La psicodelia con aperturas de mente se consolida en la agenda musical zaragozana. El Zaragoza Psych Fest cumple su sexta edición los días 21 y 22 de septiembre desde Las Armas con música, visuales, mercadillo, performance y más. Puedes escuchar bajo estas líneas la música que sonará.

Erre que erre, el colectivo Analog Love sigue embadurnando la capital del cierzo de cultura psicodélica. El 21 y el 22 de septiembre una decena de bandas acuden a la importante cita de Las Armas. Los británicos The Monochrome Set, los estadounidenses The Asteroid No.4 y los británico-italianos Sonars supondrán la representación internacional del cartel con Los Ojos como banda local y los grupos estatales: Neu Matter (Madrid), Quentin Gas y Los Zíngaros (Sevilla), Vulk (Bilbao), Melenas (Pamplona), Los Estanques (Madrid) y Black Maracas (Madrid).

Conversamos con el agitador cultural Manuel Cabeza, uno de los organizadores, que se muestra optimista también esta vez. “Tenemos buenas sensaciones. La venta de entradas va mejor que otros años y vemos bastante movimiento. Creemos que el simple hecho de llevar seis ediciones exitosas de festival va creando una sinergia que se expande mediante el boca oreja”.

Desde el comienzo, el Zaragoza Psych Fest ha llevado siempre una misma línea pero en contínua evolución. “La principal novedad de este año viene dada por los grupos y los djs. Muchos de ellos será la primera vez que den un concierto en Zaragoza y esperamos que sorprendan y emocionen al público. Además nuestros hermanos de la Feria de Arte de Zaragoza (FAZ) se van a encargar de decorar el interior del recinto con instalaciones artísticas, para crear durante los dos días del festival una experiencia estética y visual en sintonía con la música. También contaremos con los visuales de Yaguart, un reconocido visual dj y programador que seguro no deja indiferente a nadie”.

Los objetivos son claros. “No estaría mal hacer un sold out esta vez, y la cosa pinta bien. Y, por supuesto, que público y grupos vivan una experiencia única y estimulante. Que disfruten de la música y del ambiente que se crea y que eso les transporte más allá de sus estados rutinarios de conciencia y expresión”.