15.- The Excitements

“Breaking The Rules”

(Penniman Records)

(SOUL) A The Excitements les acompaña la fama de gran banda de directo y, sin darnos cuenta, de tanto alabar su energía y eficacia sobre los escenarios hemos dejado sus discos en segundo plano. Aún así, había margen de mejora –todavía lo hay-, pero ahora ya da la sensación de que sus discos están a la par con sus directos. Y eso es una buena noticia. “Breaking The Rules” es un gran paso adelante. Toni Castarnado

 


14.- Pavvla

“Creatures”

(Luup Records)

(POP) Paula Jornet se dio a conocer con “Skin” y “Young”, avanzadilla presentada “sin muchas pretensiones” sobre las que edificó las expectativas confirmadas a posteriori con el álbum. Sin apenas experiencia musical hasta entonces, PAVVLA se ha ido curtiendo este último año en Brighton, dando continuidad al trabajo casero realizado en la intimidad. Rubén Izquierd0

 


13.- Las Bistecs

“Oferta”

(Autoeditado)

(ELECTROCLASH) El prestigio siempre se lo llevan los serios y trascendentales, pero ahí están Las Bistecs: llenándote un Apolo. Un disco cargado de himnos y frases de calado popular que va mucho más allá de los chistes de usar y tirar, y en el que tan pronto te hacen un Machado bakala como un Guerrilla Girls en clave electroclash. Darío García Coto

 


12.- Cálido Home

“Tones and Shapes”

(BCore)

(FOLK) Canciones grabadas en muy pocas tomas (nunca más de cinco) y en riguroso directo que tiran del intimismo y la sedosidad de los instrumentos acústicos para montar un universo que emparenta a los de Barcelona tanto con los trovadores del siglo XIV como a las huestes del neo-folk. Canciones que dan el mismo valor al sonido que al silencio y la pausa. Eduardo Izquierdo

 


11.- Joan Colomo

“Sistema”

(BCore)

(POP) El hilo conductor está claro en “Sistema”, una constelación formada por catorce temas muy diferentes y, al mismo tiempo, con el sello Colomo. Hay mucho pop de autor, con geniales juegos de palabras y reivindicaciones imposibles, pildorazos con músculo power pop, flirteos chill y canciones de amor sui generis. Luis Benavides

 


10.- Sidonie

“El peor grupo del mundo”

(Sony)

(POP) En esta nueva etapa Sidonie desplazan al presente a los iconos del pop en español de los ochenta y noventa para convertirlos de nuevo en noticia. Y reafirman, sin pudor alguno, que son una banda de pop en español y van a luchar por ello. Se acabaron las máscaras innecesarias, esta vez son libres y piensan disfrutar de la experiencia tanto como la primera vez. Álex Jerez

 


9.- Celestial Bums

“Ascend”

(EXAG Records)

(ROCK) Quizás sea la mano de Kylie Hunt (The Black Angels) en los controles, quizás sea sencillamente que la banda se siente cada vez más cómoda en su piel, pero los diez títulos de “Ascend” suponen una interesantísima excursión sonora, ejecutada con inteligencia y nitidez. Si la finalidad última de toda psicodelia es la trascendencia, Celestial Bums han dado un golpe en casi todos los caminos que conducen a ella. Tomás Crespo

 


8.- Hans Laguna

“Manual de Fotografía”

(El Genio Equivocado)

(FOLK) “Manual de fotografía” podría ser perfectamente un delineado ejercicio de estilo, si no fuera porque hace bandera de la ausencia total de estilo: ¿Psicodelia deshuesada? ¿Arrumacos de cumbia bastarda? ¿Folk espectral? ¿Ecos de western fronterizo? Todas sus piezas encajan, impulsadas por un ritmo arrastrado y una economía de medios que saca petróleo. Carlos Pérez de Ziriza

 


7.- Isaac Ulam

“Ratpenat”

(Bankrobber)

(PSICODELIA) Isaac Ulam ha abandonado en su tercer disco en solitario el formato de canción para dejarse llevar por las aguas libertarias que ya exploró junto a Jose Domingo en “Temple d’aigua i llum” (13); “Ratpenat” es un disco que no separa las tripas del Ulam pintor y del Ulam músico, que narra un reencuentro con la vida fruto de abandonar sus adicciones. Yeray S. Iborra

 


6.- Roger Usart

“Songs From A Twisted Neck”

(Great Canyon Records)

(AMERICANA) Desde la comarca de Osona, Roger Usart mira hacia el continente americano, con respeto y admiración, pero también con un talento especial que “Songs From A Twisted Neck”, su nuevo y espléndido disco, deja fluir como nunca antes. Un trabajo del que solamente pueden decirse cosas buenas, y muchas. H. Cabrera