Los mejores discos nacionales de 2019 (Del 40 al 21)
Especiales / Mondo Sonoro

Los mejores discos nacionales de 2019 (Del 40 al 21)

Redacción — 26-12-2019
Empresa — Mondo Sonoro
Fotógrafo — Archivo

 

40.- Camellos

Calle para siempre

(Limbo Starr)

ROCK / Cayeron de pie en lo que a estilo se refiere, dando en la tecla a base de golpes de efecto y latigazos punk pop como relatores de las miserias de una generación confusa. La fórmula evoluciona atrevida y sin derrapar, con la confianza que les otorga la buena recepción de un público ya incondicional. Nuevos referentes. —Bruno Corrales

39.- $kyhook


Moonchies

(Withered)

RAP / $kyhook reúne un all stars del presente y el futuro de la escena urbana estatal y consigue que todos respiren el mismo aire, esa atmósfera densa que envuelve sus producciones y que empapa Moonchies de principio a fin. Funciona como viaje íntegro, casi conceptual, pero también lo hacen –y de qué manera– sus partes por separado. —Darío G. Coto

38.- Delafé

delafe disco

Hay un lugar

(Autoeditado)

POP / Melómano empedernido, Óscar D’Aniello ha transitado funk, electrónica o hip hop. Con suerte dispar. Y ha sido en el pop a secas, sin más pretensión que el de crear verdad en tres minutos, donde el catalán ha vuelto a destacar: Hay un lugar es redondo y accesible. Y poca más alabanza puede darse a un buen disco de música popular. Yeray S. Iborra

37.- Los Estanques


Los Estanques

Inbophonic Rec./The John Colby Sect

POP PSICODÉLICO / El cuarteto cántabro cava en la veta desprejuiciada del pop progresivo, y les sale un disco tan sorprendente como jugoso. Canciones como ¡Joder!, Deceso inmortal o Clamando al error combinan complejidad, melodías pop y referencias exquisitas: de The Beatles y The Kinks al funk lounge pop sofisticado de Suerte. —JC Peña 

36.- Antifan

Puede ser una mala racha

(Sonido Muchacho)

POST-PUNK / Antifan evidencian el error que cometemos al simplificar a la generación trap nacional. En este robusto álbum, Jerv.agz y I-Ace de Agorazein y Hartosopash apuestan por el post-punk oscuro y el afterpunk redondeando un álbum en el que tanto reverencian a PIL como recuerdan a El Columpio Asesino. —Joan S Luna

35.- Enric Montefusco

montefusco diagonal

Diagonal

(El Segell)

CANCIÓN / Más detallista en los arreglos que en su anterior referencia, Montefusco insiste en su particular peregrinación hacia una canción de autor en connivencia con formas de músicas tradicionales, folklore popular, ciertos detalles cabareteros y su imborrable poso rock. Y sobre este manto sonoro emerge su poética, nuevamente cargada de crítica social y política. Oriol Rodríguez

34.- Tribade

Tribade Las Desheredadas portada

Las desheredadas

(Propaganda Pel Fet!)

RAP / Sombra Alor, Masiva Lulla y Bittah, acompañadas de Big Mark a los platos y Josh en los beats, firman un disco que combina la trascendencia de sus letras con la fiesta de su música, dinamita para cerebros y caderas a partes iguales. Un zas en toda la boca a aquellos que insisten en encasillar el rap hecho por mujeres en una subcategoría. María Fuster

33.- Viva Suecia

viva Suecia milagro

El milagro

(Subterfuge)

POP / Está claro que Viva Suecia están en estado de gracia. Ese que coloca a una banda en el tiempo y el espacio precisos, consiguiendo que todo fluya de forma que parece milagrosa. En este disco ellos mismos intentan buscar respuesta a todo lo que les ha sucedido, que tiene más que ver con la forma oracional de sus canciones que con instancias divinas. Arturo García

32.- Lorena Álvarez

Colección de canciones sencillas 

(El Segell)

FOLK /  A pesar de tener muy presente el folk y los sonidos tradicionales, es, sin duda, el disco más pop en espíritu de Álvarez. Canciones como Debajo de este olivo o Aborrezco lo que adoro le traen a uno a la cabeza a las primeras Vainica Doble, que también jugueteaban con el pop y el folk de raíces. —Xavi Sánchez Pons

31.- El Hijo

Capital Desierto

(Intromúsica)

ELECTRÓNICA / ¿Cuál es la banda sonora de este mundo dislocado, precarizado digitalmente y lleno de contradicciones? En el primer álbum que firma dentro de su etapa totalmente electrónica, tercera entrega de un tríptico precedido por los epés Fragmento I (15) y Dentro (18), el ex Migala y Emak Bakia da su muy personal respuesta. JC Peña

Sigue en la siguiente página 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.