Tommy Cash ha irrumpido en la escena del rap mundial con una propuesta inédita dentro de los países de Europa del Este. Con sólo un trabajo autoeditado, “Euroz Dollaz Yeniz” (14), ya ha pisado escenarios como el del Sónar. Aprovechamos que pronto volverá a España para hablar con él. Podrás verle en Madrid (23 febrero, Cha Chá The Club) y Barcelona (24 febrero, La [2] de Apolo).

Antes de hablar de ti quería preguntarte sobre la música de tu país, Estonia. ¿Algo que destacar de ella?
Bueno, la verdad es que realmente no escucho música de Estonia, pero me gusta la música estonia mala, ¿sabes? Como la música que escuchan los padres o abuelas… Música pop mala… O música mala de los noventa. Hay algunas cosas que molaban entonces y que ahora vuelven a molar, como el trance.

¿Hay algún tipo de escena rap?
No…

¿Sólo tú?
Sí, bueno, es que como no hay ningún tipo de escena rap soy como un unicornio. Tampoco puedo ponerme dentro de una escena rap… Es demasiado aburrido y básico.

¿Cómo llegaste al hip hoy y street style entonces?
Pues desde el baile urbano. Empecé a bailar y tuve este profesor que, por cierto, ahora vive en Barcelona. Tenía muy buen gusto: fue la primera persona que vi que llevaba Bape. Yo tenía como dieciséis años y él conocía las zapatillas más nuevas… Muy buen gusto. Fue una de las primeras personas que me ayudó a meterme en este mundo. Mucha gente todavía no sabe qué es Bape en Estonia, imagina… Pero bueno, lo del hip hop vino por el baile.

“El problema número uno en el rap es ver a gente intentando ser alguien que no son”.

Lanzaste “Euroz Dollaz Yeniz” en 2014, ¿cómo fue recibido entonces?
Fue a finales de 2014 y principios de 2015… Fue muy guay, fue creciendo poco a poco y fue adquiriendo vida propia. Diría que desde entonces he estado creciendo. Al no tener un “hit”, la manera en la que Tommy está creciendo es paso a paso… Como un imperio; no está siendo instantáneo, pero estamos construyendo una marca de forma muy inteligente.

Es la mejor manera de hacerlo.
Sí, yo también lo creo. Las marcas de ropa, cualquier músico… Los que mandan son los que permanecen.

De hecho, tú estás estableciendo tu propio estilo, el “post-soviet rap”. ¿Puedes definirlo de alguna manera?
Es pobre, es un montón de cosas que a los jóvenes de Europa del Este les gusta, más o menos. Algo con lo que pueden sentirse aludidos. Ni siquiera puedo explicarlo. Pero es como vivir en tu propia dimensión, como ser tú mismo y no intentar ser americano. Es ser muy auténtico. Es algo con lo que cualquiera se puede sentir identificado, desde cualquier parte de alrededor del mundo, incluso aunque no tengan sangre estonia en las venas. Es algo con lo que hasta la gente de España puede decir: “Eh, soy como de allí”. No quiero intentar ser como Lil Pump.

Nosotros tenemos gente así en España.
¿Gente intentando ser como Lil Pump? Ese es el problema número uno en el rap: gente intentando ser alguien que no son. Intentan imitar demasiado, hay demasiadas cosas falsas en el hip hop.

¿Puedes decirnos algo de tus influencias?
Sí, claro. Mi mayor influencia es Kanye West, aunque es algo diferente cada día. Soy una persona que se inspira mucho en los demás y me siento inspirado por diferentes personalidades de forma constante. Cada semana hay alguien nuevo. Intento saberlo todo sobre ellos. Pero diría que Kanye West es un modelo a seguir desde hace mucho tiempo. También está Virgil Abloh. He mirado muchas de sus charlas como diseñador de Off-White. Ahora estoy muy interesado en gente como Demna Gvasalia o Marina Abramović, entre otros. Sus mundos, descubrir cosas sobre cómo piensan o su modo de ver las cosas… Es una mezcla que cambia todo el tiempo. Tengo un estilo como muy de Instagram, cambia muy rápido.

Ya que has mencionado a Kanye West. He visto comentarios en varios de tus vídeos en los que te llaman Kanye East. Seguramente ya te lo han preguntado antes, pero, ¿cómo te sientes al respecto?
¡Me encanta! Definitivamente es una de las cosas que quiero mantener y hacer realidad. Quiero continuar construyendo mi marca, mi visión y, de aquí unos años, la gente se irá dando cuenta.

Ideas y diriges tus vídeos, que son una locura. ¿De dónde sacas la inspiración para hacerlos?
Va cambiando, ¿sabes? Cada vez me inspiro en algo diferente. Ahora mismo estoy tratando de escribir un vídeo y cada día me levanto intentándolo, pero acabo sin tener ninguna idea nueva. Pero es algo que se hace día a día, tienes que sentarte y ponerte a ello, las ideas vendrán. Pero sí que es verdad que necesitas investigar mucho. Es un poco lo que George Lucas hizo con Star Wars, los detalles que tenía en sus películas… Admiro cómo construyó sus personajes y un mundo como el de Star Wars. Es enorme, con todos esos planetas, espadas láser, nombres o lo que sea… Y (hacer vídeos) es algo así, lo construyes poco a poco.

Ya que hablamos de audiovisuales, algo que despertó la curiosidad de muchos fueron algunas de las escenas hentai que se proyectaron durante tu actuación en el Sónar. ¿Las hicieron para ti o fue algo más como pillarlas en plan ilegal?
Fue ilegal, alguien las cogió de algún sitio (risas). Soy muy fan de series como Dragon Ball Z. No he visto mucho hentai, pero me gustan cosas como “Sakura”, “Ghost in the Shell”… Conozco todos los clásicos.

¿Traes novedades para tus próximos directos en España?
Sí. Tengo un nuevo DJ, Cyber69. Tienes que buscarlo, es muy bueno, muy buen músico. Vendremos con un show nuevo y tengo muchas canciones nuevas en el setlist. También vamos a tener visuales más guays. Tengo muchas ganas de enseñaros lo que hemos preparado.

Aprovechando que he mencionado el Sónar, poco a poco el tamaño de los escenarios en los que actúas ha ido aumentando. Del mismo modo, el número de personas que asiste a tus conciertos también ha crecido. ¿Estás satisfecho con ello?
Joder, me encanta. Acabo de hacer una gira en China y volví hace una semana. Ahora estoy como recuperándome y viendo a mis amigos. No estoy cogiendo llamadas porque me siento desbordado. Es increíble, es la mejor sensación. Viajar a algún sitio y ver que la gente viene y canta tus letras… Les das tu energía y es como el clímax.

Creo que hay una pregunta que se hace todo el mundo cuando escucha a hablar de ti. ¿Dónde empieza y acaba el personaje de Tommy Cash? ¿Qué es real y qué no?
¡Uf! Hay algo que digo siempre: todos somos personajes. Estoy seguro de que tú ahora mismo estás actuando de forma diferente a la que lo haces cuando estás con tu pareja en casa, con tu madre y tu padre… O como cuando estás dando una conferencia o en tu lugar de trabajo, cualquier cosa. Todos somos nuestro propio reflejo. Así que, quién soy cuando actúo delante 25.000 personas en un festival… Ahí intento ser como Lil Pump (risas). Quizá es malo para mí ser tanto yo mismo, pero es por el arte que quiero presentar. Aun así, creo que todos deberíamos ser nosotros mismos, ser auténticos.

Has hecho unas cuantas colaboraciones estos últimos años. La que hiciste con Little Big es una de mis favoritas. ¿Cómo es trabajar con ellos?
Es increíble, son gente muy molona. Son vecinos de Rusia. Me encanta hacer colaboraciones. La última que hice fue con Charli XCX, para su álbum. Es muy guay trabajar con gente guay.

¿Tienes alguna favorita?
Oh, no. No todavía, al menos. Creo que mi favorita ahora mismo es… No sé. Todas son como mis hijos. Solo quiero hacer que sigan llegando.

Ya que has hablado de Charli XCX… Apareciste en el vídeo de “Boys” y ahora has colaborado con ella en “Delicious”, de su último trabajo, “Pop 2”. Imagino que te habrá ayudado a tener algo más de visibilidad internacional.
Bueno, estoy seguro de ello. Pero siempre digo que yo era el chico más feo de “Boys”, ¿sabes? Me sentí muy halagado por el hecho de que ella me quisiera ahí, aunque para mí todavía es algo un poco… No sé, todavía intento ir a mi bola. Seguro que es algo bueno para mí, habrá gente que me descubrirá, pero soy como la oveja negra (del vídeo). La verdad es que Charli tiene cojones (risas). Cojones por sacar a un tío tan raro y loco en su vídeo.

A decir verdad, cuando vi el vídeo no te conocía y pensé: “¿Quién es este pavo tan raro”?
(risas) Quién coño es este pavo tan raro, ¿verdad? Te lo he dicho… No sé, parezco una puta piraña ahí. Comparas una foto de una piraña conmigo y somos idénticos.

¿Hay alguna nueva colaboración en camino?
Claro, todo el tiempo. No puedo decirte nada, pero sí. Ni siquiera puedo decirte con quién me gustaría colaborar… Puede que lo leyeran y quiero ser lo suficientemente interesante.

Es una buena estrategia, yo haría lo mismo.
Totalmente, tengo que continuar aparentando que soy guay (risas).

No es un secreto que has estado grabando. ¿Has trabajado con gente nueva? ¿Hay algún productor que quieras destacar?
Sí, pero no te puedo decir nada… Aunque si quieres unir cosas de forma lógica, como con quién he estado juntándome y así, lo podrías descubrir tú misma.

Lo intentaré. ¿Cómo ha sido la experiencia, entonces? Has estado grabando en Londres, ¿no?
Sí, he ido bastante y, de hecho, volveré la semana que viene. Ha sido una locura, otro nivel. No sé, los sueños se hacen realidad, ¿sabes? Hace un año estaba haciendo… No sé, simplemente cosas que no hacía ahora. No sé cómo será el año que viene. Es mágico.

Tu último lanzamiento fue en septiembre del año pasado, ¿tienes algo nuevo preparado?
Sí, tengo un nuevo vídeo a punto ya. Tendría que haber salido hace como una semana o un mes, incluso, pero tuvimos algunos… No sé si puedo decírtelo. Pero digamos que había partes que eran un poco locas para algunos y la gente me dijo: “Wow, Tommy, deberías cambiarlo un poquito” (risas). Pero un vídeo nuevo saldrá muy, muy, muy pronto.

¿Qué estás escuchando últimamente? ¿Algo producido en España?
No… Últimamente he estado escuchando mucho algunas de mis mierdas más viejas, cosas que ya tenía grabadas… Pero nada demasiado interesante, la verdad. ¿Hay algo hecho en España que debiera escuchar?

Bad Gyal y, sobre todo, Bejo te podrían molar…
Ya los buscaré. Es que ahora que vendré a España me gustaría mucho entrar al estudio con artistas españoles.

¿Te refieres a beatmakers, productores…?
Oh, cualquiera. Músicos, cantantes, raperos… Definitivamente todos.

Pues a decir verdad hay un montón de gente.
Sí, lo sé. ¡Vuestra escena está explotando! Es como “día nuevo, rapero nuevo”.

Creo que esto sería todo, ¿hay algo que quieras añadir?
No, solo que tenemos muchas ganas de venir a España. He estado en Barcelona muchas veces, aunque nunca he estado en Madrid. Me encanta Barcelona. Es el primer lugar en el que estuve y pensé: “Maldita sea, me gustaría vivir ahí”. Es una ciudad increíble, que también tiene naturaleza. Lo tenéis todo en uno, ¿sabes? Ni es sólo ciudad ni es sólo naturaleza. Lo tenéis todo ahí y me encanta. Nosotros tenemos un tiempo de mierda, mientras que vosotros un tiempo fantástico. Todo mi amor a España.

Deberías venir más.
Sí, sí, seguro que lo haré. En realidad, creo que ya he estado ahí como más de diez veces antes de toda esta mierda del rap. Estuve en plan hippy, yendo en bici por ahí y todo eso.

Bueno, pues ahora sí que esto ha sido todo. Muchas gracias por tu tiempo.
Hey, gracias, ¡ha sido guay hablar con vosotros!