The Wedding Present, la destrucción de los mitos
Conciertos / The Wedding Present

The Wedding Present, la destrucción de los mitos

5 / 10
Dani Cantó — 16-10-2012
Sala — Sidecar, Barcelona
Fotógrafo — Albert Jodar

The Wedding Presents play… es un formato ya más que habitual de la banda de Leeds. Tal es la recurrencia de la fórmula que cuatro discos hasta la fecha han caído en el revivalismo, George Best, Bizarro, Seamonsters y para 2013 ya está anunciado la recapitulación de ‘The Hit Parade’. Lo que comenzó como un homenaje a su repertorio está acabando por dinamitar el legado de una banda con temas ya clásicos. Más si planteamos que han seguido en activo e incluso tienen un disco, “Valentina”, lanzado este mismo año, pero por desgracia es la leyenda la que manda.

Así, la banda vuelve a interpretar en directo su “Seamonsters”, tal como hicieran hace apenas cinco meses en el Primavera Sound. Lo que tendría que haber sido una celebración pronto se tornó en yugo de los ingleses, que estuvieron más espabilados en el tramo previo al Seamonsters, dónde no sólo tocaron temas de su último disco (entre ellos ‘Deer Caught in the Headlights’ o ‘The Girl from the DDR’) sino que disfrutaron, e hicieron disfrutar, con su ‘My Favourite Dress’ de su disco debut, o recuperando la perdida ‘Sports Car’. Guitarrazos, doble batería para arrancar y un Gedge muy expresivo hacían presagiar un directo muy por encima de las expectativas (o de la memoria) hasta que arrancó el tedio. No es porque las canciones siguieran el orden habitual, cosa que no hizo cuando reprodujo George Best en su momento, sino porque la adaptación fue tan fiel al disco que no dejó hueco para sorpresas.

¿Es eso malo? Hay que pensar que Seamonsters data de 1991 y estoy seguro que ni en su momento sonó tan bien como anoche, seguro que la interpretación de unos jóvenes Wedding Present era más acelerada, nerviosa o patosa. Que encima y debajo del escenario la tensión era mucho mayor, que el sudor resbalaba por los cuerpos, pero no veinte años después. Ayer se limitaron a desempolvar y seguir la partitura como tal, con una banda que no recuerda lo que fue el origen, ya que salvo Gedge no queda ningún miembro original. Los bonus quedaron para ‘Click Click’ de Watusi y ‘What Have I Said Now’ del Bizarro, con la linealidad de su último trayecto, sin dar apenas el regalo de un bis que desatara la tensión que todos queríamos ver.

Mi sincera recomendación, para años venideros, es que dejemos a The Wedding Present ser, de nuevo, The Wedding Present, por más que podamos o no estar de acuerdo con sus nuevos trabajos, buscar lo que fue sólo nos llevará a una destrucción de los mitos, a convertir a nuestras bandas fetiches en jukebox de nuestros recuerdos de juventud, a sus conciertos en verbenas de pueblo indies. Dejemos ser a los de Leeds ellos mismos, y que se caiga el cielo si hace falta.

11 comentarios
  1. Una banda que no necesita de artifcios porque lo único que hace es TOCAR. Mitos vivos. Me da que no entendiste nada de nada. Saludos.

  2. La verdad es que discrepo , cuando sacaron Seamonsters y anteriores discos , además de no prodigarse en directo la mayoría de Britpoperos no teníais ni repajolera de la existencia de Wedding Present. Ahora , además de seguir ignorándolos les exigiis que defiendan su último disco , jejeje.

  3. Pues para mi fue un concierto bastante correcto, no excepcional pero sí bueno. Sonido óptimo, buen juego de guitarras, y potente base rítmica. Joder, por 15 euros y en formato club, ¿qué más quieres?
    Lo peor es que los críticos nunca pagan y eso hace que no presten atención

  4. El crítico si ha entendido y, aunque no los viera en la época, ya ha visto a The Wedding Present en repetidas ocasiones (hasta 6) y en maneras muy distintas. No se trata de defender el último disco, sino de hacer un repertorio con el que se sientan cómodos.

  5. Parece mentira que como fans os mole más esta tradición de ceñirse al libro, cuando es una banda que suelta es mucho más enérgica. Gedge lo sabe y eso se vio en el directo, estaba incómodo y los fans no respondieron con entusiasmo tampoco. Dani

  6. Dani, cualquier opinión es respetable y el artículo que suscribes me parece correcto. A mi sí me gustó el concierto aunque puedo entendre que te sonara a repetición del de Mayo en Arc de Triomf. ¿Acaso no sabe que TWP NUNCA hace bises

  7. Totalmente de acuerdo con la crítica. Lo mejor el principio y el final. ‘What Have I Said Now’ sonó espectacular. Fusilar un disco de principio al final, que en mi opinión no es de los mejores, aporta bastante poco.
    Dos puntualización a la crítica, The Wedding Present es Gedge y vale. Los que to

  8. ¿Incómodo? Tú lo flipas Dani. A lo mejor es que preferías estar en casa por la noche un martes en vez de bajar al Sidecar. Los críticos deberían pagar como todo el mundo porque sino se pasan todo el concierto en la barra que es lo que hacen siempre, sin prestar atención alguna.

  9. Al último comentario: Estuve en segunda fila todo el concierto. Canté canciones y agité la cabeza, no lo pasé mal, pero en el poso del concierto me di cuenta que no había sido el mejor de TWP ni de lejos. Volveré a verlos tantas veces como vengan, lo prometo.

  10. Karen Cody – We are interested in gniettg a wedding estimate for a date in October 2013 and what exactly the cost of the site and wedding reception will include (i.e., cake, dinner, open bar, linens, table, appetizers, etc.)Thanks, karen

  11. Ann – Each of these redheaded buiatees has a wonderful personality all of their own and you’ve captured them all in your photographs so perfectly. Thank goodness I don’t have to choose which one I like the best! Beautiful ..all beautiful.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.