Musick To Play in The Dark. vol 1 (Reedición)
Discos / Coil

Musick To Play in The Dark. vol 1 (Reedición)

10 / 10
Fernando O. Paíno — 23-09-2020
Empresa — Dais Records / Everlasting
Género — Experimental

Veintiún años nos separan del lanzamiento de uno de los discos más influyentes de la música experimental de los noventa. “Musick to Play in The Dark” marca un antes y un después dentro de la discografía del ya desaparecido combo británico, Coil. Agotado durante años en todos sus formatos, Dais Records ha preparado una reedición a la altura de este trabajo.

“Musick to Play In The Dark” es uno de esos discos mágicos por derecho propio. Coil siempre se ha caracterizado por su constante fluctuación de géneros dentro del campo de la experimentación musical, coqueteando intensamente en sus inicios con el post-industrial para pasar a desarrollar un estilo muy personal en el que se entremezclan de forma sorprendente el glitch, la abstracción musical y el minimalismo. Esta primera entrega de “Musick to Play In The Dark” es un perfecto ejemplo de ello. Vertebrado por seis cortes que claman ser definidos como “moon musick”, en él hallaremos multitud de connotaciones, tanto directas como no, hacia el universo psicotrópico, la hermenéutica mística y la entropía del universo. El cuarteto en aquel momento formado por Jhonn Balance, Peter Christopherson, Thigpaulsandra y Drew McDowall consiguió delinear un disco único e intimista que dejó y sigue dejando con la boca abierta a todos los entusiastas del género experimental. La oscuridad y la elegancia se funden sobre estructuras avant-garde auténticamente encomiables. Temas como “The Dreamer Is Still Asleep” se encuentran cerca de rozar la perfección.

El disco fue comercializado en origen por la propia banda, editando unas cantidades muy limitadas en todos sus formatos, razón por la cual no debería sorprenderte tener la suerte de ver una copia en vinilo a la venta por menos de quinientos euros. El deseo completista de todo fan del conjunto, que terminó tornándose en pesadilla, ha sido conseguir una de esas ansiadísimas copias que desaparecieron para siempre de las estanterías de las tiendas de discos hace ya más de dos décadas. Afortunadamente, el sello norteamericano Dais Records ha preparado una batería de reediciones de este volumen. La primera remesa en vinilo de colores se agotó en cuestión de diez minutos tras ser anunciada, sin embargo la discográfica ha programado una nueva serie que ahora mismo se encuentra en fabricación, por lo que si siempre soñaste con que la aguja de tu tocadiscos acariciase los surcos de esta obra maestra, ahora es tu oportunidad de conseguirlo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.