MondoSonoro Discos

good

Los buenos y los malos no tengo claro quiénes son, pero la reina es Damon Albarn. Él manda, dirige y sale delante en las fotos. Dice mucho de un tipo que ha triunfado con dos proyectos tan diferentes como Blur y Gorillaz que un supergrupo en el que fichan Paul Simonon (bajista limitado pero icono de los mismísimos Clash), Simon Tong (The Verve) y un enorme y veteranísimo batería (Tony Allen, de Africa 70 y Fela Kuti) le reconozca como líder natural y creador mayor del disco.

Disco extraño, por otro lado, pero con un inconfundible aire inglés, cuya coherencia sorprende tras combinar elementos tan eclécticos como el electro-folk, la psicodelia británica, el brit-pop, una rítmica afro-shuffle, el cinematismo evocador que apunta el single “Herculean” (y se repite en otras canciones) y el aroma dub que extrae Simonon del bajo. Pero ojo, siendo The Good, The Bad & The Queen mucho más que la simple suma de los nombres de sus famosos miembros, el resultado de un supergrupo no siempre es un superdisco. Y sobre éste, con toda su personalidad propia y sus muy buenos momentos, planea cierta bruma opiácea que le da un peligroso tono narcótico y adormecedor si se escucha repetidamente o con demasiado relax.

MÁS SOBRE THE GOOD, THE BAD & THE QUEEN
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies