Kannon
Discos / Sunn O)))

Kannon

8 / 10
Daniel Mesa — 19-11-2015
Empresa — Southern Lord / Popstock!
Género — Metal

La oscuridad y el desasosiego vuelven a ganar la partida en el nuevo experimento de los de Seattle. El prolífero dúo de doom metal Sunn O))) vuelve a la contienda con un álbum de estudio que se nos antoja de culto incluso antes de su lanzamiento y que gira entorno a “Kannon”, la diosa budista de la misericordia que, según cuenta la tradición, tiene el don de escuchar los gritos del mundo y adoptar hasta treinta y tres personalidades.

El disco, de imponente portada -trabajo de la directora creativa Angela Lafont Bollinger, quien firmó también el arte del Trouble Will Find Me de The National- y compuesto de tres cortes que rondan los diez minutos, llega un año después de aquella ópera rock de ultratumba que supuso “Soused” (4AD, 2014), grabado en colaboración con la leyenda de los sesenta Scott Walker. Aunque en sus momentos más drone se hallan irremediables trazas de su álbum junto a los noruegos Ulver –el superlativo y más accesible “Terrestrial” (Souther Lord, 2014)–, también hay huellas del sonido desgarrador de sus primeros trabajos y del metal sin concesiones del que hacía gala aquel “Flight of the Behemoth” (Southern Lord, 2002). Sin embargo, si algo caracteriza a la era de “Kannon” es la sensación de ciclicidad que radian los 34 minutos de álbum, a través de los cuales unas guitarras apocalípticas y un espectro de frecuencias que te calan hasta el mismísimo alma (ojo a la atronadora “Kannon 2”) conforman una serie de mantras que se van sucediendo desde el primer track en una suerte de rito esotérico.

Como viene siendo marca de la casa, también en “Kannon” volvemos a encontrarnos con colaboradores de lo más dispares, que van desde Attila Csihar (líder de los polémicos Mayhem y habitual colaborador de la banda) o los productores de avant garde Rex Ritter o Steve Moore. Y es que, si algo han venido trabajando desde sus comienzos los artífices de Monoliths & Dimensions (Southern Lord, 2009) es esa capacidad de versatilidad que los hacen aptos para encajar en todos los terrenos y hasta con el público más indie (no es casualidad que el sello 4AD se decidiera a publicarlos) sin renunciar a su particular universo de dark ambient y capuchas negras. Ese tan aterrador como adictivo del que una vez dentro, a duras penas se sale.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.