Tras más de una década de carrera, todo parece haberse precipitado alrededor de Rufus T Firefly con motivo de la publicación el año pasado de “Magnolia”. Con “Loto” han querido profundizar en su vertiente más psicodélica, fruto de los numerosos conciertos en los que han participado (y que seguirán dando sin parar, como demuestra su nueva gira, cuyas fechas puedes ver al final de esta entrevista). Sin embargo Víctor Cabezuelo y Julia Martín-Maestro ya están pensando en cambiarlo todo de nuevo. Veamos por qué.

“Loto” es un disco que continúa la senda trazada por “Magnolia”, pero ¿hasta que punto es un álbum de descartes?
(Víctor): La verdad es que estas canciones tienen un poco de todo. Pero sobre todo son ideas que no se terminaron de desarrollar en ”Magnolia” y durante la gira las hemos acabado de finalizar. Nosotros tardamos mucho en hacer las canciones porque las pre-producimos mucho. No es que partamos solo de una idea de cuatro acordes y una melodía, sino que desde el principio ya empezamos a meter muchos sintes y detalles en la propia maqueta. Por eso primero decidimos cuales queremos que sean las que saldrán en el disco, y luego empezamos a trabajar mucho en ellas. Es cierto, por tanto, que se quedaron unas ideas ahí pendientes cuando grabamos “Magnolia”, y a esas ideas se les han unido otras que por ejemplo han surgido durante las pruebas de sonido. Momentos en los que se ponían Julia (batería) y Miguel (bajo) a improvisar mientras yo les grababa a escondidas con el móvil para luego trabajar sobre eso. Pues de esas serie de cosas ha salido este disco. Y yo no lo veo como un disco de descartes de “Magnolia”. Lo veo como un disco de continuación o si me apuras de finalización de una etapa. Es como que con “Magnolia” abrimos una vía de sonido en nuestro estilo y con “Loto” la hemos querido completar. En “Magnolia” había cosas en cuanto al sonido en el que nos habíamos quedado un poco como a medias y, con la experiencia que nos ha dado tocar estas canciones en directo, es como hemos podido llegar a hacer “Loto”. Y ahora lo que queremos es tocar durante los próximos meses estos dos discos juntos, para luego parar y hacer otra cosa totalmente distinta”

Agradecemos mucho conectar con la gente, pero no sabemos por qué ha pasado“.

Bueno y ¿qué es eso tan diferente que vais a hacer de ahora en adelante?
(Víctor): La verdad es que tenemos ideas que se nos están pasando por la cabeza.

Pero ¿es un cambio de registro total? Por ejemplo siempre os gusta hablar de bandas como Apparat o Four Tet ¿vais hacia una psicodelia más electrónica?
(Víctor): Ahora que mencionas lo de Apparat y Four Tet, yo eso lo veo más como el final del camino. Me he visto siempre llegando ahí, a hacer música electrónica muy tocada. Orgánica, pero electrónica al fin y al cabo, en la que haya muchos elementos ahí jugando. Porque lo que hace Apparat me parece increíble. Pero hasta llegar ahí digamos que hay diferentes caminos, y en realidad no sé cual será el siguiente paso pero, después de tantos conciertos de “Magnolia”, he acabado cansado de este sonido y me molaría cerrarlo e ir por otra vía. Pero no tenemos muy claro cuál será todavía.
(Julia): Sí que es verdad que, cuando te dejas llevar, experimentar y eso, es muy difícil salir de la psicodelia. Da igual que sea más rock, más experimental o música clásica. Para mi la psicodelia es la libertad para hacer algo sin un esquema o una estructura que seguir en la canción. Y eso es algo que va a seguir ahí porque a mi, por ejemplo, si me cierras un tema con una estructura me cuesta mucho interiorizarlo. Por eso tengo claro que vamos a seguir haciendo música psicodélica, lo único que los matices, las texturas, los efectos y los filtros van a ser totalmente distintos.
(Víctor) A mi la psicodelia no me parece un estilo. Me parece una forma de enfrentar las canciones. Hay temas de grupos, que a priori no son psicodélicos como Radiohead, que tienen mucho de psicodelia. Porque para mi se basa en una manera más intimista de componer, como si la música surgiera más hacia dentro que hacia afuera.

Pero ¿hasta qué punto pensáis que ha sido importante para vuestra actual repercusión tener canciones que pueden llegar al gran público, como por ejemplo “Ultima noche en la tierra” o “Nueve”? ¿Hasta qué punto esas canciones han sido importantes para que Rufus T Firefly fueran más populares?. Porque por ejemplo “Loto” carece de un tema así.
(Julia) Yo creo que forma parte de nuestro proceso. Es algo que no sabes nunca qué es mejor o peor sino que intentas aprender. Lo que está claro es que estamos orgullosos del trabajo que hemos hecho y que quizás precisamente por eso ya no nos apetece seguir haciendo lo mismo Creo que es parte de un proceso fundamental, que está ahí y tiene que estar ahí porque, sin ello, no somos nosotros.

Ya pero ¿pensáis que ha sido importante haber dado en el clavo con esas canciones?
(Víctor) Sin duda el tener esas canciones ha sido clave para que podamos crecer. Eso está clarísimo. Lo que pasa es que ha sido sin querer. Tú dices que esos temas son hits y yo te digo ¡joder tío! no lo hemos hecho aposta (risas). Digamos que nuestra intención a la hora de hacer ”Ultima noche en la tierra” o por ejemplo “Pompeya” o cualquier otra canción, era la misma. Nosotros hacemos canciones según nos van viniendo las ideas, y en ningún momento hemos pensado: esta va a ser la canción con la que conecte le gente. Si supiéramos hacer eso, igual lo hubiéramos hecho antes. Pero no, no sabemos. Y si en “Loto” no ha sucedido, tampoco pasa nada. No es lo que pretendemos. Agradecemos mucho conectar con la gente, pero no sabemos porque ha pasado. De hecho hay mucha gente que me pregunta ¿cuál ha sido la clave de que Rufus haya pegado de repente ese subidón con ‘Magnolia’? Y la verdad es que no tengo ni idea.

Bueno, a mi en cierta medida me sorprende que la repercusión os haya llegado ahora con “Magnolia” y no antes con “Nueve”. Porque si te pones a escuchar los dos discos, para mi “Nueve” tiene más capacidad de enganche. Tiene un componente más melódico y sin embargo ha sido ahora
(Víctor) Absolutamente, ha sido una cosa de cien veces más. Hemos pasado de nada a todo y los primeros en no entender nada somos nosotros.

Curioso que seáis los primeros sorprendidos
(Víctor) Ni te lo puedes llegar a creer. Es como descolgar el teléfono una mañana, empezar a recibir mensajes increíbles y preguntarte a ti mismo ¿qué está pasando aquí?. Es como difícil de asimilar todo lo que nos ha pasado en un año. Todavía me acuerdo mucho del concierto del que hemos hablado antes de empezar la entrevista, el de la sala Sidecar en Barcelona de hace unos meses, porque en ese concierto estaba Marc Ros de Sidonie y luego pasó a vernos al camerino y nos dijo: ‘chicos, lo que ha pasado hoy es el principio de algo muy importante, y os vais a acordar mucho de este día’. Y ¡claro que me acuerdo! Era la primera vez que veníamos a Barcelona a tocar y se había quedado gente fuera y los que estaban dentro se entregaron del todo. Fue un concierto muy especial.

“Creemos que es importante que las bandas de alguna manera moldeen el gusto del público y no al revés”.

Lo que pasa es que, visto desde fuera, y si por ejemplo fuera vuestro manager o algo parecido os diría, pero ¿qué hacéis? ¿Por qué cambiar precisamente ahora que habéis logrado el éxito con Magnolia? ¿Por qué no seguís ahí? ¿Por qué no seguís por la misma línea?
(Víctor) Es muy fácil de responder. Porque sino hubiéramos tenido esa voluntad de cambio, no estaríamos aquí. Seguiríamos haciendo canciones muy noventas y seguiríamos intentando ser Smashing Pumpkins. Que está guay, no lo critico, pero nosotros tenemos la necesidad de no repetirnos. Y no nos gusta que la gente sepa lo que le vamos a dar. No nos gusta ser muy complacientes con el público. Creemos que es importante que las bandas de alguna manera moldeen el gusto del publico y no al revés. Y además me parece importante para la música que esté en poder de los músicos, aunque el factor publico sea muy importante, pero hacer un tipo de música porque es lo que está de moda, o porque es lo que más se demanda… no sé, lo veo un poco frustrante”.

Pero por ejemplo sois muy fans de los Beatles y, sin ir más lejos habéis hecho una versión suya en “Loto” y claro el hecho de regalar una pildorita pop en un disco ¡joder! desde el punto de vista del oyente también se agradece ¿no?
(Víctor) Sí, sí. Digamos que tampoco queremos hacer música solo para nosotros mismos y tenemos claro que la música es para que le llegue a la gente. Pero… digamos que tratamos de encontrar el camino en el que nosotros disfrutemos mucho y la gente pueda llegar a recibirlas. No en todas las canciones, es evidente, porque en ocasiones hay algunas que son auténticas fumadas y eso es lo que hay. Pero al final todas las canciones que tenemos están basadas en el pop, en melodías, en estribillos. Son canciones más o menos raras, más o menos desarrolladas, pero todo es pop y todo viene un poco de los Beatles y de toda la música que se hacía en esa época. Este versión la hicimos como homenaje pero también para recrearnos nosostros. Fue venga vamos a hacer “Lucy in The Sky”.

Pues perdonarme que insista e incluso me ponga un poco pesado, pero me he quedado con las ganas de saber hacia donde van a ir vuestros próximos pasos, porque en realidad no me ha quedado nada claro.
(Julia) A mi me gustaría mucho poder hacer algo como lo que han hecho King Gizzard & The Lizard Wizard, que han editado cuatro discos en un año y hacen lo que quieren de verdad y lo transmiten… Además me gustan mucho el rollo que tiene la batería. Esa forma de mezclar el jazz de una manera que antes no había visto”

Pasa lo mismo con Ty Segall que es un tío que hace lo que le sale…
(Víctor) Justo, necesitamos ser un poco mas libres, porque creo que hemos estado reprimidos por nosotros mismos y ahora tocaría hacer lo que nos apetece. Aprender cosas nuevas que es lo que nos pide el cuerpo. Es un poco lo que dice Jul, molaría llegar a la libertad total a la hora de crear. Aunque yo también tengo eso de que no se nos vaya la olla y hacer algo que luego resulte infumable incluso para nosotros mismos.

Porque ahora mismo ¿estáis viviendo de la música?
(Víctor) Yo sí porque lo estoy compaginando con producciones, pero bueno, no todos los miembros de Rufus podemos vivir ahora mismo de la música. Hemos llegado a un punto en el que ya no perdemos dinero cada vez que tocamos que es el puto milagro.
(Julia) El tener que trabajar y tener que compaginarlo quema mucho y eso es algo que nos pasó factura justo antes de continuar con “Magnolia”.

Hablas de cuando se produce la marcha de Sara Oliveira (bajo) y Alberto Rey (teclados) del grupo…
(Víctor) Claro en esa época todo es muy difícil y cada vez se complica más porque para dar un paso hacia delante hay que dar cuatro hacia atrás y que ahora eso esté cubierto, tener furgo, tener posibilidades eso facilita mucho.

“Estar en sincronía con la naturaleza sí se ha dejado notar en “Magnolia” e incluso en “Lotose nota más”.

¿Y tenéis contacto con Sara y con Alberto?
(Víctor) A Sara la veo menos, pero a Alberto sí que hablo con él casi todas las semanas.

Y ¿no se dan de cabezazos por no haber aguantado más?
(Víctor) A mi me da mucha rabia, porque es un poco lo que decía antes Julia, ¡Hostias! habéis estado diez años aquí trabajando como cabrones y justo en el momento… No sé, imagino que les pasarán muchas cosas por la cabeza, aunque ellos ya saben que por mi parte siempre tendrán las puertas abiertas. Si algún día quieren volver a tocar en esta banda, solo tienen que pegarme un toque y encontraremos la manera de hacerlo. Lo que pasa es que también ese momento en el que afrontas el tener que dejar un grupo es muy importante y, sobre todo, en un grupo en el que llevas tanto tiempo, y de alguna manera imagino que también quieres romper con eso y ordenar tu vida en otro camino. Por eso igual vitalmente volver a Rufus sería como dar un paso atrás. No sé… pero me da pena, me da rabia y me flipaba tocar con ellos.

Porque ¿han dejado la música?
(Víctor) Alberto no toca, está metido en la arquitectura ahí a saco y Sara sí toca y lo lleva con más calma compaginándolo con su trabajo, pero creo que quiere sacar un disco ahora en solitario.

Oye y ¿hasta qué punto el hecho de vivir en Aranjuez fuera de las grandes ciudades influye en vuestra música?
(Julia): ¡Buff! Yo es que no podría vivir en una ciudad porque soy muy de campo y me agobio un montón

Pero ¿crees que eso influye?
(Julia) Yo creo que un poco sí porque, aunque suene raro, pienso que enfocamos la cosas de una forma más rural. El hecho de, por ejemplo, estar en sincronía con la naturaleza sí se ha dejado notar en “Magnolia” e incluso en “Loto “ se nota más.
(Víctor) Es difícil encontrarse contigo mismo en una ciudad que cada cinco minutos tienes algo que hacer y en el que todo va muy rápido. Y para los dos últimos discos que hemos hecho, parar un tiempo a reflexionar, a estar tranquilos y a disfrutar un poco del silencio ha sido muy importante, sino estas canciones no hubieran salido.

Pero a la vez ¿no pensáis que lo que es bueno para vuestra música no lo es tanto para vuestra carrera, y de haber vivido en Madrid las cosas se hubieran desarrollado de forma más rápida?
(Víctor) No, no lo creo. En realidad pienso que las cosas nos han pasado cuando hemos conectado con el publico, y una vez hemos establecido esa conexión ha venido todo lo demás. Y, que hayamos conectado con el público, ha sido una casualidad que no entendemos. Entonces creo que los contactos y conocer a la gente adecuada en el momento adecuado te pueden ayudar a empezar un camino pero, si la base no es sólida y no tienes muy claro lo que quieres hacer, no sirve para nada. Y en ese sentido, pues hemos tenido la suerte de estar diez años picando piedra y ahora ves un grupo que te parece nuevo, pero que de repente en un escenario están haciendo cosas muy chulas y con seguridad. Creo que ese es un poco la parte buena de haber sufrido tanto.

Aquí tienes las fechas y detalles de la gira de presentación de “Loto”:

FechaCiudadRecintoHoraPrecio
29 septiembre 2018AlicanteStereo / Alicante23:1517€
12 octubre 2018CórdobaSala Hangar00:00Gratuito
13 octubre 2018AlmeríaMadchester23:3017€
20 octubre 2018HuescaEl 21 / Huesca23:3017€
26 octubre 2018SantanderEscenario Santander21:3017€
02 noviembre 2018TarragonaSala Zero22:3017€
03 noviembre 2018ValenciaMoon Valencia21:3017€
09 noviembre 2018ZamoraLa Cueva del Jazz en Vivo23:3017€
10 noviembre 2018AlbaceteSala Clandestino00:00
16 noviembre 2018SalamancaPotemkin23:3017€
17 noviembre 2018ToledoCírculo del Arte / Toledo22:0017€
23 noviembre 2018PalenciaSala Universonoro22:0017€
13 diciembre 2018Uviéu/OviedoLa Salvaje23:5517€
14 diciembre 2018LeónGran Café / León22:3017€
22 diciembre 2018BilbaoKafe Antzokia23:5517€
18 enero 2019DonostiaDabadaba00:00
19 enero 2019ZaragozaLas Armas00:00
15 marzo 2019GranadaIndustrial Copera00:00
16 marzo 2019MálagaLa Trinchera00:00
11 abril 2019BarcelonaApolo Sala [2]21:3018€
13 abril 2019MadridLa Riviera21:3018€