“No sabemos qué será mañana de nosotros”
Entrevistas / Reykjavik606

“No sabemos qué será mañana de nosotros”

Fernando Fuentes — hace 2 semanas

Los donostiarras Kino Internacional y Borja Piñeiro sorprenden con este “Endless Summer in Peckham”, un nuevo álbum de electrónica nu-jazzera, con fuerte ramalazo UK, que supone un feliz y valiente paso más en su propio -y muy particular- devenir musical, ese mismo que no saben dónde los llevará en un futuro. Ni falta que les hace.

-Hola Reykjavik606, tras escuchar atentamente este nuevo ‘Endless Summer In Peckham’ no creo que -como muchos se han aventurado a afirmar- hayáis hecho un disco de nu-jazz con origen UK. Más bien creo que se trata de una evolución de vuestro sonido electrónico que, sin duda, tiene ahora una querencia más palpable hacia el jazz. Pero esto tampoco es nuevo, ¿verdad?
No, pero es nuestro primer álbum en esta línea.

-¿Es fácil desembocar en el jazz partiendo desde el ambient, el downtempo o el house o es más bien al contrario?
Como dirían los ingleses: Yes…. No… Maybe…

-Lo que sí está claro es que la actual escena nu-jazzística de Londres una inspiración directa en este álbum. Hasta el punto de que le dedicáis un tema al barrio de Peckham, un espacio clave en esta escena. Sí, pero cuándo, cómo y porqué…
Llevamos un par de años que casi todo lo que escuchamos son discos de este palo y de repente, como de la nada, surgió este sonido…

-Vamos a curiosear, ¿disco y artistas que tengan influencia musical directa en el disco?
Más que discos y artistas, han sido amigos los que nos han influenciado y descubierto discos increíbles que nos han inspirado; como la gente de 2headed Deer o Takami o Gills Peterson con sus programas de radio.

-¿Gustaría este “Endless Summer In Peckham”, por ejemplo, a Kamaal Williams?
Ojalá, pero eso es una pregunta que no te podemos responder nosotros, deberías hacérsela a él…

-No obstante, Donosti también es una ciudad con una cultura jazzera, ¿se pude decir que lo habéis mamado o para nada?
Para nada. Donosti tiene el festival de Jazz más importante del país pero no es una ciudad con cultura jazzera, que es lo más gracioso del tema. Si así fuese habría un circuito jazzero donde todas las semanas se programasen conciertos y desgraciadamente no es así. Gracias a clubs -como Dabadaba- podemos ver conciertos de palos diferentes de vez en cuando y cada vez es verdad que programan más conciertos de jazz, sobre todo de esta hornada tan fresca de UK.

“Donosti tiene el festival de Jazz más importante del país pero no es una ciudad con cultura jazzera”

-En España este tipo de sonidos, que aúnan electrónica y jazz, no son muy habituales, ¿por qué? ¿Es por una cuestión meramente cultural?
Pues la verdad que no te sabríamos responder a esto…

-Sabemos que Aitor Etxebarria -y su sello guerniqués Forbidden Colours, a través del que publicáis el disco- ha tenido culpa en este abundar vuestro respecto al jazz, ¿hasta qué punto? ¿Y, ya puestos, por qué no ha participado, al menos que se sepa, en el disco?
Ya el solo hecho de publicar en Forbidden es colaborar con él y, además, de la manera más importante. Si no hubiese sido por él, este disco no habría sido posible.

-¿Qué aporta el nuevo miembro de Reykjavik606 -léase, el batería de jazz Carlos Sagui, ex de Khalakan y Oreka Tx- al sonido del combo -en general- y a este nuevo trabajo, en particular?
La batería y la rítmica jazz.

-También, en el disco, habéis contado con colaboraciones de lujo; como la del bristoliano Ishmael Ensemble al saxo y la de Tenderlonius -miembro de Ruby Rushton- que ha sido el encargado de reversionar ‘Endless Summer In Peckham’. ¿Cómo surgieron ambas colaboraciones y qué nivel de satisfacción os produce su trabajo?
Todo fue muy natural. Conocimos a Pete porque en julio del año pasado la gente de Young Turks y The XX nos invitaron a pinchar a su programa de radio que suelen hacer en streaming. Metimos un track suyo y a partir de ahí todo surgió súper natural.

-Además en el disco suena el bajo de Xabier Barrenetxea y el violín de Arantza Molina, ¿ya se os puede calificar de banda -más o menos estable- o estos músicos solo acompañan de forma ocasional al núcleo duro que sustanciáis Kino Internacional y Borja Piñeiro?
Siempre decimos que no sabemos “que será mañana de nosotros”. La verdad es que dejamos que las cosas fluyan y que pase lo que tenga que pasar.

-Lo que salta a la primera oída es que este nuevo trabajo es mucho más orgánico que todo lo anterior junto… ¿es así? ¿El 606 va a ir poco a poco desapareciendo de vuestro nombre o en absoluto? ¿Mucha más mano que máquina?
Lo que te decía anteriormente: nunca sabemos qué haremos mañana…

-¿Cómo ha sido el proceso compositivo de “Endless Summer In Peckham”? ¿De qué habéis partido para crear los temas?
Salió de la nada, Kino se sacó una línea de Wurlitzer y a partir de ahí fuimos creando. El tema de introducir un saxo surgió más tarde, como te digo nunca tenemos planeado nada de antemano.

-El disco suena como si lo hubierais grabado en plan jam session, como ya pasó con el anterior ‘Kontatk’… ¿Ha sido así? ¿Y de una sola y valiente toma?
Hay canciones que sí las hemos grabado así, es decir, que solo se han grabado de una sola toma, pero no todas.

-¿Qué tienen los estudios Mecca que tan bien le sienta a vuestro sonido?
Lo tienen todo con lo que uno podría soñar. A parte, de entendernos a la perfección con Mikel Eceiza, el ingeniero de sonido.

“Pensamos que encajaría tanto en el Jazzaldia, como en el Sónar”

-El mío es ‘1980’, ¿cuál es vuestro tema favorito de disco y por qué?
¡¡El nuestro son todos!! Si no, no aparecerían en el álbum. Cada track tiene su particularidad.

-¿Cómo vais a presentarlo, ¿cuándo y en dónde? ¿Será con toda la banda en directo?
Lo presentamos en Dantz Festival a finales de agosto -con Carlos Sagi a la batería- y la idea es este invierno girar. Ya nos han salido varios conciertos y estamos muy contentos.

-¿O veis tocando en el Jazzaldia 2019? ¿O esto es mucho más de Sónar?
Pensamos que encajaría en cualquiera de los dos y nos encantaría estar en ambos.

-Kino, por cierto, tú participaste en la Red Bull Music Academy Bass Camp del 2013, ¿qué opinas de su desaparición?
Pues una pena porque instituciones como la Red Bull Music Academy son difíciles que vuelvan a ocurrir. La RBMA marco una época y la verdad que me siento súper afortunado de haberla podido vivir.

-Terminando, la portada es muy arty, creo define muy bien al contenido del disco… ¿quién la ha diseñado? ¿Qué queréis transmitir con ella?
La ilustración es de Asier Belloso sin duda nuestro ilustrador favorito de este país y toda la línea gráfica de David Galaar uno de nuestros diseñadores gráficos preferidos también. Ellos han tenido libertad total y conociéndonos han sabido reflejar lo que queríamos. Son súper ídolos

-Para terminar Reykjavik 606, ¿y ahora qué?
Ahora… ¡a girar!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies