Fantast
Discos / Claptone

Fantast

6 / 10
Fernando Fuentes — 20-06-2018
Empresa — Different / PIAS
Género — Electrónica

Si alguien esperaba encontrar algo más que house, pop y soul en este segundo álbum de Claptone, que apague y se vaya. Seguramente la gran virtud de este DJ y productor alemán sigue siendo que -como ya sucedió con su primer disco, “Charmer” (16)- consigue sonar moderno, y hasta muy actual, a través de propuestas y fórmulas más viejas, gastadas y vistas que su propia máscara dorada y veneciana. Y es que, aunque lo niegue, Claptone se ha creído a pies juntillas eso de que es, desde un uso cosmético de la electrónica, uno de los contemporaneizadores del pop, aunque sea a base de revisionismo, lo que le lleva a repetirse hasta la saciedad.

Con un sonido lujoso -tan nítido como impecable- “Fantast” no contiene trallazos de la otrora talla de “Wrong”, “No Eyes” o “Liquid Spirit”, pero sí pasajes de pop housero, colorido, contagioso y sugerente, de la lucidez y buen gusto del tema que abre el disco “Birdsong; de Under The Moon” -en el que canta, como los ángeles, Nathan Nicholson); de ese maravillosamente vacuo “Stronger” -con Ben Duffy- que encandila desde su propuesta estival y masajeante o el efectista electro-pop-funk “In The Night”, quizá el corte más redondo del álbum con permiso de la muy DFA “Animal”, en la que colaboran Clap Your Hands Say Yeah. Pero no son todo quejas, en la parte final del disco nos encontramos con un curioso pasaje de house progresivo, escapista y tribal, al más puro estilo de los felices noventa, “La Esperanza”, un sorprendente corte que nos vuelve a dibujar una sonrisa en la cara tras un buen rato de cierto sopor.

En fin, “Fantast” es un gran producto, perfectamente diseñado y ejecutado -que recaudará decenas de millones de escuchas- y, sobre todo, un álbum que debe ser entendido como una digna secuela de aquel “Charmer” y que sirve, en cualquier caso, para reafirmarnos en la idea de que Claptone es lo que quiere ser, para placer de los suyos -que son legión en Ibiza- y nada más. Las peras a otro olmo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.