MondoSonoro Discos

Mumford-And-Sons-Wilder-Mind

Si hace un lustro, cuando Mumford & Sons editaban el estupendo “Sigh No More”, me llegan a decir que los ingleses acabarían sonando a una especie de Foo Fighters edulcorados (escucha “The Wolf” para darte cuenta de ello) me hubiera echado unas risas. Sin embargo, la cruda realidad ha querido que la banda de Marcus Mumford haya perdido por completo su esencia para abrazar un sonido tan lustroso como insípido y vulgar.

Gran parte de culpa la debe tener por un lado la intervención de los encargados de la producción del disco James Ford (miembro de Simian Mobile Disco, y productor de Arctic Monkeys) y Aarón Dessner guitarrista The National, pero el principal causante de este desaguisado es, sin dudarlo, la nada disimulada intención de hacer caja. Algo que lamentablemente van a conseguir. Solo hay que escuchar la falsa épica contenida de un tema como “Believe” para darse cuenta de la descarada intencionalidad de la jugada.

A partir de aquí poco más que añadir. Solo que la indudable valía de un cantante como Marcus no justifica que se teja a su alrededor un colchón musical tan descaradamente comercial y edulcorado, borrando de un plumazo el sentir folk de un banda que siempre había echado mano del recurso, en ocasiones algo facilón, vacuo y gratuito, del crescendo. Pero al menos era un recurso que sonaba creíble, en especial en sus directos. Ahora, sin embargo, esa falsa épica produce cierto sonrojo o incluso sarpullidos.

MÁS SOBRE MUMFORD & SONS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies