"Estábamos hartos de tocar siempre el mismo material"
Entrevistas / American Football

"Estábamos hartos de tocar siempre el mismo material"

Luis Benavides — 15-11-2016
Fotógrafo — Archivo

Casi diecisiete años después, American Football continúan justo donde lo dejaron. Y es que el cuarteto de Chicago liderado por el genio Mike Kinsella (Cap’n’Jazz, Owen, Owls) publica ahora la segunda parte de su disco debut, “American Football 2” (Polyvinyl/Pias, 16), su segundo disco homónimo. La falta de originalidad a la hora de titular queda sobradamente compensada por la bella factura de los nuevos temas. Hablamos con el guitarra Steve Holmes sobre esta celebrada e inesperada secuela de los considerados padres de la segunda ola del emo.

¿Cómo estáis viviendo este aclamado regreso?
Tener el nuevo disco en la calle está resultando muy excitante. Piensa que grabamos en marzo o abril, y se mezcló y masterizó en mayo. Ha pasado mucho tiempo. La semana pasado tocamos en Chicago, era el concierto de presentación del disco, y salió genial.

"La gente que nunca antes escuchó a American Football pero está interesada en el indie rock puede disfrutarlo mucho".

¿Habéis sentido algún tipo de presión al a hora de escribir o grabar el disco? Para mí, y para muchos amigos, American Football es algo así como una banda de culto, una banda que duró muy poco pero que dejó una huella importante.
No pensamos en eso. Solamente nos importa escribir canciones que nos exciten. Lo demás no importa. No puedes controlar la reacción de la gente, por lo que no merece la pena preocuparse demasiado por eso. Lo único que podemos hacer es escribir música que nos guste.

Por cierto, ¿cómo lleváis ahora tocar con bandas de emo jovencísimas a los que habéis influenciado tanto? ¿Os resulta extraño?
Es un honor que la gente se preocupe por tu música y haber influido a otras bandas, pero realmente nunca nos sentimos conectados con el término ‘emo’. Eso sí, mola ver que todavía surgen bandas jóvenes de escenas parecidas a la nuestra, con espíritu DIY.

Aquí os pudimos ver en el Primavera Sound, en el 2015. ¿Cómo fue esa gira de reunión?
Los conciertos de la gira de reunión fueron fantásticos. Hicimos unas cuarenta fechas en dos años, por todo el mundo. Fue surrealista en algunos sentidos, una experiencia muy excitante para nosotros.

¿Entonces ya estábais tramando grabar algo nuevo?
No teníamos todavía decidido hacer un nuevo disco cuando tocamos en Barcelona. Surgió un poco más tarde, pasado el verano. Nos lo estábamos pasando bien tocando, pero también estábamos un poco hartos de tocar siempre el mismo material. Decidimos que si queríamos seguir en esto, necesitábamos sacar otro disco para seguir disfrutando.

¿Cómo fue el proceso de composición después de tanto tiempo?
Como vivimos en ciudades diferentes, creamos una carpeta en Dropbox y allí colgábamos ideas de canciones. Todos en la banda escribimos y contribuimos con material, e incluso los arreglos fueron trabajados de manera colectiva.

En el disco hay nueve temas… ¿Alguno se quedó por el camino?
Tenemos unas veinticinco demos por ahí, de la cuales escogimos unas quince más o menos para trabajarlas en el local juntos. Luego descartamos alguna y nos llevamos al estudio una docena. Allí, ya en el estudio, Mike escribió la mayoría de las letras del disco. La música, en nuestro caso, siempre llega primero. Entonces llega el turno de Mike, que esta vez hizo un trabajo excelente en el disco. Con mucho mérito si tenemos en cuenta que dos meses antes acababa de grabar un disco de Owen.

Mike (Kinsella) no deja de publicar cosas con Owen, pero también Owls, They/They’re/There. ¿Y el resto de la banda? ¿Podéis combinar bien la banda con vuestras nuevas vidas?
Se podría decir que la banda es un trabajo de media jornada para todos nosotros. Todos tenemos familias y trabajos que son nuestra prioridad, y luego buscamos la manera de encajar la música.

Por cierto, Nate (Kinsella) es ya un miembro más de la banda después de girar con vosotros como suplente de lujo.
Sí, es miembro de la banda a todos los efectos, y formó parte de la composición y grabación del disco.

¿Cuál sería tu tema favorito y por qué?
En realidad, me encanta el disco entero, pero creo que “Home Is Where The Haunt Is” nos quedó redonda. Era una de las canciones a medio camino entre Owen y American Football, y luché para que se quedaran en nuestra banda. Mis partes de guitarra salieron a la primera, y me encanta su estructura. También me gusta “My Instincts Are The Enemy”, y la letra de “I Need A Drink (Or Two Or Three)” me flipa.

Han pasado diecisiete años desde vuestro disco debut y tu vida habrá cambiado muchísimo. ¿Eso se refleja de alguna manera en el disco?
Sí, el disco refleja un cambio en nuestras vidas. Piensa que cuando hicimos ese disco, éramos unos niños. Nos acabábamos de graduar y teníamos veintidós años cuando lo dejamos. Ahora todos estamos casados, tenemos hijos y muchas más responsabilidades.

Girar en estas circunstancias debe ser mucho más complicado que antes.
En mi caso, llevaba diez años sin tocar y tocar de repente para miles de personas fue surrealista.

En cierto modo, aunque haya pasado tanto tiempo, el disco parece una continuación. Basta con ver la portada, el título… ¿O deberíamos ver cada disco como entidades diferenciadas?
Están totalmente conectadas. Creo que el nuevo trabajo es una respuesta al primero. Hay muchas similitudes entre ambos, y la conexión del artwork es obvia. Si hasta volvimos a la misma casa para hacer la portada… Pero cada disco se entiende por separado. Creo que la gente que nunca antes escuchó a American Football pero está interesada en el indie rock puede disfrutarlo mucho. Y, probablemente, mucho más que el primero. Eso sí, los que nos conocieron con nuestro debut seguramente tendrán una conexión mucho más profunda. Si hacemos un tercer disco será algo diferente.

¿Nuevo disco? Por favor, no tardéis tanto en sacar el tercero
En realidad, no hemos hablado de esto todavía. Pero sí, espero no tardar otros diecisiete años si sacamos otro.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.