Sin freno
Entrevistas / Omar Rodriguez-Lopez

Sin freno

Joan S. Luna — 03-07-2012
Fotógrafo — Archivo

El guitarrista y cerebro de The Mars Volta se pasará este mes de julio por España. Estará en el FIB junto a sus compañeros de At The Drive-In, pero el día antes visitará Barcelona (Music Hall, 11 julio) para ofrecer su primer concierto en nuestro país con su Omar Rodriguez-Lopez y presentar el recopilatorio “Telesterion”.

Al margen de sus dos bandas principales, el puertorriqueño Omar Rodriguez-Lopez cuenta con más de veinte discos firmados en solitario, con algún amigo o con sus diversos grupos de acompañamiento. Para facilitarle las cosas a sus fans, ve la luz el doble CD recopilatorio “Telesterion” (ORL Records, 12), en el que se reúnen un total de veinticinco temas (treinta y ocho en el formato cuádruple vinilo) espigados de esa veintena de álbumes. A lo largo del amplio minutaje podemos descubrir sus distintas caras, desde la más experimental a la más rock, desde la más accesible a la más latina y salsera. Me pregunto cómo demonios tiene tiempo para tanta actividad (incluyendo su carrera como cinematógrafo, que cuenta ya con las películas “The Sentimental Engine Slayer” y “Los chidos”). “Es algo muy sencillo aunque parezca complicado. Yo digo que es una bendición. Me pagan y puedo vivir por hacer algo que hacía en mi cuartito: hacer mucha música. Alguna gente utiliza su tiempo libre para cocinar y nadie le paga por ello, pero podrían llegar a pagarles y convertirlo en su vida. Estarían encantados, y así es como me siento yo. Nunca pensé en ganarme la vida haciendo carrera musical. Lo más normal es que me hubiese convertido en arquitecto, pero si eres puertorriqueño es muy probable que acabes músico o pelotero (se refiere a jugador de béisbol). Y así, en apenas unos pocos años, el guitarrista se ha convertido en uno de los músicos más activos que conozcamos. Montones de canciones, cuestión de trabajo y, sin duda, de talento. “Lo más importante es escuchar tu voz interior y dejarte llevar, y claro, hay trabajo duro, esfuerzo y también suerte. Para mí ha sido muy importante el ambiente familiar con mucha música, pero sobre todo los consejos de mi madre: ‘podrás ser lo que quieras si lo quieres de verdad’. Tú eres quien debe crear tu propia realidad. Si te pasas la vida pensando ‘no puedo, no puedo’, no podrás. Debes hacer como los niños chicos, si quieres algo con todo tu corazón, al final lo conseguirás”. No cabe duda de que él lo ha conseguido. Una larga trayectoria, este recopilatorio y un montón de aventuras musicales junto a algunos de sus mejores amigos, los que le acompañan en bandas como The Mars Volta, At The Drive-In y que también estarán respaldándole en el único concierto de su Omar Rodriguez-Lopez Group en Barcelona. “Esta gente es mi familia, mi mundo. Yo toco y grabo cada cosa, pero luego salimos a hacerlas en directo y cada uno aporta su parte. Antes les tenía diecisiete horas al día, siete días a la semana ensayando para los conciertos, pero ahora he cambiado. Ya basta de ser un tirano, que es lo que he sido durante once años. Yo, yo, yo y siempre yo. Intercambiar ideas es lo que más me interesa ahora mismo, y relajarme un poco. Para el concierto de la banda en Barcelona apenas ensayaremos. Nos vendrán a buscar por la tarde y nos iremos directamente a la sala a tocar”. ¿Y, al margen de la actuación de At The Drive-In en el FIB, qué es lo que escucharemos en los conciertos del Omar Rodriguez-Lopez Group? “En el concierto que veréis haremos un par o tres de temas de ‘Telesterion’ y un montón de canciones nuevas. Las tocamos en algunos conciertos y a los chicos les gustó como quedó el concierto, así que volveremos a hacer algo parecido... Me gusta que sea así, porque para mí la música siempre es presente, nunca pasado. Lo importante para mí es el proceso, escribir y grabar las canciones, por eso nunca me preocupo en lo que sucede después con los discos. Nunca pienso en si he hecho mi mejor disco o no, porque lo importante es continuar haciéndolos y mirar hacia adelante. La música es una forma de expresión, la música es expresarse y no puedes aceptar limitaciones. Mirar hacia el pasado es una idea burguesa muy mamona. Me gusta acabar todas las canciones que empiezo, eso también lo aprendí de mi madre. ‘Acaba lo que empieces, Omar’. Y siempre intento hacerlo. Acabo muchas canciones y las dejo en un closet, y ahí están hasta que cojo un puñado y las recupero para hacer un nuevo disco que tenga sentido. Es una mezcla entre una obsesión y una pasión. Es la búsqueda de mi sueño, es llegar al próximo punto, desarrollar la inspiración. No sé realmente lo que estoy haciendo, pero sé que es la voz de mi corazón que busca comunicarse. No soy un músico de estudios, sino que todo lo he aprendido tocando, con la familia, con los amigos, y es un lenguaje que conozco y que no tiene que ver con lenguas, sino con sentimientos que tienes dentro. Y en los conciertos eso además lo compartes con más gente”.

Antes de acabar, no puedo evitar interesarme por un par de temas relacionados con el cine. Por un lado, Rodriguez-Lopez nos sorprendió hace cuatro años al grabar la banda sonora de “Lejos de la tierra quemada” (“The Burning Plain”, Guillermo Arriaga) junto a ni más ni menos que el popular director de scores Hans Zimmer. “Cuando mi amigo Guillermo me dijo para trabajar en la banda sonora con Hans Zimmer me puse cauteloso. Pensé que ese sería mamón, ya sabes, siempre ha trabajado con esas bandas sonoras para Hollywood. Pero me sorprendió mucho conocerle. Éramos mucho más parecidos de lo que nunca esperase. No es un músico teórico, ha aprendido por su instinto, como yo, y eso nos hizo trabajar muy bien juntos. Mucha de la gente que estaba en esa película tenía un Oscar, yo no, pero les dije que estaba bien si ponían mi nombre delante (risas)”. Su nombre si aparece delante y en grande en los dos largometrajes de modesto presupuesto que el guitarrista de The Mars Volta ha dirigido: “The Sentimental Engine Slayer” y “Los chidos”. Las películas han pasado por diversos festivales de cine independiente (entre ellos Sundance), pero en España seguimos sin oportunidades para verlas. Ojalá eso cambie pronto. “Con las películas pasa como con la música. Lo importante es el proceso, hacerlas, filmarlas, pero una vez las has acabado ya no te pertenecen, son de la gente que las ve. Lo que pasa es que la gente que participó en ellas pensaba que había dedicado mucho tiempo, energía y esfuerzos y que estaría bien darlas a conocer. Para mí ya es suficiente con hacerlas, pero ellos llevan un tiempo trabajando para poder publicarlas y que la gente las vea. Así que sí, supongo que podréis verlas pronto”.

2 comentarios
  1. Genial!! No me pierdo este concierto por nada del mundo!

  2. Omar ha sido el mejor músico de la década pasada

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.