MÁS ALLÁ DE FINISTERRE
Entrevistas / Saint Etienne

MÁS ALLÁ DE FINISTERRE

Jesús Sáez — hace 17 años
Fotógrafo — Archivo

Dos años después de “Sound Of Water”, llega el nuevo disco de estudio como tal (tras un nuevo recopilatorio y diferentes singles y rarezas), del trío inglés: “Finisterre” (Mantra/Everlasting, 02). Poco antes de su actuación en el FIB tenía la oportunidad de hablar con ellos: el afable Pete Wiggs, el esquivo Bob Stanley (que acudía a la cita, al contrario de como suele acostumbrar) y la maternal Sarah Cracknell (que había sido madre de nuevo pocos meses antes). Éste es el resultado.

Puede que, hoy por hoy, los discos de Saint Etienne no soprendan por el asombroso avance que suponen con respecto a sus anteriores propuestas, a pesar de su evidente eclecticismo: una equilibrada mezcla entre música ambiental y de salón, y composiciones enfocadas a la pista de baile. Pero es una dosis que mucha gente espera ansiosamente, y su mayor cualidad reside en la capacidad de no decepcionar. “Finisterre” es una entrega más, pensada como banda sonora para unas imágenes. ¿Qué le diferencia de anteriores muestras? (Wiggs) “Bueno, al principio tratamos de trabajar con Aim (Andy Turner), pero la cosa no funcionó, él emplea bases hip hop y cosas así… pero puede ser que al final el disco haya sonado más dance”. (Stanley) “Creo que el nombre del disco es bastante descriptivo. Es un ambiente tranquilo, lleno de poesía, muy inspirador”.

“Ya sabes, siempre estás con cosas en la cabeza, en la parada del autobús, cuando lees un libro”

Pero, a pesar de ello, como bien menciona Wiggs, el disco da la sensación de, en ciertos momentos, penetrar en sonidos electrónicos más contundentes. (Stanley) “Sí, es muy posible. Es algo que sobre todo quedará plasmado en el concepto de directo que desarrollamos ahora, sin coristas, con muchos pregrabados y tal. También llevaremos imágenes”. (Cracknell) “Yo creo que probablemente éste sea nuestro disco más ecléctico”. Sí, pero es algo que en cierto modo es aplicable casi a la totalidad de sus discos. ¿Por qué ese discurso tan, llamémoslo, abierto? (Stanley) “Somos muy prolíficos. Para este disco grabamos cerca de veinticinco canciones y, al final, nos quedamos con las que más nos gustaron, las que aparecen en el disco, el resto probablemente aparecerán como caras B y demás”. (Cracknell) “Creo que no nos hemos planteado nunca la rotura de las reglas musicales, pero sí pienso que hemos cambiado muchas veces la manera en que trabajamos y componemos a lo largo del tiempo”. Pero, a su vez, su mayor capacidad probablemente está en sonar siempre frescos, cercanos, nada artificiosos. (Wiggs) “Ya sabes, siempre estás con cosas en la cabeza, en la parada del autobús, cuando lees un libro”. (Stanley) “Algo muy significativo también son las colaboraciones, aportan una pequeña parte cada una (mencionable la de la rapera Mineralwater en “Soft Like Me”…) a la parte entera, y enriquecen significativamente el resultado final”. El hecho de trabajar con imágenes puede que sea algo que no se haya asociado muy directamente a un estilo como el que trabajan Saint Etienne, pero años y discos los avalan. ¿Cómo se ve ahora a los Saint Etienne del principio? (Stanley) “Muchos años, canciones, discos, más arrugas…”. El grupo se muestra esquivo y le cuesta hablar de unos años complicados, sobre todo en la transición entre “Tiger Bay” (Warner, 94) y “Good Humour” (Creation, 98). Recuerdan la inocencia del primer disco “Fox Base Alpha” (Warner, 92) (Cracknell) “Todo eran prisas. ¡Vamos! ¡Canciones, canciones!”, con cierta melancolía, bromeando sobre ella y narran agradablemente el proceso de “So Tough” (Warner, 93), pero agachan la cabeza y evitan explicaciones sobre el largo periodo transcurrido hasta “Good Humour”, reflejo de una importante crisis dentro del grupo, por cuestiones principalmente de ventas y relaciones con discográficas, pero cuando oyen nombrar este último disco sonríen, como si de un efecto mágico se tratara como consecuencia del título. (Wiggs) “Disfrutamos mucho metiéndonos en aquella época en el estudio. Grabando aquellas canciones”. Probablemente porque de allí salió gran parte de su éxito actual y canciones como “Sylvie”. Y poco a poco hasta “Sound Of Water” (Sub Pop, 00), donde se materializa su colaboración con To Rococo Rot, con todo lo que ello conlleva. (Wiggs) “Queríamos grabar un disco allí y fue increíble poder contar con su ayuda. Tengo grandes recuerdos de aquel disco”. Sensaciones que se prolongan sobre “Finisterre” y la agilidad y vocación de hit de canciones como “Action” y la nombrada “Soft Like Me”. Hace años que acabaron los malos tiempos para Saint Etienne. Discos como éste último los auguran todavía mucho mejores.

Un comentario
  1. What a plrseuae to find someone who thinks through the issues

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies