“En ‘La buena suerte’ se concentran nuestros dos últimos años,  y estos han sido increíbles”
Entrevistas / Shinova

“En ‘La buena suerte’ se concentran nuestros dos últimos años, y estos han sido increíbles”

Javier Escorzo — 01-03-2021
Fotógrafo — Juan Pérez Fajardo

A veces, las canciones suelen tener mucho de premonitorio, cobran su verdadero significado tiempo después de haber sido creadas. Puede ser el caso de los once cortes que forman “La buena suerte”, el nuevo disco de Shinova, que fueron compuestos en su mayoría antes de que la pandemia estallase pero que, debido a su espíritu optimista, parecen haber sido escritos para ayudarnos a salir de esta angustiosa situación. Ellos mismos nos explican cómo ha sido el proceso.

Lo primero de todo, me gustaría saber cómo os encontráis, si estáis bien y cómo habéis llevado estos tiempos tan extraños.
Pues, al margen del asunto pandémico, estamos bien, con ilusión y trabajando más que nunca para que la gira de “La Buena Suerte” pueda seguir sumando fechas, incluso en estas circunstancias.

“Buscamos esa evolución en cada trabajo, y con este nuevo disco hemos cruzado líneas que quizá en otro momento no tocaba cruzar, o que ni siquiera conocíamos”.

¿Ha afectado la situación general a las canciones del disco? Creo que el grueso del repertorio estaba escrito antes de que estallara todo el asunto del coronavirus.
Así es, solo hay dos canciones compuestas en los días de confinamiento, “Torre de Naipes” y “Te Debo una Canción”. La primera, con un mensaje crítico, de doble filo, y la segunda, escrita desde ese “echar de menos” a los nuestros, una manera de reducir a través de la música esa obligada distancia. El resto del disco, como bien dices, estaba ya muy avanzado y, escapó, al menos artísticamente, al impacto del coronavirus.

Y el hecho de que no hayáis grabado el disco del tirón, sino por partes, ¿estaba pensado así o ha sido por culpa de la pandemia?
Hubiera sido así de todas formas. Como aún estábamos en plena gira, para que encajaran las fechas decidimos grabar el disco en dos tiempos. Solo cambió la fecha de la segunda parte de la grabación, que, en vez de abril, pasó a ser en julio y agosto.

A pesar de las circunstancias, creo que os ha salido un disco bastante optimista, ¿no? ¿Ha sido premeditado?
Cada disco es una fotografía de un instante, o de un tramo temporal. En “La Buena Suerte” se concentran nuestros últimos dos años, y estos han sido increíbles, viviendo cosas que uno puede soñar, pero que quizá no espera que se materialicen. Venimos de una etapa de mucha luz, y puede que esa sea la razón por la que las nuevas canciones visten ese carácter más optimista.

Habladme del sonido. Creo que se aprecia una evolución importante, pero al mismo tiempo se os sigue reconociendo está ahí vuestro sello.
Ese era el plan. Buscamos esa evolución en cada trabajo, y con este nuevo disco hemos cruzado líneas que quizá en otro momento no tocaba cruzar, o que ni siquiera conocíamos.

“Si miramos por el retrovisor, nos damos cuenta de que cada una de las personas, cada uno de los pasos, han sido fundamentales para llegar hasta aquí”.

¿Qué papel ha jugado Manuel Colmenero en la producción? ¿Cómo os habéis entendido con él?
Trabajar con Manuel ha sido una experiencia increíble. Desde la primera conversación que tuvimos, a mediados de 2019, hasta el cierre definitivo del disco, hemos aprendido una barbaridad. Supo leer muy bien nuestras intenciones, y partiendo de algo tan esencial como eso, comenzamos a trabajar en esa dirección, potenciando lo mejor de nuestra identidad como banda, y cargándonos muchos de aquellos elementos que quizá no aportaban demasiado o difuminaban el mensaje de nuestras canciones.

Me ha parecido muy original la forma en la que habéis ido mostrando los adelantos del disco. En La sonrisa intacta, por ejemplo, contasteis con cameos de El Kanka, Patricia Benito, Diego de Veintiuno para las redes sociales. ¿De dónde salen esas ideas?
Nacen del equipo que nos está echando un cable en redes y, por supuesto, de la buena fe de esos amigos que se prestan a que les liemos con nuestras cosas. El Kanka, Patricia o Diego, son personas que admiramos y queremos mucho, y ha sido una maravilla ver cómo suena La Sonrisa Intacta desde sus puntos de vista, siempre únicos.

Hablando de colaboraciones, en Palabras contáis con ELE. ¿Cómo se cruzaron vuestros caminos? ¿Por qué pensasteis en ella para esa canción?
Coincidimos con ella en el Inverfest del año pasado. Allí escuchamos su voz por primera vez y nos quedamos prendados de su forma de expresar la música. Por aquel entonces, ya existía “Palabras”, en una demo con su primera versión, e intuimos de una manera muy clara que la voz de Ele encajaría como anillo al dedo y que sumaría muchísimo en una canción de estas características. Tardamos en pedírselo, pero cuando lo hicimos, fue todo muy sencillo y fluyó de una manera maravillosa.

“Nunca hemos estado en el foco mediático, pero lo hemos contrarrestado con el día a día, con el trabajo constante”.

Otra canción importante del disco, sobre todo por su significado, es la Te debo una canción, en la que mostráis vuestro agradecimiento con el mundo, desde las personas que tenéis más cerca hasta otras de fuera de vuestro entorno. ¿Sentíais la necesidad de mostrar vuestra gratitud?
Si miramos por el retrovisor, nos damos cuenta de que cada una de las personas, cada uno de los pasos, han sido fundamentales para llegar hasta aquí, y aquí es donde queremos estar. Los días más claros, los más grises, las sonrisas y los momentos tristes, las heridas, la cura…todo ha sido necesario para llegar a “La Buena Suerte”. A todos los hechos, y a todas las personas que nos hemos cruzado, le debemos gratitud, o en este caso, una canción.

El disco se titula La buena suerte. Qué grado de importancia creéis que puede tener la suerte para triunfar en la vida en general, y en la música en particular.
Hay muchos factores fuera de nuestro alcance, y ante eso, poco podemos hacer, pero lo que esté de nuestra mano, siempre irá adelante, con la pasión y la fe necesaria. Así hemos construido nuestra trayectoria. Nunca ha sido fácil. Nunca hemos estado en el foco mediático, pero lo hemos contrarrestado con el día a día, con el trabajo constante, y de esa manera, hemos acabado haciendo de la música nuestra profesión. Supongo que esa ha sido nuestra manera de buscar la buena suerte, y se puede extrapolar a la vida en general.

Cuando se publique esta entrevista el disco acabará de salir a la venta, pero ya habéis tenido la oportunidad de hacer un par de presentaciones en directo. ¿Cómo está siendo la reacción del público? Cuando tocasteis en Vitoria, de hecho, el disco todavía no había visto la luz.
Lo de Vitoria fue arriesgado, porque tocamos muchos temas que aún no había escuchado nadie, y la jugada podía salir muy bien… o muy mal, y lo cierto es que nos llevamos una alegría de las grandes al ver la reacción de la gente. Hubo una conexión instantánea y fue de esos momentos que recordaremos, por lo especial del instante y porque las primeras veces siempre quedan en la memoria.

Para terminar, y siguiendo con el tema de los conciertos: vosotros que estáis dentro y tendréis información de primera mano, ¿qué perspectivas se manejan? ¿Vamos a volver a una relativa normalidad en un futuro próximo o habrá que esperar todavía?
Ojalá todo vaya acercándose a la normalidad pronto. Lo único que sabemos es que la gente de Hontza y Planeta Sonoro, nuestras oficinas, están trabajando una barbaridad para lograr llevar “La Buena Suerte” a los escenarios de una manera digna, y aunque es mucho más difícil de lo habitual, están saliendo un buen número de fechas, algunas anunciadas y otras, por precaución, todavía bajo llave.

En cualquier caso, supongo que con un gran disco en la calle, estaréis con ganas de subir a la furgoneta y presentarlo en todos los sitios que podáis y en las circunstancias que sea menester, ¿no?
Entendemos la música de esa manera. Nos conocimos en un local de ensayo, hace años, y desde ese momento, hacer carretera en la furgoneta, de escenario en escenario, ha sido nuestro modo de vida.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.