La banda madrileña, que ya se encuentra en Ecuador en su totalidad, ha tenido que lidiar por conciertos cancelados, acusaciones, detenciones y chantajes en Bolivia.

Parece que la odisea de Mägo de Oz ha terminado. Tras pasar en Bolivia unas de las peores situaciones que ha vivido la banda, entre las cuales está el encarcelamiento de la road mánager de la banda, Lidia Cruz, y de Moha y Txus, violinista y batería de Mägo de Oz respectivamente, finalmente han podido llegar a Ecuador, desde donde denuncian los hechos ocurridos a principios de este mes.

Todo empezó el 8 de junio en La Paz (Bolivia). Mägo de Oz tenían previsto actuar con una orquesta sinfónica, pero finalmente tocaron con la banda en su formato habitual debido, según el grupo, a la “insuficiente gestión por parte del promotor local Gustavo Tobar“. Al llegar, detectaron diversas carencias de sonorización y montaje por parte del promotor, pero tocaron igualmente. Por mala suerte, se puso a llover, lo que obligó a terminar el concierto antes de tiempo. Esto desencadenó en acusaciones cruzadas y aumentó cuando Tobar acusó a la banda de no presentarse a tiempo para viajar a Potosí, destinación de su siguiente actuación.

Esto causó la detención de la manager y de dos integrantes de la banda por no celebrarse los conciertos previstos los días 8 y 9. Pocas horas después, Mägo de Oz y Tobar acordaron un concierto el día 10 en La Paz, al que se pudo acceder con las entradas de los conciertos cancelados. Minutos antes de ese concierto, la banda asegura que un miembro del equipo de sonido les dijo que no podían salir a actuar hasta que el promotor no les pagara lo que les debía. La banda ha comunicado que publicará en los próximos días las pruebas de cómo el productor “sobornó a cuatro policías (de los que daremos sus nombres, apellidos y rango) para encarcelar a tres miembros de Mägo de Oz“. También ha adjuntado un audio, enviado por Tobar al mánager del grupo, Augusto Serrano, en el que dice que si antes de las 2 de la tarde no le entrega una suma de dinero no les sacarán de la cárcel. Se puede escuchar en este enlace.

Una serie de infortunios que la banda lamenta enormemente, pero que anuncia que quiere volver a Bolivia por sus fans. Evidentemente, mediante otra empresa.