“Ahora mismo tenemos todo lo que necesitamos”
Entrevistas / The Charlatans

“Ahora mismo tenemos todo lo que necesitamos”

Raúl Julián — 05-01-2023
Fotografía — Archivo

Aprovechamos el paso de The Charlatans por el Purple Weekend para concertar una cita con su magnético (y en la práctica encantador) vocalista Tim Burgess, horas antes de que los británicos firmasen una actuación inolvidable que ya forma parte de esa colección de momentos impagables acontecidos al amparo del longevo festival leonés.

Son aproximadamente las cinco de la tarde del sábado 10 de diciembre y me encuentro en la parte trasera del escenario del Palacio de Exposiciones de León, lugar en el que The Charlatans actuarán esta noche como plato fuerte de la trigésimo tercera edición del festival Purple Weekend. El grupo está inmerso en la prueba de sonido, y aprovecho la espera para repasar las preguntas que tengo preparadas para Tim Burgess, el carismático vocalista de la formación británica con quien hemos concertado una cita. La banda sigue probando sonido, pero Burgess ya ha hecho su parte y baja del escenario para dirigirse a mí acompañado de la persona de su staff que resultará encargada de hacer las presentaciones. Ataviado con un abrigo y un vistoso gorro que deja entrever ese flequillo extremadamente amarillo que luce desde hace años, el cantante hace gala desde el primer momento de gran sonrisa y también de una encantadora amabilidad que mantendrá durante todo el encuentro. Propone que bajemos al backstage, para huir de la música que el resto del grupo todavía genera desde el escenario, así que acometemos las escaleras mientras aprovecho para preguntarle qué tal fue su viaje. En el propio backstage se encuentran algunas de las mujeres de los músicos con sus hijos pequeños, además de un tipo con cara de malas pulgas que deduzco que debe ser el tour manager internacional. Intercambio cordiales saludos con los presentes, mientras Burgess sugiere que materialicemos la entrevista en el baño con la intención de conseguir mayor tranquilidad y silencio. Y es así, al amparo de esa acústica siempre favorecedora que dan los servicios, como procedemos con el asunto.

La conversación comienza virando en torno al que es último álbum de estudio de The Charlatans hasta la fecha, “Different Days” (BMG, 17), bautizado con aquel título explícito y más bien poco velado. “A la hora de escribir este disco, que en realidad fue hace ya mucho tiempo, veía las noticias con mi hijo. Me levantaba muy temprano y veía el canal de noticias veinticuatro horas mientras escribía. Para mí, en lo personal, era algo distinto, como padre primerizo que era. Pero, también y al mismo tiempo, notaba que algo estaba cambiando: podías ver cosas como el ascenso de una derecha bastante dura, una situación política insostenible... En general, diría que en los últimos años hemos vivido muchos cambios”. Eso en cuanto al grupo que lidera, pero lo cierto es que el mancuniano ha lanzado este mismo año “Typical Music” (Bella Union, 22), el que es su nuevo y ambicioso (incluye un total de veintidós canciones) disco en solitario. “Diría que ambicioso es una mala forma de describirlo. Es más bien un disco muy personal. Con este disco quería plasmar un sentimiento. He pasado por un momento personal bastante difícil; malos momentos con mi ex pareja, comenzar una nueva relación, la muerte de mi padre, estábamos en mitad de la pandemia... Todas esas cosas. Lo sentí como un periodo de transformación. Pero no de una forma ambiciosa, si no que sentía que, cuando acabase todo eso, debía plasmarlo en un disco”.

"He pasado por un momento personal bastante difícil; malos momentos con mi ex pareja, comenzar una nueva relación, la muerte de mi padre, estábamos en mitad de la pandemia... Todas esas cosas"

En ese momento, Tim decide cerrar la puerta de los baños para evitar el bullicio de los niños que juegan en la sala contigua. Siguiendo con la entrevista y enlazando con la anterior cuestión, procedo a preguntarle por otro de sus trabajos al margen de la banda, “Oh No I Love You” (O Genesis, 12), confesándole mi especial predilección por este en concreto. “Muchas gracias. Bueno, veo este disco como una foto preciosa del momento en el que escribía con Kurt Wagner de Lambchop. Fue una forma de trabajar totalmente distinta. Normalmente, escribo letras y alguien más le pone música. Alguien de la banda, o alguien externo. Ya hace diez años del lanzamiento de ese disco, y recuerdo estar en Manchester e ir ver a Kurt Wagner a un concierto, no estoy seguro si fue en solitario o con Lambchop. Después estuvimos hablando y me propuso hacer un disco, me dijo ‘¿Y si esta vez yo trabajase en las letras y fueses tú quien añadiese la música?’”. Cabe entender, por tanto, que en ese trabajo Burgess cambió diametralmente sus maneras habituales de trabajar, algo que en la práctica le resultaría muy satisfactorio. “Era algo conceptualmente distinto. En ese momento estaba viviendo en Los Ángeles y volví a mudarme a Londres. Ahí es cuando pensé que necesitaba trabajar en un disco en solitario. Así que llamé a Kurt, nos reunimos, y empezamos a trabajar. Quedábamos todos los días a las diez de la mañana, tomábamos café, hablábamos, él volvía a su casa, yo volvía a mi hotel, y trabajábamos en solitario. A veces tenía alguna letra, o alguna melodía, pero en lo que en total fueron unos diez días teníamos las canciones. Y en tres más teníamos el disco. Varias canciones son primeras tomas. Lo considero un disco particularmente hermoso. Un disco de transición personal”.

Volviendo al legado de los de Manchester, me permito recordar que hace algunos años y coincidiendo con algún tipo de aniversario de su publicación original, “Tellin’ Stories” (Beggars Banquet, 97) fue reeditado. También admito, sin tapujos, que es mi disco favorito de The Charlatans: un álbum poco menos que perfecto que, además, fue publicado en el momento adecuado (esto es, en pleno apogeo del Britpop). “Cuando estábamos trabajando en este disco, nuestro teclista Rob Collins murió en un accidente de tráfico. Eso fue una tragedia, en todos los sentidos posibles. Después de eso, Martin Duffy de Primal Scream vino a ayudarnos a terminar el disco [ndr: el propio Duffy fallecería repentinamente apenas dos semanas después de esta entrevista]. Y luego tocamos en Knebworth abriendo para Oasis en aquellos conciertos multitudinarios, después de que Duffy se hubiera aprendido todas las canciones. De algún modo, para nosotros todo eso fue como algo mágico que llegó justo después de afrontar esa tragedia. Creo que es un disco fantástico, pero obviamente fue muy difícil para mí porque Rob era uno de mis amigos más cercanos”. “Telling Stories” es el ganador del abajo firmante, pero, ya que estamos, parece interesante dar con la propia elección de Burgess y conocer así de primera mano qué disco de The Charlatans considera como el más representativo o importante del combo. “Para mí, sin lugar a dudas, es ‘Modern Nature’ (BMG, 15). Porque es tan bueno como cualquier otro, pero al mismo tiempo fue un álbum totalmente inesperado y original. No suena como ningún otro disco que hayamos grabado antes. Tiene su propio brillo y en ese disco puedes notar la aportación de todas las personas involucradas, sintiéndose parte del asunto y queriendo ser partícipes del proceso”.

A lo largo de las más de tres décadas de existencia de The Charlatans, la prensa ha metido al grupo en el saco de lo que se conoció como escena Madchester para, poco después, incluir sin tapujos su nombre en aquel torbellino que fue el Britpop, colgándoles unas etiquetas que en realidad no inquietan a nuestro protagonista. “No les presto especial atención, pero en su momento fue ciertamente emocionante. Éramos parte de algo, de una escena. Me refiero a que la escena de Manchester es muy importante e incluye una asombrosa selección de músicos y bandas. Grupos como Joy Division, New Order, The Fall, The Smiths... Son todas brillantes, y eso no es algo que pase de un día a otro, no hay un Big Bang que lo motive de manera inmediata. Así que, en ese sentido, fue muy bonito formar parte de eso. El Britpop es algo diferente. Eso sí que fue como una gran explosión: una forma de exportar la música británica al resto del mundo. Fue como empezar una gran campaña”. Efectivamente, aquellos años del Britpop fueron tiempos de bonanza, al menos en cuanto a repercusión, éxito mundial y ventas de cedés se refiere, tanto que quizá pudiese añorar algo con respecto a los tiempos actuales. “No, porque creo que ahora mismo tenemos todo lo que necesitamos: seguimos tocando y viajando. Seguimos disfrutando de lo que hacemos día a día”.

"Creo que ahora mismo tenemos todo lo que necesitamos: seguimos tocando y viajando. Seguimos disfrutando de lo que hacemos día a día"

Efectivamente, The Charlatans llevan más de treinta años funcionado como banda y continúan entregando buenos discos y firmando enérgicos conciertos, circunstancia que aprovecho para indagar en la propia longevidad del proyecto en cuestión. Y, de paso, dilucidar si esa continuidad ha llegado a peligrar en algún momento con una posible disolución asomando el horizonte. “Sí, claro. Hemos pensado en separarnos unas cuantas veces. Aunque solo una de ellas estuvimos realmente cerca de hacerlo. Buscábamos diferentes caminos y pensamos en ello, pero no nos duró mucho. Al final, nos sigue emocionando hacer música. Diría que ese es el único secreto. Seguir haciendo música mientras tengamos algo que decir; y seguir sacando discos cuando creamos que es el momento de hacerlo...”. Hace algún tiempo que Tim Burgess viene organizando las “Listening Parties”, o lo que es lo mismo, audiciones de un álbum completo en directo y a través de las redes sociales. Durante la escucha, los usuarios añaden comentarios e interactúan con los propios artistas, en una iniciativa que ha disfrutado de gran aceptación. “Elijo los discos seleccionados de forma totalmente aleatoria. Obviamente, hay muchos que son elecciones propias, casi obligatorias. Hay otros que simplemente acaban de salir. Realmente, siempre he encontrado divertido compartir música, comprar discos y enseñárselos a gente. En un momento dado se dio la oportunidad de hacerlo: obviamente la pandemia resultó ser el momento perfecto para probar qué tal funcionaba, porque fue cuando todo el mundo tenía tiempo”.

Tratándose, como es el caso de Burgess, de una figura mítica dentro de la escena indie británica, cabe preguntar cómo percibe el actual entorno musical del país. “Sinceramente, no sabría decir si somos parte de la escena. Somos parte del país, claro. Pero somos una banda de otra generación, aunque sigamos en activo y sigamos creciendo. En cualquier caso, creo que actualmente hay una escena muy interesante en Reino Unido”.

Unas horas después de que tuviera lugar esta entrevista, The Charlatans ofrecerían un espléndido concierto con el que certificaron su triunfo en el siempre exigente Purple Weekend. Un evento con solera y un perfil bastante concreto, copado por un público que reverencia los sonidos de los sesenta, la escena mod, el garage o la psicodelia. “En realidad, no tengo ni idea de qué nos encontraremos. Pero creo que tenemos un sonido bastante clásico y en el cartel hay bandas con un sonido realmente extraordinario. Algo así como sonidos cercanos a los setenta, pero en forma de rock hecho para el público actual. En cualquier caso, estoy seguro de que será un gran concierto. No estoy seguro de qué tocaremos, pero será una gran noche”.

Ya para acabar, al menos el tramo “oficial” de la charla (nunca mejor dicho), intentamos despejar la duda acerca de si Tim disfruta más interpretando los grandes éxitos del grupo o, por el contrario, prefiere tirar de canciones algo más recientes. “Bueno, en realidad eso varía dependiendo de varios factores. No hemos compuesto canciones en bastante tiempo, así que intentamos mantener un equilibrio y meter canciones de cada disco. Hay canciones que no hemos tocado en mucho tiempo, como ‘Come Home Baby’ de ‘Mother Nature’, por ejemplo [ndr: finalmente, ese tema tampoco sonaría en el concierto]. “Pero, por supuesto, en un concierto no pueden faltar clásicos”.

Aunque la charla oficial terminase aquí, lo cierto es que aún hubo tiempo para la confesión del entrevistador acerca de su devoción por The Charlatans desde sus tiempos (ya lejanos) de adolescente y la inevitable satisfacción por la entrevista conseguida, a lo que siguió lo que pareció un sincero agradecimiento por parte del músico. También hubo espacio para que el vocalista preguntase por la opinión del plumilla acerca de “Us And Only Us” (Universal, 99), mientras autografiaba mi copia del elepé. O incluso para comentar los prolegómenos del partido que poco después enfrentaría a Inglaterra con Francia en los cuartos del Mundial, y que el grupo al completo fue a ver a un bar de la ciudad. Finalmente, Francia se impuso a Inglaterra por dos goles a uno, pero Tim Burgess y el resto del grupo se resarcirían sobre el escenario con un triunfo incontestable en forma de concierto apoteósico que ya es historia del Purple Weekend.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.