Cementerio Indie
Discos / Airbag

Cementerio Indie

8 / 10
Arturo García — hace 10 meses
Empresa — Sonido Muchacho
Género — Power Pop

El nuevo disco de Airbag baila sobre la tumba de ese indie indolente que últimamente adolece de un relato emocionante. También de ese centro del mundo con cara de libro en el que divertirse es políticamente incorrecto. Los malagueños y sus fantasmas de juventud echan una cana al aire y se instalan incluso en los medios tiempos para construir ese relato intergeneracional que ahora suena más a Teenage Fanclub –una espinita clavada– que a Weezer.

Con veinte años de carrera recién cumplidos hacen un ejercicio insuperable para conectar Los Goonies con “Stranger Things“, Eleven y Mike son los Adolfo y Pepillo de este milenio además del corte que abre este séptimo álbum. Y ahí viene la pregunta: ¿Qué tienen estos tíos para que su vida pueda inspirar tantas buenas canciones? Pues seguramente lo que dice Joaquín de Los Nikis en su hoja de promo: que no son ni feos ni guapos, son asquerosamente normales. Normales como aquel que se quedó esperando en Estepona a la chica de “El puente de los Alemanes”, uno de los singles del álbum y desde ya, otra canción que se incorpora los puestos honor en la memoria selectiva de Airbag.

En la producción vuelven a contar con Carlos Hernández, otro que con barba y canas se encuentra en el momento dulce de su carrera y que ha conseguido, a espera de lo que digan los haters –también enterrados en este cementerio–, mantener el pellizco punk y a la vez abrir guitarras y armonías vocales a un espectro sonoro que llega hasta Honolulu. Seguramente, en 1997, no esperaban ninguno de los tres tener que vivir para contar las tribulaciones de una juventud con presente incierto, y es que en La fuga de Logan quizá han tenido que cruzar las líneas rojas que un día se marcaron y hacer de tripas corazón. Ahora, siendo compañeros en el sello Sonido Muchacho de bandas como Carolina Durante, han sabido leer como pocos el signo de los tiempos y firmar once bocados de realidad. Pues eso, tres tipos normales, lo que no hay.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies