Ver para creer. ¿Quién nos iba a decir
que, en pleno año 2013 seguiríamos
viendo a los adalides del Metal moderno
con semejante energía? Molly, un tipo
único, un fuera de serie que salió a
comerse el escenario desde el primer
tema, el espectacular “Tortura-visión”, lo
flipó cuando la sala entera le cantó el
«zorionak zuri» (cumpleaños feliz). El
concierto, un formidable repaso al álbum
«Insomnio»
todo «El Inferno» (de 2000), más un solo
tema nuevo (“Un mundo en pausa” con una
espectacular acogida), fue un auténtico deleite
para los amantes del rock crudo y con garra.

Riffs de guitarra cortantes y enrevesados,
combinados con un ritmo aplastante a más no
poder, fueron correspondidos con la pasión de
un público, el vasco, que tan bien acogió a los
madrileños desde sus inicios. «Tu medicina»,
«Dementes cobardes», «Odio» del CD «Insomnio»,
y «Buena suerte» y «Denuncio a Dios», fueron
algunos de los grandes logros de la noche.
Mención aparte al increíble «Lárgate despacio»,
uno de sus mejores temas.

Uno de los conciertos
del año, con pogos constantes y la pasión sin
freno de los asistentes, que obtuvieron como
regalo el antiguo hit «Irracional».