Los discos de mi vida por Anni B Sweet
Especiales / Anni B. Sweet

Los discos de mi vida por Anni B Sweet

Anni B Sweet — 11-02-2016
Fotógrafo — Archivo

 

Pink Floyd
“The Wall” (1979)
Este disco, junto a uno de Led Zeppelin, cambió mi forma de ver la música. Se convirtió en mi banda sonora durante muchos años. Aun recuerdo la primera vez que lo

Pink Floyd
“The Wall” (1979)
Este disco, junto a uno de Led Zeppelin, cambió mi forma de ver la música. Se convirtió en mi banda sonora durante muchos años. Aun recuerdo la primera vez que lo escuché y sentí un hormigueo en el estómago. Es un disco tan envolvente que cuando lo escucho me hace sentir de mil maneras según pasan las canciones. Siguen siendo una gran influencia para mí hoy en día. “Comfortably Numb” y “Hey You” son muy especiales. Es un discazo desde la primera nota hasta la última palabra.

 

Supertramp
“Breakfast In America” (1979)
La canción que me enganchó a este disco fue “The Logical Song”, con la que me sentía muy identificada en su momento… y ahora. Cuando escuché el resto de canciones y sus letras me pareció excelente, el sarcasmo mezclado con los arreglos tan divertidos y el conflicto que guardaban las letras que, por la forma de cantarlas, me daba la sensación de parecer bromas, bromas serias. Hoy diría que mi preferida es la que da nombre al disco.

 

Triana
“Hijos del agobio” (1977)
Triana se escuchaba mucho en casa desde que era muy pequeña por lo que me han influenciado mucho de mil maneras. El rock psicodélico mezclado con raíces andaluzas me pareció una combinación perfecta y complicada. De esos discos que da igual las veces que lo escuches, te sigue envolviendo como al principio. Para mí, un ejemplo a seguir musicalmente hablando.

 

Elliott Smith
“Either Or” (1997)
Junto a Mazzy Star y Nick Drake, Elliott Smith me marcó mucho en la época que compuse mis dos primeros discos. Lo escuché más a fondo en una etapa de mi vida muy solitaria y estas canciones me hicieron sentir no tan sola y mucho mejor. Ya no solamente por la carga emocional que pueda tener, es un disco diez con una sencillez en instrumentación perfecta.

 

Fleetwood Mac
“Rumours” (1977)
Tengo todos los discos de Fleetwood Mac, pero este es el disco que más he escuchado en estos dos últimos años. Me ha influenciado mucho a la hora de componer mi último álbum. Rock limpio con carácter y canciones redondas llenas de melodías perfectas. Soy una gran fan de Stevie Nicks y fue por ella por lo que empecé a escuchar esta bandaza de los setentas, descubriendo así al genio de Buckingham. “The Chain” (por elegir hoy uno) es de esos temas que son capaces de transmitirme energía y fuerza en cualquier momento que lo escuche.

 

Electric Light Orchestra
“Time” (1981)
En este álbum está presente todo lo que me gusta. Si cogiese todo lo bueno de cada grupo de música que me ha marcado, el resultado sería la ELO. Tiene una creatividad muy inspiradora. Si siempre he querido hacer algo era saber mezclar bien elementos muy dispares y Jeffrey Lynne consiguió hacerlo muy bien, sobre todo en este disco en el que a mi parecer suenan melodías clásicas, con sonidos modernos, sintetizadores, estribillos sesenteros, estrofas que recuerdan a algo más actual… todo hecho con un talento extraordinario. He escuchado este disco mil veces y siempre encuentro algo nuevo que llama mi atención.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.