MondoSonoro Discos

Éste era el último cartucho que tenían Backyard Babies en la recamara. Conscientes de que están al filo de la navaja, que se juegan el cuello, han puesto toda la carne en el asador con la intención de recuperar una forma que se ha puesto demasiadas veces en entredicho.

Sus dos últimos largos supusieron ligeros fiascos en comparación con los intocables “Total 13” y “Making Enemies Is Good”. Y con la inminente desbandada en The Hellacopters, alguien debe subsistir en el naufragio escandinavo. Con el reto de convertirse en reyes de América ya en el olvido y unas ganas enormes de reverdecer laureles, se han aplicado y han recuperado el equipo de trabajo que tan buenos resultados les dio en “Total 13”. Ahora ya no intimidan y se han domesticado, aunque dejan entrever las ganas de hacer pupa como en el pasado. Lo consiguen con pepinazos cortos y certeros como “Degenerated”, cuando suben las revoluciones en “Idiot” o con los teclados diabólicos de “Voodoo Love Bow”.

MÁS SOBRE BACKYARD BABIES
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies