Rap underground de aquí (Parte 3)
Especiales /

Rap underground de aquí (Parte 3)

Alfonso Gil Royo — 11-05-2016
Fotógrafo — Archivo

Si hablamos de talento, de futuro frente a un micro en el rap español, rápidamente se nos viene en mente la persona de Hard GZ. Este joven vigués afincado en A Coruña está llamado a ser una de las futuras figuras del rap, gracias a una técnica sobresaliente (apoyada sobre una excelente vocalización) y una madurez impropia de un chaval de 20 años. En sus letras, en donde la calle y la noche son la base, siempre encontramos algún fleco de crítica o reivindicación. Y esta virtud, darle relleno a lo que en ocasiones parece tan banal, es el arma secreta de este gallego sin pelos en la lengua. "Digo lo que digo porque mi cerebro así lo ordena, sin censura ni intermediarios. El rap es el estilo musical más transparente, con más libertad".

Con la veintena de años recién cumplidos ya ha publicado dos discos, Virus y Nictofilia, y su nombre ya suena como uno de los más firmes candidatos a liderar el relevo generacional que hace años se está produciendo un el rap español. Un relevo que para él va más allá de estatus o cachés: "El cambio generacional es constante, cada día alguien deja de escribir y alguien se une al juego. Pero no es sólo los artistas; el publico del movimiento también está en pleno cambio generacional. Y estos, hambrientos de nuevas realidades y sonidos, son los que posicionan a l

Con la veintena de años recién cumplidos ya ha publicado dos discos, Virus y Nictofilia, y su nombre ya suena como uno de los más firmes candidatos a liderar el relevo generacional que hace años se está produciendo un el rap español. Un relevo que para él va más allá de estatus o cachés: "El cambio generacional es constante, cada día alguien deja de escribir y alguien se une al juego. Pero no es sólo los artistas; el publico del movimiento también está en pleno cambio generacional. Y estos, hambrientos de nuevas realidades y sonidos, son los que posicionan a los nuevos artistas en la cumbre". Sin embargo, "llegar a la cumbre" tiene sus riegos. Muchos se ven atrapados en un peligroso juego en busca de la gloria que precisamente brilla por su inestabilidad. Hard GZ lo explica de la siguiente manera: "Y en cadencia, hoy eres dios y mañana eres un toyaco”. Y añade: "Hay muchos chavales con ganas de sonar con medios que no tenía la gente hace 10 años, me gusta que existan jóvenes artistas con notable aceptación mediática, el problema es que a muchos yo personalmente no los considero rap. Los considero oportunismo que la masa, como siempre ignorante, ha etiquetado como tal". Ya decíamos que Hard siempre dispara con bala.

Cambiando de tercio, una vez más (ya que es el objeto de estudio de este reportaje) tenemos que hablar de un artista que ha conseguido su éxito a través de las redes sociales e internet, concretamente Youtube, donde sus vídeos comienzan a superar el millón de visitas. Aunque como el mismo reconoce, no todo lo que reluce es oro: "El inconveniente de la red es la falta de cariño hacia la música. Antes un buen disco era una reliquia, un trofeo, ahora la gente apenas valora un trabajo bien hecho, se olvida de él en cuanto formatea el ordenador". Una visión romántica pero realista, que sin embargo no impide a este gallego ver la cara buena de la moneda. "Pero las ventajas son innegables, escuchas lo que quieres cuando quieres. Y a muchos artistas nos ha permitido salir adelante sin medios" Especialmente dentro del underground, un concepto que para Hard GZ es más que un estado profesional: "es un movimiento, una forma de trabajar y un sonido. Puedes convertirte en millonario sonando underground. Existen cientos de artistas vendiendo discos de forma independiente, sin necesidad de una gran productora detrás, algunos con más éxito que los sonidos más comerciales. Que quieras obtener beneficios económicos no es algo malo. Esta profesión conlleva un sacrificio y una implicación, la implicación y el esfuerzo debe ser recompensado, es lógico". Tan lógico como necesario.

Sigue leyendo ---->

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.