Sin esquemas fijos
Entrevistas / Betunizer

Sin esquemas fijos

Francesc Feliu — 23-10-2010
Fotógrafo — Archivo

Quizá no sea muy significativo que sus miembros hayan dados sus primeros pasos en proyectos como -entre otros- Balano, Orquesta del Caballo Ganador o Estrategia Lo Capto, pues, a tenor de lo que se observa en este trabajo de debut, sus pasos van encaminados hacia otros derroteros.

“Esto es algo que no hemos planificado. La regla del 33,3% nos ha llevado a lo que somos. Los tres miembros de la banda tenemos planteamientos diferentes y respetamos al cien por cien el punto de vista de los demás”. Así es como llegan a su propio concepto musical estos tres músicos de extenso currículo, cultivado en bandas de distintos géneros, en su aposento en los sonidos más duros. Esos mismos con los que saben crear compacidad, mirando con el rabillo del ojo a todo un sector alternativo estadounidense –Touch & Go, Amphetamine Reptile- aunque también gozando de muy diversas influencias externas. “El hecho de venir de ámbitos musicales muy diferentes amplia el abanico de influencias. No nos planteamos nada, excepto el hecho de que la base y la fuente de nuestros objetivos se basa en hacer cuantos más directos mejor. El sonido apareció solo”. Quizá por eso sorprenda la manera de enfocar los textos y como cantarlos. “Puede haber algo de surrealismo en nuestras letras, también algo de sugerente, pero también de cosas físicas, instintos primarios. Utilizamos la voz como un instrumento más. No tiene más importancia que el resto de elementos de la banda”. Es decir, que lo suyo es rock grueso basado en el sonido de los bajos, en el cual Santi García ha tenido mucho que ver a la hora de sacarle jugo. “Mientras sigamos teniendo ansia por escuchar bandas nuevas y estilos diferentes la salsa no se espesará. El papel de Santi fue el de transmitir nuestro sonido del directo al disco, sin interferencias”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.