MondoSonoro Discos

A buen seguro, a
Jay-Z le habrían caído la mitad de palos si hubiera elegido otro nombre para su
nuevo disco en vez de recurrir a su mejor franquicia. Pero hasta ahí la
autoindulgencia, o al menos la que se presenta en un nuevo grado, ya que su
mordacidad ha ido diluyéndose con los años y los ceros en el extracto bancario.
Sus rimas más punzantes caen siempre en territorio neutral, dispara contra un
objetivo lo suficientemente abstracto como para que nadie se ofenda, nada y
guarda la ropa hasta el punto que el latigazo más celebrado de esta nueva
entrega, “D.O.A. (Death Of Auto-Tune)”, no deja verdaderas víctimas a su paso.
De hecho, es Kanye West, que convirtió el dichoso cacharro en un instrumento
más en su anterior “808’s And Heartbreak”
, quien produce la mayor parte de cortes. En cualquier caso, Jay-Z
recupera el temple después del tibio “Kingdom Come”
, concentrando sus esfuerzos en esa especie de
hip hop crossover
que
domina a la perfección y de la que hasta cierto punto se puede considerar
padre, y lo hace con la generosidad para con sus acompañantes de un Rey Midas,
estupenda Alicia Keys, disfrazada de Shirley Bassey en “Empire State Of Mind”,
y estupendo Young Jeezy.

MÁS SOBRE JAY-Z

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies