Hablar de The Monochrome Set es tanto como hacerlo de Bid, líder de esta banda de exquisito pop psicodélico que durante los años del punk y el postpunk planteó una alternativa delirante y vitalista a los sonidos que les rodeaban. Aquella primera formación de The Monochrome Set publicó una serie de discos hoy considerados clásicos entre 1980 y 1985. Desde entonces la formación, con diferentes cambios ha tenido sus idas y venidas, en parte condicionada por la actividad de Bid como The Scarlett’s Well. en 2008, con motivo del 30º aniversario del nacimiento del grupo, The Monochrome Set volvieron a la carretera y desde entonces no han dejado de girar y publicar discos, el último de ellos el notable Maisieworld (Tapete/Gran Sol) que ahora vienen a presentar a Madrid (jueves 20, Sala 0), Valencia (viernes 21, Espai Rambleta) y Zaragoza (sábado 22, Psych Fest). El propio Bid contesta a nuestras preguntas…


¿Han cambiado mucho vuestros conciertos a lo largo de los años?
Bueno, las formaciones de The Monochrome Set han cambiado, así que sonamos muy diferentes de año en año. Ahora mismo somos una banda pequeña, pero con una gran dinámica.

¿Tienes algún ritual antes de salir a tocar?
Nos cambiamos de ropa antes de salir al escenario, así que generalmente me tapo las narices.

¿Hay algún hit en vuestros conciertos?
Creo que a la gente siempre le gustan las viejas canciones, como Jet Set Junta, Eine Symphonie o He’s Frank.

¿Y cuál es el porcentajes de nuevas y antiguas canciones que incluís en vuestros set lists?
Es difícil decirlo. En los países en loa que tocamos regularles les gusta escuchar nuevas canciones, mientras que en los que hemos tocado poco prefieren las clásicas. Así que hacemos una mezcla de ambas y ajustamos en cada sitio.

¿Cuál ha sido la mejor formación de The Monochrome Set e directo?
Hemos tenido muchas buenas formaciones, pero ninguna “mejor”, simplemente diferentes.

¿Cada uno de vuestros conciertos es diferentes, o tocar termina por convertirse en una rutina repetitiva?
Es muy diferente cada noche, especialmente ahora. Provocamos diferentes niveles de desastre cada noche.

¿Cuál es vuestro lugar favorito para tocar?
Respecto a la ciudad varía, porque la sala en la que tiene lugar el concierto condiciona mucho el mismo. Preferimos los escenario bajos y que están cerca del público. Un bue ejemplo es la sala Nachtasyl en Hamburgo.

¿Recuerdas vuestro peor concierto de siempre? ¿Y el mejor?
A lo largo de los años ha habido muchos conciertos en los que el público no ha tenido una buena respuesta, pero a pesar de ello nosotros disfrutamos tocar y siempre hay algo que aprender. No puedo recordar donde tuvo lugar nuestro mejor concierto… tal vez los conciertos que hicimos en Tokyo en 1990. Pero aquellos eran otros tiempo, la banda era diferente y yo también.

¿Cuál ha ido el accidente más estúpido que has tenido sobre un escenario?
La PA que alquilamos para un concierto se olvidó de funcionar. Fue hace mucho tiempo.

¿Crees que los discos en directo, y especialmente los discos en directo de The Monochrome Set como por ejemplo Live (1993, Code 90), reflejan la experiencia de veros sobre un escenario?
No, en realidad somos una banda a la que hay que ver en una sala, es mucho mejor experimentar todo el show y sentir la atmósfera del mismo.

¿Conoces algún grupo español?
Sí, a La Buena Vida.

¿Cuál es tu comida favorita cuando vienes a España?
Bueno, yo mismo cocino gazpacho, patatas bravas, tortilla, etc. Y también me gustan los churros.

¿Recuerdas la última vez que estuviste en Madrid?
Sí, fue un concierto tranquilo, que no se publicitó demasiado. Pero las veces anteriores fueron fantásticas.