin hacer demasiado ruido – referentes de lo más diverso, “Aquí hay dragones” (El Genio Equivocado, 2017) sustancia giro al castellano y una versatilidad que depara la cota más madura de su discurso. Se puede decir aquello de que los canarios Birkins progresan adecuadamente. Sus cuatro miembros, el guitarrista Alby Ramírez, la vocalista Cris Santana, el guitarrista y cantante Dani Machín y el batería Sergio Miró, contestan de forma colectiva a nuestro cuestionario.

¿Estáis de acuerdo con quienes dicen que este es vuestro disco más oscuro, al menos en parte?
Alby Ramírez: Desde luego que sí, aunque no lo hicimos de manera consciente. De hecho, no fue hasta que el disco estuvo terminado, masterizado y se lo mostramos al sello que nos dimos cuenta de lo oscuro que nos había quedado. ¡Y no es que eso sea algo malo!
Sergio Miró: Nos llama la atención la cantidad de veces que se está mencionando esa cuestión en las reseñas que hace la crítica especializada. ¡Y nosotros pensando que este era el disco que nos sacaría de pobres! (risas). Lo que sí es cierto es que a la hora de componer y arreglar algunos temas como “Hipsteria” o “Semiótica del silencio” quisimos forzar las cosas y jugar a rascar pizarras con tenedores, por desafiar esa imagen que a veces se nos cuelga de pop exquisito. Al final, cuando escuchas el resultado, creo que no es para tanto, y que nos acaba ganando nuestra obsesión por el orden y por las buenas melodías.
Cris Santana: Sí que ha habido un pequeño giro hacia sonidos más crudos, y nosotros encantados de vernos cómodos en este cambio. Lo mejor, desde mi punto de vista, es que todos estos temas nuevos mezclados con otros ya conocidos de discos anteriores, conforman un directo mucho más potente y arriesgado.

“Paco Loco es una de las personas con mayor instinto musical que he conocido en mi vida”.

Sí que se precia mayor diversidad de registros: post punk, influencia del pop francés, rock afilado, ritmos que pueden recordar al kraut… ¿Se puede decir que vuestra dieta sonora es cada vez más amplia?
Alby: Yo creo que siempre lo ha sido. Somos amantes de la música, melómanos y seguidores de infinidad de artistas y estilos. Vivimos y respiramos música. Sea la nuestra o la hecha por otros. Supongo que, simplemente, cuando decidimos dar un volantazo estilístico a nuestra música, algunas de las herramientas y sonidos que estaban ahí desde hacía tiempo pasaron a ser más recurridas o útiles.
Cris: Nuestra dieta sonora siempre ha contenido muchísimas referencias musicales donde cabe toda esa diversidad de registros que mencionas y siempre hubo una ventana hacia esos sonidos un poco más oscuros.

Habéis apostado claramente por el castellano, aunque no de forma integral, en un trayecto que es bastante común en los últimos quince o veinte años dentro del pop español (comenzar en inglés o incluso francés para acabar pasándose al castellano). ¿Por qué? ¿Sentís necesidad de explicitar mejor el mensaje? ¿Menos pudor quizá?
Alby: Ni nos planteamos eso, sinceramente. Queríamos dar un giro a lo que veníamos haciendo hasta ahora y el cambiar el inglés por el castellano parecía uno de los recursos más lógicos para lograrlo. Cada idioma tiene su sonoridad, su idiosincrasia, y el hecho de escribir en castellano en lugar de en inglés ya trae consigo una serie de condicionantes que hace que el resultado sea diferente, por lo que al hacer este cambio estábamos logrando nuestro objetivo de adentrarnos en terreno desconocido. El francés, sin embargo, decidimos mantenerlo, aunque fuera en menor representación dentro del disco, porque nos sentimos muy identificados con ese idioma como herramienta creativa, y nos gusta pensar que el que tengamos canciones en francés en nuestro repertorio es algo que nos distingue del resto de grupos en el panorama nacional.
Sergio: Lo del pudor que mencionas me parece curioso. No es que fuera una razón de peso para nosotros, pero sí que definiría, al menos en mi caso, como un síntoma de madurez el dejar de sentirme extraño al expresarme musicalmente en la que no deja de ser nuestra lengua materna. Antes sentía más el peso de las influencias culturales que me rodean y el hecho de que gran parte de la música pop y rock que formaba parte de mi educación musical está cantado en lenguas que no son el castellano. Ahora, una vez pasado algún que otro momento de extrañeza ante nuestras primeras estrofas en castellano, creo que hemos dado el paso con más naturalidad de la que cabía temer. Y me gustaría destacar el trabajo de Cris y Dani a la hora de dar forma a su “personalidad” como cantantes en castellano sin que se perdiera nada por el camino.
Cris: En mi caso, componer en francés me resultaba más sencillo por su sonoridad y los tipos de rima que se pueden hacer. Esto supuso un poco más de trabajo al principio, cuando comenzamos a escribir letras en castellano, porque significaba un pequeño cambio al que no estábamos acostumbrados; después ya nos fuimos adaptando y no ha supuesto ningún problema expresarnos en nuestra lengua materna.

También prescindís del The de The Birkins. La inclusión del artículo siempre me ha parecido que le daba a los grupos un sesgo más tradicional, como de los 60 o 70. Su supresión es más propia de proyectos actuales. ¿Era esa la intención, darle un barniz más contemporáneo al nombre?
Sergio: Pues hay un pequeño componente de marketing, no te lo niego, al menos hasta el punto en que una banda modesta como nosotros puede planteárselo. En medio de todos los cambios decididos para este disco, estábamos trabajando con el diseñador Mauro Sánchez en un logo nuevo para la banda. Ahora que ya no nos sentíamos con ganas de componer nuevos temas en inglés, tenía sentido aprovechar para quitarnos ese artículo que en su momento veíamos como un guiño a la cantidad de bandas sajonas que, sobre todo en los 60, optaban por ese formato como nombre de guerra. De paso le damos una alegría al diseñador liberándole del siempre engorroso apósito del “the” para facilitar un logo más limpio y directo.

Habéis vuelto a grabar con Paco Loco. Supongo que ya casi le debéis considerar vuestro productor de cabecera, ¿no?
Dani Machín: Paco Loco es una de las personas con mayor instinto musical que he conocido en mi vida. De haber sido entrenador de la selección de fútbol, volveríamos a ser campeones del mundo. Ya hace años que es un grande de España.
Sergio: Y transcurridos tantos discos juntos, ya nos conocemos lo suficiente para saber qué pedirnos para ir sobre seguro, y en qué retarnos para no acomodarnos. Cuando estamos trabajando en el estudio, le consideramos uno más del grupo.
Cris: Después de cuatro discos con Paco ya existe una complicidad que agradecemos sobremanera. Nosotros ya entendemos su lenguaje y él ha sabido adaptarse a nuestra forma de entender la música.

“La condición isleña a veces nos puede ayudar, ya que el cariño y la atención que nos puede dispensar la prensa local y el público en general supera con creces a lo que podríamos conseguir en la inmensidad de la escena peninsular”.

Poco más o menos cabría decir de El Genio Equivocado, un sello en el que os sentís cómodos, ¿no?
Alby: El Genio Equivocado son nuestra familia. Somos muy afortunados de que desde nuestro primer disco Joan (Casulleras) y Rafa (Piera) decidieran apostar por nosotros. Nos sentimos muy queridos y respetados. Trabajamos muy a gusto con ellos y, a pesar de la distancia geográfica, los tenemos muy cerca. Es todo un lujo formar parte de este pequeño GRAN sello.
Dani: Joan y Rafa (El Genio Equivocado) son los dos grandes pilares gracias a los cuales Birkins nos sustentamos. Sin su labor abnegada y su entusiasmo indomable me pregunto si hubiéramos llegado hasta dónde hemos conseguido. Y definitivamente contestaría que no.

Intuyo que “Hipsteria” es una crítica al esnobismo. ¿Es así?
Dani: Resulta curioso que lo menciones porque llegó a barajarse la posibilidad de titularla “Snobismo Ilustrado”, aludiendo al hermetismo cultural del siglo de las luces y tomándolo como ejemplo de lo que sucede actualmente en algunos ambientes sociales. A diferencia de que antes el planteamiento fuera “todo para el pueblo pero sin el pueblo”, y ahora lo llamen “nuevo orden mundial”. Sí, “Hipsteria” es una crítica mordaz hacia el hipster, no tanto por su estética sino por ser en su mayoría una casta pequeño burguesa que por modismo se definen progresistas e izquierdistas. La “gauche divine” de la que hablan los franceses. Ese fariseísmo no se lo perdono. Y ya puestos a joder en firme, me atrevo a decir que para mantener su status, esta recua de archipámpanos sería capaz de juntarse con fascitas o neoliberales antes que abrazar esa izquierda por la que se rasgan las vestiduras.

La letra de “Esquinas de juventud” también me llama la atención. ¿Es una especie de oda al escapismo colectivo o trata sobre alguien en concreto?
Dani: Yo diría más bien un homenaje al paso del tiempo y el conseguir estar vivo tras el intento. El paso por el cabo de Hornos de la vida, por la vía de la renuncia. Y sin embargo, en medio de ese pugilato contra la crudeza y la cordura asesina, ganamos siempre… “estabas k.o., estás o.k.”
Cris: En realidad muchas de las canciones de Aquí hay dragones son verdaderos dragones escupiendo fuego; quizá no de una manera explícita, pero sí en las entrañas de las letras existe toda una llamada de atención a nuestra generación.

No sé cómo se ve la actualidad del pop y el rock nacional teniendo en cuenta que procedéis de Canarias, un lugar del que trascienden pocas bandas de pop a nivel estatal ¿Ha sido un hándicap proceder de allí, por la problemática de la distancia y los viajes?
Dani: Podría entenderse como una pequeña dificultad inicial. Más o menos el mismo inconveniente que podría tener un grupo asturiano yendo a tocar a Andalucía teniendo el fin de semana como único momento para ello.
Sergio: Con esas dificultades lidiamos los componentes del grupo como podemos. Me duele más lo que no depende de nosotros. Que los promotores y empresarios a veces ni se planteen incluirnos en sus programaciones por miedo a la lejanía o a que se inflen los costes. A eso tenemos que decir que no se achanten, que por suerte hay ayudas en Canarias para que eso no sea un obstáculo insalvable. Por otro lado, he de decir que la condición isleña a veces nos puede ayudar, ya que el cariño y la atención que nos puede dispensar la prensa local y el público en general supera con creces a lo que podríamos conseguir en la inmensidad de la escena peninsular.

Sois canarios y predicáis con el ejemplo: hace unos años recuperasteis imágenes de la Filmoteca Canaria para uno de vuestros clips, y ahora dedicáis una canción a la artistas Geogiana Houghton, “El viaje final de Georgiana Houghton”. ¿Creéis que hay un filón de temáticas de vuestro entorno que vale la pena recuperar como materia de inspiración para el pop?
Dani: La historia de Geogiana Houghton me pareció muy interesante al definirse ella misma como intermediaria del más allá. Eran aquellas voces que le susurraban las que la guiaran hacia la producción de sus obras. Ese chamanismo en el proceso de creación me pareció digno de ser contado. Es muy interesante lo que comentas acerca de escribir sobre nuestro ambiente más cercano o incluirlo en las canciones, desde el propio habla canaria hasta la idiosincracia. En nosotros, si lo hacemos, ocurre de forma accidental, supongo que es inevitable. Todo es susceptible de convertirlo en canciones, y evidentemente nuestro entorno no es una excepción.
Sergio: Sí que creemos en que una banda de pop será mejor cuanto mejor pueda adoptar a su lenguaje algunos aspectos de la realidad que le rodea. Que Houghton fuera canaria y estuviera rompiendo los esquemas de sesudos críticos de arte londinense era un plus para adoptarla a nuestra causa. De la misma forma, en el pasado hemos adoptado paisajes que nos son muy cercanos (la costa norte de Gran Canaria en nuestro segundo disco, o esas imágenes que mencionas de la Filmoteca sobre el boom turístico en Canarias de los 60), reivindicando con ello el carácter universal de cosas que muchos paisanos pasan por alto por lo cercano que les resulta.

Os vi actuando en Valencia en el ya desaparecido recinto Greenspace, hace unos ocho años. ¿Está vuestra carrera en el punto que imaginabais o deseabais entonces?
Alby: Pues creo no equivocarme si te digo que viste el primer concierto del grupo como tal, con la formación base de Cristina, Dani, Sergio y yo. Para nosotros el estar en la final de ese concurso ya era un premio. El ganarlo, ¡ni te cuento! A partir de ahí, el poder grabar nuestro disco de debut con Paco Loco, ¡un sueño! Que El Genio Equivocado nos fichara y lo publicara; tocar en Primavera Sound, Sonorama, Monkey Week, los conciertos de Radio 3, Let’s Festival, Ebrovisión y tantos otros festivales y salas; colaborar con gente de tanto talento a lo largo de estos años; estar hablando aquí ahora de un cuarto disco; y así, podría seguir todo el día. Cada pequeño paso que damos, cada logro, cada reseña, cada entrevista, supone un paso adelante en nuestra carrera y le damos muchísimo valor. No sé dónde nos imaginábamos que estaríamos hoy si nos hubieras preguntado aquella noche de 2009, pero lo que sí te puedo decir es que no soñábamos con estar donde estamos hoy, y es algo que agradecemos mucho.
Dani: ¡Aquel concierto en El Tinglado 2!. ¡Ay, Carlos, qué alegría me has dado haciendo esa pregunta!. Fue un momento muy dulce aunque ni por asomo me imaginaba todas las emociones tan radiantes que habrían de venir después, los grandes retos conseguidos y la estima de tanta gente que nos conoce tan sólo a través de nuestra música. Recuerdo que mientras estábamos esperando el fallo del jurado, los chicos de The Pains of Being Pure at Heart ya estaban en la escalera para subir al escenario. Estábamos a unos metros de ellos, y yo, en mi nerviosismo, les pregunté si les había quedado alguna asignatura para septiembre. ¡Parecían tan jóvenes!
Cris: Aún pienso en ese fin de semana y me emociono. Fue divertidísimo y muy entrañable. No imaginábamos que ese sería el primer paso para grabar el primer disco y, muchos años después, estar respondiendo a tus preguntas sobre un cuarto trabajo. ¡Increíble!

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.