Green To Gold
Discos / The Antlers

Green To Gold

8 / 10
Raúl Julián — 31-03-2021
Empresa — Anti
Género — Pop

Parecía que ‘Familiars’ (Anti-, 14) sería el testamento sonoro de The Antlers, tras un periodo de siete años de silencio y los problemas de oído que sufre el vocalista y compositor principal Peter Silberman. Antes y por el camino habían quedado las dos mejores obras del grupo: el desgarrador ‘Hospice’ (Frenchkiss, 09) con el que se situaron bajo los focos, y el también magnífico ‘Burst Apart’ (Frenchkiss, 11). Sin embargo y contra todo pronóstico, los de Brooklyn regresan ahora con un nuevo trabajo que, además, se postula como candidato al más bello dentro de ese catálogo en propiedad ya de por sí profundo y evocador.

‘Green To Gold’ (Anti-, 21) es un disco sensiblemente más aireado y acogedor que sus predecesores, en una secuencia harmónica de diez temas que por momentos llega a tornarse orgánica. El argumento principal se focaliza en ese tipo de nostalgia meditada que en la entrega presume de efecto sanador, místico y luminoso, mantenido a lo largo de toda la referencia. Las acrobacias vocales de Silberman y esa intensidad honesta de su interpretación remarcan la fuerza del chamber-pop, convenientemente actualizado por los norteamericanos. Sucede en un álbum flanqueado por dos bonitas piezas instrumentales –“Strawflower” y “Equinox”–, en el que destaca el single “Wheels Roll Home”, la extrema delicadeza de “Solstice” y “Just One Sec”, el dream-pop de “Volunteer”, los siete minutos de la soberbia “Green To Gold” que dan título al lanzamiento, o el dramatismo bien entendido de “Stubborn Man” y “Porchlight”.

Un gran disco para colocar no muy lejos de los últimos elepés de Fleet Foxes o incluso Perfume Genius, que mantiene la esencia de sus artífices y rememora sensaciones de antaño a través postales relativamente inéditas. El regreso de The Antlers supone el que, de momento, es broche de oro a una trayectoria casi reverencial dadas las cualidades –tanto estilísticas como empáticas– de su música. Una gran noticia en sí misma, pero que de algún modo también hace justicia con una formación de talante creativo diferenciable y poseedora de sensibilidad y capacidad emocional por encima de la media.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.