El tiempo de las cerezas
Discos / Bunbury & Vegas

El tiempo de las cerezas

7 / 10
Don Disturbios — 16-10-2006
Empresa — Emi
Género — Rock
Fotógrafo — Archivo

Se hace difícil hacer una valoración de este doble sin caer en la tentación de tratar por separado las canciones interpretadas por uno u otro. Además el hecho de que el doble tenga una disposición tan democrática -ahora te toca a ti, ahora a mí-, como si del “Double Fantasy” de John Lennon y Yoko Ono se tratara, no ayuda a que uno no lo disocie.

Afortunadamente, el disco a pachas de Enrique Bunbury y Nacho Vegas tiene un sentido más unitario que el del matrimonio más emblemático del rock, pero aun así resulta difícil verlo como el disco de una banda con dos cantantes. No me encaja del todo. Quizás porque escuchado una y otra vez, siempre acabo por tener la sensación de que esta reunión le ha sentado mejor a Nacho Vegas que a Bunbury. Sobre todo porque el asturiano entrega una serie de canciones que, desde hoy, las podemos situar entre lo mejor de su repertorio – la apabullante “Secretos y mentiras”, la dylaniana “Cazador”, el arrebatador estribillo de “Días extraños”, la oscura “Serie negra” y ese futuro clásico que es ”La pena o la nada”.

Del otro lado, Bunbury mantiene una tónica más próxima a lo que han sido sus desiguales últimos discos, manteniendo el nivel ahí arriba (como en “Ahora”, “El rumbo de tus sueños” o “De esclavitud y cadenas”), pero sin superar logros de antaño. Aunque es posible que sea mejor dejarse de milongas y acercarse al disco como un sincero homenaje de ambos a esa música que nos mantiene a flote. Solo hay que fijarse en los guiños que se han marcado: Simon And Garfunkel, Velvet Underground, José Alfredo Jiménez, Neil Young, PJ Harvey, Henry Mancini y por supuesto al gran padre Dylan que a todos nos ha alumbrado. Si lo haces, el doble puede funcionar incluso como un todo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.